Top Banner
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA 2012 – 2013
38

MUJERES HISTÓRICAS Y FEMINISMOS CONTEMPORÁNEOS: EL DERECHO AL VOTO

May 20, 2015

Download

Career

Se observa el surgimiento de los nuevos retos que van apareciendo para y dentro del Liberalismo, de los cuales tendrá protagonismo indudable la cuestión social. Es el final de una época y el inicio de otra. Se observa el nacimiento de los principales cambios políticos, sociales, económicos y culturales que se fueron produciendo desde el último cuarto del siglo XIX. Será el tránsito del Liberalismo a la Democracia, cuando finalmente la cuestión social pase al primer plano en todos los ámbitos al conformarse lo que llamamos «sociedad de masas», y se vayan añadiendo cuestiones que llegan hasta nuestros días, como la cuestión femenina: la mujer comienza a reclamar con más contundencia su espacio público y sus derechos...
Welcome message from author
This document is posted to help you gain knowledge. Please leave a comment to let me know what you think about it! Share it to your friends and learn new things together.
Transcript
  • 1. GRADOEN GEOGRAFAE HISTORIA UNIVERSIDADNACIONALDE EDUCACINADISTANCIA 20122013

2. ElsurgimientodelEstadocontemporneo Yo me aventurara a pensar el que Anon (annimo), quien escribiera tantos poemas sin firmarlos, fue a menudo una mujer. (Una habitacin propia). MUJER (VLADIMIRKUSH,2013) 3. Se observa el surgimiento de los nuevos retos que van apareciendo para y dentro del Liberalismo, de los cuales tendr protagonismo indudable la cuestin social. Es el final de una poca y el inicio de otra. Se observa el nacimiento de los principales cambios polticos, sociales, econmicos y culturales que se fueron produciendo desde el ltimo cuarto del siglo XIX. Ser el trnsito del Liberalismo a la Democracia, cuando finalmente la cuestin social pase al primer plano en todos los mbitos al conformarse lo que llamamos sociedad de masas, y se vayan aadiendo cuestiones que llegan hasta nuestros das, como la cuestin femenina (la mujer comienza a reclamar con ms contundencia su espacio pblico y sus derechos); el nacionalismo (con distintos matices de aquel que dio origen a la nacin liberal); la crisis econmica (que acab provocando el fin de la confianza en el progreso constante que pareca haberse establecido con la segunda industrializacin y el progreso extraordinario de la ciencia); la nueva cultura (que manifiesta la insatisfaccin respecto a una sociedad burguesa bien asentada, y que viene a cuestionar desde los diferentes mbitos creativos). Claro que en la Presentacin de Contempornea, no es posible agotar la realidad por lo que el historiador selecciona los elementos significativos para presentar el pasado. No se cuenta todo, lo que se procura es abordar los temas que mejor expliquen el proceso de construccin del Estado contemporneo. El acontecimiento es la herramienta bsica del historiador para poder comprender y explicar el pasado, y, por lo tanto, para comprender y explicar nuestro presente al disponer de la historia clnica sobre la que analizar la evolucin de nuestra propia trayectoria como sociedad. Esta sucesin de acontecimientos necesita de un anlisis comprensivo, la razn que nos lleva a contarlos. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 MANUAL: PRESENTACIN 4. TEMA 13. EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEMOCRACIA http://elblogdelmaskpo.b logspot.com.es/2012/03/ causas-y-consecuencias- de-la-segunda.html 5. En las primeras dcadas del siglo XIX, en varios lugares de Europa hubo reacciones violentas de los obreros contra las mquinas, a las que vean como competidores que les arrebataban su trabajo; la represin de los gobiernos ante estos hechos fue contundente; al mismo tiempo, otros trabajadores se organizaban en agrupaciones, gremios o sociedades de oficios para pedir de forma pacfica a los patronos la mejora de su situacin laboral, o en hermandades de socorros mutuos para hacer frente al paro o a la enfermedad, siempre subordinados a que la situacin poltica de sus respectivos pases consintiera este tipo de agrupaciones. Poco a poco se fue formando en los trabajadores la conciencia de que el rendimiento de su trabajo daba derecho a reivindicar mejoras laborales y a demandar una legislacin que contemplara con justicia su situacin. Una de las mayores dificultades era conseguir una accin coordinada en un mundo del trabajo tan amplio y diversificado. Pero el gran paso fue la internacionalizacin del movimiento obrero. En 1864 se fund la Primera Internacional por idelogos marxistas y anarquistas, con la pretensin de organizar el movimiento obrero internacional. Los marxistas propugnaban la lucha revolucionaria para hacer desaparecer el capitalismo e implantar el socialismo. Los anarquistas eran contrarios a la lucha revolucionaria, no crean en el Estado, ni siquiera en un Estado revolucionario. Las disensiones entre ambos terminaron en ruptura. Las segunda Revolucin Industrial afianz y ampli el movimiento obrero, que se articul en torno al socialismo con tres corrientes fundamentales: el socialismo de Estado alemn, el laborismo ingls y el marxismo, este ltimo con diferentes manifestaciones. Tambin existi una corriente anarquista, que no tuvo una gran importancia salvo en pases del sur de Europa, y otra sindicalista cristiana, vigente desde finales del siglo XIX, con poca trascendencia. