Top Banner

Click here to load reader

EL OFICIO CUARESMAL DE LÁZARO DE BETANIA EN LAS · PDF fileEL OFICIO CUARESMAL DE LÁZARO DE BETANIA EN LAS IGLESIAS CATALANO-NARBONESAS ... jo se analiza la presencia de los...

Oct 15, 2018

ReportDownload

Documents

vanthien

  • EL OFICIO CUARESMAL DE LZARO DE BETANIA EN LAS IGLESIAS CATALANO-NARBONESAS (SS. XII-XV)

    por juAn PAblo rubio SAdiA, oSb

    reSuMenLa liturgia relativa a Lzaro de Betania muestra un singular inters tanto por su antigedad y su relevancia en el proprium de tempore como por su posterior proliferacin en el proprium sanctorum de las iglesias de la Galia. En este traba-jo se analiza la presencia de los formularios de Lazaro en fuentes medievales de tres demarcaciones de rito romano: la Italia centro-septentrional, Provenza y Septimania junto con la Catalunya carolingia. Se pretende mostrar la particular fisonoma adquirida por el oficio del viernes iv de Cuaresma en los obispados catalano-narboneses durante los siglos xii-xv. En el anexo final se transcriben los ncipits de los testimonios estudiados ms representativos.Palabras clave: Lzaro de Betania, oficio divino, Cuaresma, Narbona, obispados catalanes.

    reSuMLofici quaresmal de Lltzer de Betnia a les esglsies catalano-narboneses (segles XII-XV)La litrgia relativa a Lltzer de Betnia mostra un singular inters tant per la seva antiguitat i rellevncia en el proprium de tempore com per la seva posterior proliferaci en el proprium sanctorum de les esglsies de la Gllia. En aquest tre-ball sanalitza la presncia dels formularis de Lazaro a les fonts medievals de tres demarcacions de ritu rom: la Itlia central-septentrional, Provena i Septimnia juntament amb la Catalunya carolngia. Es pretn mostrar la particular fesomia adquirida per lofici del divendres IV de quaresma als bisbats catalano-narbo-nesos durant els segles XII-XV. A lannex final es transcriuen els ncipits dels testimonis estudiats ms representatius.Paraules clau: Lltzer de Betnia, ofici div, quaresma, Narbona, bisbats catalans.

    Miscellnia Litrgica Catalana [Societat Catalana dEstudis Litrgics], nm. xxiv (2016), p. 151-187ISSN (ed. impresa): 0213-0742 / ISSN (ed. electrnica): 2013-4010

    http://revistes.iec.cat/index.php/MLC/index / DOI: 10.2436/20.1002.01.15

  • Juan Pablo Rubio Sadia, oSb152

    AbStrActThe Lent office of Lazarus of Bethany in the catalano-narbonese churches (12-15 cent.)The liturgy related to Lazarus of Bethany is singularly interesting due to its an-tiquity and relevance in the proprium de tempore, as well as due to its later proli-feration in the proprium sanctorum in the churches of Gaul. This work studies the presence of the formularies de Lazaro in the medieval sources of three territories: central-northern Italy, Provence and Septimania including the carolingian Cata-lonia. The particular features acquired by the office of Friday IV of Lent in the catalano-narbonese dioceses during the 12th-15th centuries are presented. The incipits of the most representative studied documents are transcribed in the final annex.Keywords: Lazarus of Bethany, Divine Office, Lent, Narbonne, catalan dioceses.

    introduccinLa figura bblica de Lzaro, el resucitado de Betania mencionado en

    el Evangelio de san Juan (11, 1-44 y 12, 1-2.9-11.17), ha ocupado un pues-to de relieve en el ciclo del ao litrgico romano, tanto en el propio del tiempo como en el propio de los santos. En el primero, la liturgia de La-zaro se halla ntimamente ligada a la Cuaresma y, ms concretamente, a los escrutinios pre-bautismales. Los trabajos clsicos de R.-J. Hesbert, C. Callewaert y A. Chavasse han contribuido de forma decisiva a explicar su lugar inicial y su posterior traslado.1 Por otra parte, la multiplicacin de sus conmemoraciones dentro del santoral, especialmente en Provenza y Borgoa, surge a raz de la leyenda galicana, que converta a Lzaro en evangelizador y primer obispo de la ciudad de Marsella.2 En ambos casos,

    1. R.-J. heSbert, Les dimanches de Carme dans les manuscrits romano-bnventains, Ephemerides liturgicae, nm. 48 (1934), p. 198-222; C. cAllewAert, S. Grgoire, les scrutins et quelques messes quadragsimales, Ephemerides liturgicae, nm. 53 (1939), p. 191-203; C. cAllewAert, La Quaresima a Milano al tempo di S. Ambrogio, en Sacris Erudiri: Fragmenta liturgica collecta a monachis Sancti Petri de Aldenburgo in Steenbrugge ne pereant, La Haya, M. Nijhoff, 1940, p. 549-560 ; A. chAvASSe, Le Carme romain et les scrutins pr-baptismaux avant le ixe sicle, Recherches de science religieuse, nm. 35 (1948), p. 325-381.

    2. U. chevAlier, Gallia Christiana novissima. Histoire des archevques, vchs et abbayes de France: Marseille, Valence, Impr. Valentinoise, 1899, c. 1-6. Sobre las leyendas que convierten a Lzaro en primer obispo de Marsella, vase E. duPrAt, Lazare, vque de Marseille et ses six lgendes, Mmoires de lInstitut historique de Provence, nm. 22 (1947), p. 86-96.

  • El oficio cuarEsmal dE lzaro dE BEtania En las iglEsias catalano-narBonEsas 153

    su culto ha generado un interesante corpus eucolgico y musical, que ha viajado de una seccin litrgica a otra, dependiendo de tiempos y lugares.