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA Apartado. Introduccin 6. Las sociedades mutuas y las sociedades obreras en Espaa A partir de 1830, sobre todo en Catalua, surgieron pequeas asociaciones con tendencias corporativistas o de resistencia, basadas en las ideas del socialismo utpico de Fourier, o Saint Simon. En 1840 se cre la primera agrupacin obrera con fines reivindicativos, la Sociedad Mutua de Proteccin de Tejedores del Algodn, cuya existencia legal fue posible por una Real Orden de 1839, que admita a las asociaciones de socorros mutuos. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 Apartado 1. La cuestin social http://www.veuobrera.o rg/02organi.htm http://elblogdepedrete.bl ogspot.com.es/2012/08/l a-mujer-moderna.html http://plan-igualdad.granaforma.com/?p=11 http://anacob3.blogspot.com.e s/2012/11/el-movimiento- obrero-del-ultimo-cuarto.html SOCIEDADES MUTUAS EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 7. Fue ilegalizada en 1841 por Espartero, por su vinculacin al republicanismo y por enfrentarse con los patronos. Las preocupantes noticias sobre las revoluciones europeas de 1848 hicieron que el Gobierno moderado de Narvez ilegalizara las sociedades obreras, que desde la clandestinidad organizaron huelgas como la que tuvo lugar en Sants, en 1854, extendidas a varias localidades catalanas. Con el triunfo de la revolucin, la nueva Constitucin de 1869 reconoci el derecho de asociacin, reunin y expresin, con mayor amplitud que ningn texto constitucional espaol hasta ese momento. En 1870 se constituy en Espaa por los anarquistas la Federacin Regional Espaola que en 1881 pas a denominarse Federacin de la Regin de Espaa. En 1910 los anarquistas fundaron en Barcelona su sindicato, la Confederacin Nacional del Trabajo (CNT), integrando a agrupaciones sindicales menores de Catalua y Valencia. En 1927 se fund en Valencia la Federacin Anarquista Ibrica (FAI), partido radical que intent una alianza con los anarcosindicalistas de la CNT. La estancia del marxista Lafargue en Madrid determin la creacin de un grupo de lite obrera, inclinado hacia el marxismo en la capital. El grupo dirigido por los tipgrafos Pablo Iglesias, Anselmo Lorenzo y Francisco Mora entre otros form la Asociacin del Arte de Imprimir. En 1888, la asociacin fund en Barcelona el sindicato Unin General de Trabajadores (UGT), con un programa ambicioso de reivindicaciones salariales y de mejora de las condiciones de trabajo. Un ao ms tarde, se fund por la misma asociacin el Partido Socialista Obrero Espaol (PSOE), dirigido por Pablo Iglesias, y unido a la UGT. Poco despus el PSOE se adhiri como partido obrero a la Segunda Internacional. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 Apartado 1. La cuestin social EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 8. La Primera Internacional La Asociacin Internacional de Trabajadores (AIT) se fund en Londres el 28 de septiembre de 1864 y fue la culminacin de contactos entre trabajadores britnicos, franceses y exiliados en la capital inglesa (polacos, alemanes e italianos), para formar la primera organizacin obrera de mbito internacional. La AIT sirvi para difundir las nuevas corrientes ideolgicas al tiempo que fue el escenario de los enfrentamientos entre sus principales lderes. Participaron en su organizacin los tericos ms destacados de esta etapa, Karl Marx, Friedrich Engels, Mijal Bakunin, tambin Pierre Joseph Proudhon. Marx redact el manifiesto inaugural y los estatutos de la nueva organizacin. Durante la dcada de los sesenta, las principales corrientes tericas con una gran influencia en la Primera Internacional fueron las presentadas por Proudhon, Marx y Bakunin, defensor este ltimo del anarco-colectivismo y sus respectivos seguidores. Los enfrentamientos entre los dos primeros se iniciaron desde el principio. Proudhon no era partidario de que los obreros tomaran parte en las luchas polticas, ni de la intervencin del Estado en cuestiones laborales por considerar que esta intervencin atentaba contra el derecho de libertad. Los planteamientos de los marxistas eran totalmente distintos, crean necesaria la lucha poltica, la creacin de un partido obrero para organizar a los trabajadores y conseguir el poder de formar revolucionaria. Slo as sera posible terminar con el sistema econmico del capitalismo, que permita a los propietarios de los medios de produccin aduearse de la plusvala producida por el trabajo de los asalariados. En sucesivos congresos las posturas de estos dos grupos se hicieron irreconciliables y terminaron con el triunfo de los marxistas, que consiguieron entre otras cuestiones, la aprobacin de la huelga como medio de lucha y la peticin de una legislacin laboral. A partir de 1869 los enfrentamientos fueron protagonizados por los seguidores de Marx y los de la Alianza de la Democracia Socialista, liderados por Bakunin. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 Apartado 2. La organizacin obrera internacional EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 9. Los planteamientos ideolgicos de los seguidores de este ltimo eran radicalmente distintos de los marxistas; mientras los primeros, llamados autoritarios, defendan la lucha poltica para llegar a la conquista del Estado, los segundos, los antiautoritarios, eran partidarios de una lucha constante para crear una conciencia revolucionaria que conseguira triunfar. Tambin discrepaban en cuanto a la accin poltica, de la que Bakunin era enemigo. La ruptura definitiva y la expulsin de Bakunin y sus seguidores tuvo lugar en el Congreso de La Haya de 1872 y supuso el fin de la Primera Internacional. Los marxistas trasladaron la sede de la Internacional a Filadelfia (EEUU), donde se celebr el ltimo congreso. Los partidarios de Bakunin se reunieron en Saint Imier (Suiza), y acordaron continuar con su actividad, que sigui durante unos pocos aos ms. La Segunda Internacional En 1889, coincidiendo con el primer centenario de la revolucin francesa, se reunieron en Pars los partidos socialistas, con la participacin de anarquistas y decidieron constituir en Bruselas la Segunda Internacional. La influencia del pensamiento de Marx (que haba fallecido en 1883) y de Engels, fue una constante en esta etapa, en la que participaron personalidades destacadas como Longuet y Lafargue (yernos de Marx), los alemanes Bernstein y Liebknecht, el austriaco Adler, el italiano Costa y el espaol Pablo Iglesias. Despus de encendidos debates entre los anarquistas y los socialdemcratas alemanes, en los que los ltimos defendan el apoyo a los regmenes parlamentarios, nica forma que permitira con el tiempo a los obreros llegar al poder, fueron excluidos los delegados no partidarios de la accin poltica. Los anarquistas quedaron fuera, siguiendo distinto camino que los socialistas. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 Apartado 2. La organizacin obrera internacional EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 10. HISTORIACONTEMPORNEAUNIVERSAL:1789-1914 Apartado 2. La organizacin obrera internacional Tambin en esta ocasin los congresos estuvieron jalonados por las disensiones entre las dos tendencias marxistas: la ortodoxa, liderada por los seguidores de Marx y de Engels y la revisionista que reclamaba, entre otras cuestiones, la colaboracin con los partidos burgueses. La situacin de los obreros haba cambiado desde la Primera Internacional, en esos momentos se estaba superando la crisis del 1873 y los revisionistas queran abandonar la va revolucionaria para emprender la de las reformas. La adopcin del sufragio universal, la fuerza cada vez ms creciente de los sindicatos y la mejora del nivel de vida de los obreros apoyaron la postura revisionista que se fue imponiendo desde principios del siglo XX. La Segunda Internacional termin en 1914, al estallar la Primera Guerra Mundial. http://marxists.catbull.com/espanol/indice.htm EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 11. La libertad de expresin, no slo de palabra sino de imprenta, fue uno de los principales logros de la revolucin liberal, plasmado en todas las constituciones liberales, que incluan generalmente un prrafo sobre la necesidad de evitar las trabas a su ejercicio. Gracias a esta libertad sera posible contener la arbitrariedad de los poderes pblicos, y as, preservar todos los derechos de los ciudadanos. Se puede afirmar que en el nico pas donde existi, durante todo el siglo XIX, una prensa libre y crtica fue en Gran Bretaa, destacando como portavoz de su clase media el diario The Times, fundado en 1785. En el resto de los pases europeos, a lo expresado en las respectivas constituciones se aada un desarrollo legislativo con recortes importantes y un apartado con las sanciones, en caso de contravenir la ley, que llegaban hasta el cierre del peridico. La difusin progresiva de la prensa en el siglo XIX supuso un avance social sin precedentes. A final de siglo, el control de la informacin haba dejado de estar en manos de un pequeo grupo de privilegiados; los peridicos de masas ocuparon un lugar muy destacado en el panorama de casi todas las naciones europeas, actuando como vehculo de movimientos polticos, sociales e ideolgicos y como cauce de informacin de los avances cientficos o de cualquier manifestacin religiosa, cultural o artstica. Durante el siglo XIX, la lucha por democratizar todos los sistemas parlamentarios estuvo ligada al fortalecimiento y desarrollo del movimiento obrero. El reconocimiento del sufragio universal (masculino) se fue generalizando desde finales del siglo en todos los pases europeos (Francia en 1884; Espaa en 1890; Noruega en 1898; Austria en 1907) y su implantacin trajo consigo el fortalecimiento de los partidos de masas y su importancia en la vida poltica. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 3. Los cambios sociales y los medios de comunicacin http://www.lne.es/astur ias/2012/02/26/libertad - imprenta/1204821.html EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 12. En este proceso la prensa desempe un papel fundamental, al dar a conocer los estados de opinin y analizar y difundir la situacin en los distintos pases. El primer diario publicado, titulado Daily Courrant, se fund en 1702 en Gran Bretaa, pas que promulg la primera Ley de Prensa en 1785 y donde se iniciaron los peridicos de negocios a finales de la centuria. Durante todo el siglo XIX la prensa britnica y de otros pases como Francia y Espaa tuvieron una gran actividad con publicaciones dedicadas sobre todo a tratar acontecimientos polticos, en forma de artculos y comentarios editoriales. Los avances en medios de transporte como ferrocarril, barco y telgrafo facilitaron de forma extraordinaria la recepcin de las noticias y la difusin de la prensa. Los diferentes inventos permitieron incrementar la produccin; las nuevas rotativas y la utilizacin de rollos de papel continuo permitiendo imprimir ms ejemplares, abaratando los costes para llegar a un pblico mucho ms amplio; a partir de mediados de siglo se crearon las primeras agencias de noticias y de publicidad para servir a los principales peridicos. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 3. Los cambios sociales y los medios de comunicacin http://urbancidades.wordpress.com/2008/05/26/im prenta-municipal-y-sede-de-el-imparcial/ EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 13. Las nuevas tcnicas utilizadas para reproducir grabados permitieron incluir ilustraciones y dieron lugar a un nuevo tipo de prensa, dedicada slo al entretenimiento, con gran aceptacin de los lectores, como la LIlustration, fundado en Francia en 1843, o Ilustracin, Peridico Universal, que nace en 1849 o La Ilustracin, editado en 1848 en Espaa. A finales del siglo XIX irrumpi en el panorama periodstico, tanto de EEUU como en algunos pases europeos, un nuevo tipo de prensa cuyo ejemplo ms destacado fue The World, de Pulitzer. Destinado al consumo de masas, estos peridicos se vendan a bajo precio, abandonaban antiguas frmulas y tenan un formato atractivo. Estas publicaciones producidas por grandes empresas con tiradas enormes y mucha publicidad, llegaban a un gran nmero de lectores y su aceptacin las acab convirtiendo en instrumento de gran influencia, que permitira manipulaciones de todo tipo. La prensa amarilla, que es como se denomin a este tipo de periodismo sensacionalista, se caracterizaba por presentar y privilegiar noticias escabrosas y catastrofistas, enredos polticos y escndalos. Su mximo representante fue el peridico The New York Journal, del empresario y periodista William R. Hearst (1863-1951). Tambin estaban The New Yok Times, creador de este tipo de prensa, Le Figaro, en Francia, Il Corriere della Sera, en Italia, El Imparcial y El Liberal en Espaa. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 3. Los cambios sociales y los medios de comunicacin http://www.todocoleccion.net/periodico- liberal-sevilla-5-junio-1929- interesante~x26002355 EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 14. La ciudad que exista antes de la Revolucin Industrial frecuentemente estaba rodeada de murallas defensivas o muros fiscales. Lo que hoy conocemos como cascos antiguos constituan entonces este espacio. El crecimiento de la poblacin fue mucho ms rpido que el del encorsetado recinto. La escasez de suelo hizo que aumentara el nmero de personas por vivienda y el nmero de viviendas por edificio; aparecieron las casas de corredor, con deplorables condiciones higinicas; se eliminaron los espacios abiertos, tales como huertas y jardines. Agotadas las posibilidades del recinto antiguo, aparecieron los ensanches, concebidos y planificados para la burguesa y las clases medias, que ocupaban de forma planificada los terrenos situados extramuros con el consiguiente derribo de las murallas. Tambin fueron remodelados los espacios interiores con el trazado de nuevas vas de mayor anchura y el derribo de viviendas, generalmente de nfima calidad, sustituyndolas por edificios modernos y suntuosos. Junto al urbanismo organizado apareci otro espontneo que determin inicialmente el crecimiento y despus la anexin de los que se denominaba extrarradios, en los que, dado su mayor alejamiento de los cascos antiguos, los precios eran ms bajos y la ocupacin ms rpida por clases populares y obreras alrededor de las industrias que se haban establecido en ellos. Surgieron en las cercanas de la gran urbe y la rodearon con una corona de ncleos industriales que haban engullido con rapidez lo que poco antes haban sido pequeas aldeas. Fueron quiz stas las que fundamentaron las ms acerbas crticas de los opositores al industrialismo y su acompaamiento de hacinamiento, insalubridad, marginalidad, deshumanizacin, etc. Tuberculosis, tifus y clera eran azotes que ponan en peligro a todos los pobladores, incluidos los de las clases pudientes. Estos problemas no eran tan nuevos, ya en las aglomeraciones urbanas del siglo anterior se venan registrando crisis sanitarias y elevados ndices de mortalidad. Lo ms novedoso era que el progreso haba alcanzado un nivel de conocimientos tcnicos capaces de encontrar nuevas soluciones. Desde el punto de vista econmico se produjo una acumulacin de capital sin precedentes, y un proceso de especulacin con el suelo y la construccin de viviendas. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 4. El protagonismo de las grandes ciudades EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 15. La Iglesia catlica mantuvo muchos frentes abiertos durante el siglo XIX, en correspondencia con su mltiple papel como propietaria de grandes extensiones territoriales en muchos pases, liderazgo en la enseanza y pretendido monopolio en la interpretacin de textos sagrados e incluso en la extensin de la validez de dichos textos a materias no religiosas. Desafiando su poder y autoridad en estos campos surgieron y se extendieron de modo imparable nuevos enfoques. En poltica y economa se fueron imponiendo las doctrinas del liberalismo y del socialismo, los nuevos poderes nacionales confiscaron y vendieron propiedades eclesisticas. Las disciplinas cientficas y la filosofa positivista desplazaron a la escolstica y propusieron y justificaron nuevas explicaciones del universo, del origen del hombre e incluso la historia comenz a utilizar el mtodo cientfico. Para la Iglesia catlica, el siglo XVIII se cerr con la muerte del papa Po VI en su cautiverio francs de Valence-sur-Rhne en 1799. El poder poltico del papado no haba estado tan deteriorado desde el cisma de Avin. Pero, a pesar del entusiasmo revolucionario, la fe catlica segua siendo la mayoritaria en la conciencia de los franceses y tambin Napolen estaba coyunturalmente necesitado de consolidar unas relaciones ms estables entre los poderes poltico y religioso, en su afn de cerrar el perodo revolucionario y pasar de primer cnsul a emperador. Esta estabilidad se plasm en los acuerdos recogidos en un concordato que Bonaparte firm con Po VII en julio de 1801. Con posteridad, las relaciones se deterioraron, dando lugar a una nueva ocupacin de Roma por tropas francesas y a la anexin de los Estados Pontificios por Francia. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 5. La Iglesia catlica y el mundo moderno http://www.allposters.com.a r/-sp/Rascacielos-de- Chicago-a-principios-del- siglo-XX- Posters_i8664132_.htm EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 16. La diplomacia vaticana explot con xito las condiciones peculiares que se dieron en cada Estado y se fueron firmando con las distintas potencias europeas, tanto catlicas como protestantes, sucesivos acuerdos concordatarios. En ellos se fijaron los derechos y obligaciones de las partes; Roma se vio forzada a reconocer la prdida definitiva de sus anteriores posesiones materiales en los diversos pases, que haban sido antes expropiadas y vendidas con diversos fines, obteniendo a cambio una subvencin para culto y clero. Tambin y dependiendo de cada caso, consigui ciertas ventajas como el reconocimiento preferente de la religin catlica, de sus instituciones (matrimonio religioso), manifestaciones pblicas (procesiones), o para la enseanza pblica y privada. En 1870, tras la derrota y abdicacin de Napolen III, perdi el papado la proteccin francesa, y con la toma de Roma se complet la unificacin italiana. El Papa, que se negaba a reconocer la situacin poltica, se vio forzado a permanecer encerrado en el Vaticano. Por los tratados de Letrn de 1929, Italia se declaraba oficialmente catlica y devolva finalmente la soberana poltica al papado, aunque limitada a la Ciudad del Vaticano. Un temprano intento de conciliacin de principios liberales con la doctrina catlica lo encabez Felicit de Lamennais (1782-1854), sacerdote francs comprometido con la enseanza, que fund en 1830, junto con un grupo de entusiastas catlicos liberales, el diario LAvenir. La encclica que podemos considerar ms representativa sea la Quanta cura, emitida en 1864 por Po IX, y especialmente el Syllabus Errorum que acompaa a modo de apndice y recoge un catlogo de los principales errores de la poca, en 80 proposiciones divididas en 10 captulos y que produjo una notable conmocin al chocar frontalmente con los intentos conciliadores de los catlicos liberales de muchos pases (algunos gobiernos prohibieron su publicacin). En la ltima dcada del siglo se acu el trmino modernismo como referencia a una corriente de eruditos catlicos que sostenan que los autores de los textos sagrados y doctrinales fueron influidos por las creencias y concepciones de la poca en que vivieron y que los dogmas e instituciones derivados de tales escritos podan y deban ser revisados a la luz de los nuevos conocimientos. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 5. La Iglesia catlica y el mundo moderno EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 17. [] Sabis muy bien, Venerables Hermanos, se hallan no pocos que aplicando a la sociedad civil el impo y absurdo principio que llaman del naturalismo, se atreven a ensear que el mejor orden de la sociedad pblica, y el progreso civil exigen absolutamente, que la sociedad humana se constituya y gobierne sin relacin alguna a la Religin, como si ella no existiesen o al menos sin hacer alguna diferencia entre la Religin verdadera y las falsas. Y contra la doctrina de las sagradas letras, de la Iglesia y de los Santos Padres, no dudan afirmar: que es la mejor la condicin de aquella sociedad en que no se le reconoce al Imperante o Soberano derecho ni obligacin de reprimir con penas a los infractores de la Religin catlica, sino en cuanto lo pida la paz pblica. Carta Encclica Quanta Cura del Sumo Pontfice Po IX sobre los principales errores de la poca, 8 diciembre de 1864 HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 5. La Iglesia catlica y el mundo moderno http://www.filosofia.org/mfa/far864a.htm EL CAMBIO SOCIAL: DEL LIBERALISMO A LA DEM OCRACIA 18. EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 19. El concepto de masa como multitud indiferenciada donde lo individual tenda a perderse en el grupo, apareci tras la revolucin francesa, cuando el pueblo pas a ser protagonista; pero fue a finales del XIX cuando culmin el proceso. Los obreros de las fbricas caracterizan la nueva poca, la produccin en serie era la exigencia y lo que favoreci que el mercado pasara a ser protagonista, y el consumo parte importante de las nuevas sociedades; a su lado caminaba la exigencia de progresiva mecanizacin y racionalizacin de la produccin; en 1911 Frederick W. Taylor escribi sobre la organizacin cientfica del trabajo que garantizaba mayor productividad, aplicndose su tcnica sobre todo despus de la Primera Guerra Mundial (taylorismo). Entre 1896 y 1913 se produjo el desarrollo generalizado de la produccin en casi todos los sectores, que lleg incluso a los pases recin llegados, como Rusia e Italia. Pero la sociedad de masas no es sinnimo de sociedad democrtica, pues el mtodo plebiscitario, es decir, acudir a la consulta masiva y directa fue mtodo del Segundo Imperio francs y de la Alemania bismarckiana; tambin en el XX hubo regmenes de masas que no fueron democrticos, como los totalitarismos fascista y nacionalsocialista y el comunismo. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS Introduccin. La sociedad de masas y la sociologa; ciencia, religin y nuevas ideologas http://www.artehistoria.jc yl.es/v2/obras/12727.htm 20. Lo que s es cierto es que en este cambio de siglo la sociedad de masas fue acompaada de una progresiva tendencia a la masiva participacin poltica a travs de la extensin del derecho a voto. A la poca entre 1885 y 1914 se la conoci tambin como la era de la sinrazn, la de la crisis del positivismo (en Espaa se haba recibido tarde el positivismo, irrumpi en 1875 de mano de Jos de Perojo, Luis Simarro y Manuel Revilla entre otros, y lo hizo de la mano del darwinismo y seguido del naturalismo); se haba entrado en la crisis cientfica y de pensamiento. En 1901 Freud public La interpretacin de los sueos, prestando atencin a los motivos no racionales de la conducta humana (Sorel lo manifest como pensador poltico y Vilfredo Pareto como socilogo), y Ernst Jung iniciaba sus trabajo, mientras Einstein publicaba su primer documento cientfico sobre la relatividad en 1905. Darwin haba establecido la seleccin natural. O sea que la ciencia tena alto prestigio porque casi cada ao tena lugar algn fenmeno relevante: la luz, el automvil, etc. Pero la visin del mundo ligada a una idea de progreso constante entr en decadencia y el mtodo positivista ya slo sirvi para la investigacin cientfica, no como sistema de valores, porque se acab la confianza ilimitada. En el campo filosfico, Nietzsche declar que Dios ha muerto (adems de oponer al progreso lineal la idea del eterno retorno), entrando en crisis tambin la religin; Freud era ateo y el darwinismo haba hecho su parte frente a la ortodoxia religiosa. Los grandes cientficos, como Einstein, perdieron la fe religiosa, pero se entiende que fue el estudio comparado de las religiones, el anlisis histrico de los textos religiosos basndose en el mtodo crtico en vigor en la historiografa alemana, lo que ms influy en esta tendencia. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Introduccin. La sociedad de masas y la sociologa; ciencia, religin y nuevas ideologas EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 21. Entre 1890 y 1914 se produjo el desarrollo de la sociologa, como una consecuencia natural de la llegada de la sociedad de masas y de los cambios vertiginosos que se estaban produciendo. Los pioneros fueron Comte, Marx y Spencer y la generacin que les sigui fue la que lleg a la madurez, con Emile Durkheim y Max Weber principalmente: Weber continu la tarea de Marx y Durkheim sucedi a Comte. El estudio cientfico de la sociedad se asimil en muchos casos al anlisis poltico. Weber estudi la autoridad poltica, Michels los partidos polticos, Durkheim analiz la relacin entre individuos y comunidad en un marco industrial urbano cada vez ms complejo: el trmino que introdujo fue anomia, que vena a significar desarraigo, desasosiego por falta de una gua reconocida en una gran sociedad que vino a sustituir a las comunidades tradicionales fuertemente integradas. La poltica pasaba de la fase de construccin constitucional, de la abstraccin como dijo Wallas a la problemtica social, a hacer encajar la sociedad surgida en esa construccin. En Literatura la palabra clave en los setenta era naturalismo representado por mile Zola como la va literaria del inters sociolgico. En Espaa fueron difusas las fronteras con el realismo, pues chocaba con las creencias religiosas; Emilia Pardo Bazn public en 1882-1883 La cuestin palpitante, que provoc un gran debate; en esa literatura se buscaron los inframundos, la depravacin, lo que ms perturbaba a la cmoda clase burguesa que prefera no ver otros mbitos sociales; se bas en el darwinismo y en las nuevas corrientes cientficas en boga, y en ese sentido aparece como una historia social. En arte surgi el simbolismo (1886), como alternativa a su incapacidad de transformar la realidad social. En realidad el grueso se centraba en un ataque a la respetabilidad victoriana, en un intento de escandalizar a la burguesa. Nombres como Rimbaud, Gaugin, Andr Guide, Oscar Wilde, forman parte de este mundo. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Introduccin. La sociedad de masas y la sociologa; ciencia, religin y nuevas ideologas EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 22. En Espaa estaba dando comienzo la edad de plata de la cultura y la ciencia espaola, siendo largo enumerar los nombres relevantes de la generacin del 98 (Galds, Baroja, Azorn, Unamuno) a la que sigui la de 1914 (Ortega y Gasset, Francisco Ayala, Gregorio Maran, Amrico Castro, Ramn y Cajal); citemos en msica a Albniz, Granados, Manuel de Falla o Turina. sta fue la poca tambin de la emergencia del feminismo; en Espaa con casi una nica figura en Emilia Pardo Bazn. Se mostr la inferioridad jurdica, poltica y econmica de la mujer. Todava era un movimiento escaso y fragmentario, pero tena sus antecedentes. En EEUU, ya en 1848 se produjo el primer documento colectivo: la denominada Declaracin de Seneca Falls. As es que la primera lucha feminista fue la bsqueda del derecho al voto, en movimiento sufragista. En Gran Bretaa lo inici Mary Wollstonecraft con A vindication of the Rights of Woman, en 1792, proponiendo que ambos sexos debieran educarse juntos, no slo en las familias privadas sino tambin en las escuelas pblicas, especialmente porque el matrimonio es la base de la sociedad, peda ya que las mujeres se conviertan en ciudadanas ilustradas, libres y capaces de ganar su propia subsistencia, e independientes de los hombres. Entre los pensadores liberales britnicos fue John Stuart Mill quien vindic los derechos de las mujeres, en concreto el voto; lleg a presentar en 1866 una demanda en el Parlamento en ese sentido, cuyo rechazo provoc que al ao siguiente surgiera el primer grupo sufragista britnica, la National Society for Womans Suffrage; en 1869 public junto con su mujer, Harriet Taylor Mill, El sometimiento de la mujer; libro que se edit en muchos pases y provoc la expansin e internacionalizacin del movimiento sufragista. Y es que esta reivindicacin era todava ajena al movimiento liberal y democrtico del XIX. Fue tras la I Guerra Mundial cuando se fue extendiendo y generalizando este derecho, que se complet tras la II Guerra. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Introduccin. La sociedad de masas y la sociologa; ciencia, religin y nuevas ideologas http://www.bbc.co.uk/arts/yourpaintings/paintings/mary-wollstonecraft EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 23. La historia de la humanidad es la historia de las repetidas vejaciones y usurpaciones perpetradas por el hombre contra la mujer, con el objetivo directo de establecer una tirana absoluta sobre ella. Para demostrarlo vamos a presentarle estos hechos al ingenio mundo. Nunca le ha permitido que la mujer disfrute del derecho inalienable del voto. La ha obligado a acatar leyes en cuya elaboracin no ha tenido participacin alguna. Le ha negado derechos reconocidos a los hombres ms ignorantes e inmorales, tanto americanos como extranjeros. Habindola privado de este primer derecho de todo ciudadano, el del sufragio, y habindola dejado; por tanto, sin representacin en las asambleas legislativas, la ha oprimido desde todos los ngulos. Si est casada, la ha convertido civilmente muerta, ante los ojos de la ley. La ha despojado de todo derecho de propiedad, incluso a los jornales que ella misma gana. La ha convertido en un ser moralmente irresponsable, ya que, con la sola condicin de que no sean cometidos ante el marido, puede perpetrar todo tipo de delitos. En el contrato de matrimonio se le exige obediencia al marido, convirtindose ste, a todos los efectos, en su amo, ya que la ley le reconoce el derecho de privarle de libertad y someterla a castigos. [] Despus de despojarla de todos los derechos como mujer casada, si es soltera y posee fortuna, est gravada con impuestos para sostener un gobierno que no la reconoce ms que cuando sus bienes pueden serle rentables. l ha monopolizado casi todos los empleos lucrativos y en aqullos en los que ella puede desempear, no recibe ms que una remuneracin misrrima. l le ha cerrado todos los caminos que conducen a la fortuna y a la fama, y que l considera ms honrosos para l. No se la admite ni como profesor de medicina, ni de teologa, ni de derecho. Declaracin de Sneca Falls, 1848 HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Introduccin. La sociedad de masas y la sociologa; ciencia, religin y nuevas ideologas http://www.genero.juristconcep.com/index.php? option=com_content&view=article&id=54:declaracie-seneca- falls&catid=3:destacamos EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 24. El hbito puede llegar a familiarizar a los hombres con la violacin de sus derechos naturales, hasta el extremo de que no se encontrar a nadie de entre los que los han perdido que piense siquiera en reclamarlo, ni crea haber sido objeto de una injusticia.