    En la actualidad son pocos quienes han abordado este repertorio par-tiendo de las fuentes litrgicas medievales. Sin nimo de ser exhaustivos, vale la pena citar el trabajo de Callewaert, donde analiza los textos de la misa del viernes iv in quadragesima y atribuye al papa Gregorio Magno la autora de la antfona de comunin Videns dominus.3 Desde la ptica litrgica y musicolgica, J.-F. Goudesenne ha estudiado el santoral de Provenza, en el que Lzaro ocupa un puesto destacado junto a los santos Vctor, Juan Casiano, Marta, Saturnino y Trfimo. El repertorio musical creado para su celebracin debe inscribirse en el marco de la renovacin eclesistica del siglo xi.4 Por su parte, G. Gilnyi ha centrado su atencin en las antfonas y responsorios referentes a Lzaro y en su difusin por las regiones de Occidente. En su opinin, algunos de estos tems cuaresmales adquirieron una notable versatilidad y movilidad a travs de los siglos, emergiendo desde inesperados lugares y tiempos con melodas diversas. La autora resalta, adems, que las fuentes ms antiguas podran haber conservado una vieja prctica mediterrnea, que nos remonta a un pero-do en el que los gneros de canto litrgico no estaban claramente diferen-ciados.5 Nosotros mismos, finalmente, hemos identificado los responsoria Lazari como un distintivo de la liturgia romano-catalana, exportado tam-bin a otras iglesias de la Pennsula Ibrica que mantuvieron contactos con los obispados de la Marca hispnica en el momento de adoptar el rito francorromano.6

    3. C. cAllewAert, S. Grgoire, les scrutins, p. 196-203.4. j.-F. GoudeSenne, Les offices des saints patrons provenaux: apports de la musicologie

    lhistoire ecclsiastique dArles et Marseille (xe-xive sicles), en Hagiographie et culte des saints en France mridionale (xiiie-xve s.), Toulouse, E. Privat, 2002, col. Cahiers de Fanjeaux, nm. 37, p. 113-146.

    5. G. Gilnyi, Lenten chants on the raising of Lazarus in Early Mediterranean Antiphoners, en b. h. hAGGh y otros (ed.), Papers read at the 15th Meeting of the IMS Study Group Cantus Planus: Dobogk/Hungary, 2009, Aug. 23-29, vol. 2, [Ottawa], Lions Bay BC, 2013, p. 532. Steiner, sin embargo, no incluye el repertorio de Lzaro en su artculo sobre las antfonas cuaresmales in evangelio, donde se limita a las series del domingo iv, jueves iii y domingo i; R. Steiner, Lenten antiphons in evangelio, en T. bAiley y l. dobSzAy (ed.), Studies in Medieval chant and liturgy in honour of David Hiley, Ottawa, Institute of Mediaeval Music, 2007, p. 395-412.

    6. J. P. rubio SAdiA, Vestigios de la liturgia catalano-narbonesa en fuentes hispanas, Miscellnia Litrgica Catalana, nm. 22 (2014), p. 95-114; J. P. rubio SAdiA y S. ruiz torreS, Un antifonario desconocido en el Archivo Capitular de Barbastro,

  • Juan Pablo Rubio Sadia, oSb154

    El motivo de volver a ocuparnos de la celebracin litrgica de Lzaro radica en varios factores. En primer lugar, ningn autor ha examinado hasta el momento la configuracin y la relevancia que adquiri el vier-nes iv de Cuaresma en las fuentes catalano-narbonesas. Creemos, adems, que algunas de las conclusiones de Gilnyi, por no tener en consideracin esas fuentes, deben ser completadas o matizadas. Una tercera motivacin deriva de la presencia de los responsorios nocturnos de Lzaro en el ms. 44.2 de la Biblioteca Capitular de Toledo, un dato que permite replantear el origen de este antifonario clave en el proceso romanizador hispano en la lnea ya apuntada por R. Steiner.7

    As pues, nuestra exposicin contempla inicialmente tres escenarios en el iter seguido por los formularios litrgicos de Lazaro: la Cuaresma roma-na en el siglo vi, las fuentes litrgico-musicales de la Italia centro-septen-trional de los siglos xi-xiii y el santoral de las iglesias de la Galia hasta el siglo xv, en especial el de Marsella y Autun. Acto seguido, con un mto-do comparativo y analtico, examinaremos la fisonoma propia del oficio cuaresmal codificado en las fuentes catalano-narbonesas de los siglos xii-xv, atendiendo sobre todo al leccionario y al responsorial de maitines, as como a las antfonas de las horas diurnas. En el anexo final transcribimos los initia de los textos de las principales fuentes de nuestro marco geohis-trico.

    lAS FuenteS litrGicAS utilizAdAS

    Para llevar a cabo nuestro anlisis comparativo hemos consultado prcticamente un centenar de fuentes litrgicas italianas, francesas e his-panas, adems de los antifonarios consignados en los cuatro primeros volmenes del Corpus Antiphonalium Officii8 y de los que figuran en el repertorio de cantos eclesisticos latinos Cantus Database.9 Los testimo-

    testimonio de una liturgia de frontera, Nassarre, nm. 30 (2014), p. 223-278.7. r. Steiner, Introduction, en R. T. olexy y otros (ed.), An Aquitanian antiphoner:

    Toledo, Biblioteca Capitular, 44.2. A CANTUS Index, Ottawa, The Institute of Mediaeval Music, 1992, col. Musicological Studies, nm. 55/1, p. vii-xiv; r. Steiner, Directions for chant research in the 1990s: the impact