[] Por ejemplo, no han violado todos ellos el principio de la igualdad de derechos al privar, con tanta irreflexin a la mitad del gnero humano del de concurrir a la formacin de las leyes, es decir, excluyendo a las mujeres del derecho de ciudadana? Puede existir una prueba ms evidente del poder que crea el hbito incluso cerca de los hombres eruditos, que el de ver invocar el principio de la igualdad de derechos [] y de olvidarlo con respecto a doce millones de mujeres? Condorcet, Essai sur ladmission des femmes au droit de cit, 1790 en PAULE-MARIE DUHET, Las Mujeres y la Revolucin. Barcelona, 1974 Ed. Pennsula HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado. La sociedad de masas y la sociologa; ciencia, religin y nuevas ideologas EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 25. Mil ochocientos setenta es la fecha para la nueva cara de las relaciones econmicas internacionales, es decir, de la transicin del capitalismo de competencia al capitalismo monopolista. El auge de nacionalismo, con gran influencia del irracionalismo ambiente, es otro factor del espectacular giro de las relaciones internacionales. Desde el Congreso de Viena dominaron el escenario internacional cinco grandes potencias europeas: Austria, Prusia, Rusia, Gran Bretaa y Francia; pero desde 1870 hasta 1914 fueron seis, pues se incorpor Italia recin formada como reino, mientras Prusia se haba convertido en el Imperio Alemn. A partir de entonces se habl de la Europa bismarckiana pues se hizo evidente la hegemona germnica tanto en economa, cultura, poltica o relaciones internacionales. En ese contexto es cuando surgi la idea de la decadencia de los pueblos latinos frente al ascenso de los anglosajones y germanos, como un proceso inevitable, casi cientfico, favorecido por la idea de raza tan simplista como efectiva: la derrota francesa ante Prusia en 1870 inici esa tendencia que se agudiz hacia el final de la centuria. En ese mismo ao se recogi esa idea en Espaa por Cnovas, que lo expuso en el Ateneo. La crisis del Ultimtum, a los italianos en 1896 con el desastre de Adua y a los franceses con la crisis de Fashoda en 1898. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 http://mujeresdepyrenaica.blogspot.co m.es/2012/12/pioneras-lucy-walker- 1836-1916-primera.html EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 26. Espaa y el 98 A finales de siglo lleg la ltima muestra de su exclusin de las potencias hegemnicas; justo en el momento en que Europa iba dominando el resto del mundo a travs del colonialismo, Espaa perda los restos de lo que haba sido el mayor imperio colonial. El pesimismo en Espaa se manifest en la obra de Cnovas o la de Mallada de 1890 por el contraste entre la pobreza y atraso con el brillante apogeo de los pueblos anglosajones que optaron por la Reforma en el XVI, el racionalismo en el XVII, el empirismo del XVIII y la revolucin industrial del XIX. Con la prdida de las colonias en el 98 se produjo la literatura del Desastre. Y es que la segunda revolucin industrial ampli la distancia entre los pases ibricos y las potencias ms desarrolladas, y Espaa busc el recogimiento, temerosa de la alianza con cualquier potencia que pudiera hacerla invertir en conflictos internacionales. Pero no se busc el aislamiento porque se pretenda mantener la tradicin de buenas relaciones con Londres y Pars, guardianes del statu quo. Se esforz en presentar una buena imagen externa del Estado y mantener y mejorar las relaciones con las potencias, pero evit todo compromiso. En 1898 Espaa estaba en pleno aislamiento; sin alianzas no le fue posible mantener sus ltimas colonias (Cuba, Puerto Rico, Filipinas, Carolinas, Marianas y Palaos) y el llamado Desastre fue la consecuencia lgica. Estado Unidos mostr su pretensin hegemnica en la Cuba espaola materializando aquel principio de Amrica para los americanos de la etapa postnapolenica. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 http://www.museo sdeescritores.com/ ESP_II/autor/pard obazan.htm EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 27. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 Los doctores de la poltica y los facultativos de cabecera estudiarn, sin duda, el mal: discurrirn sobre sus orgenes, su clasificacin y sus remedios; pero el ms ajeno a la ciencia que preste alguna atencin a asuntos pblicos observa este singular estado de Espaa: dondequiera que se ponga el tacto, no se encuentra el pulso. Monrquicos, republicanos, conservadores, liberales, todos los que tengan algn inters en que este cuerpo nacional viva, es fuerza se alarmen y preocupen con tal suceso. [] La guerra con [] Cuba no movi una sola fibra del sentimiento popular [] Francisco Silvela, Espaa sin pulso, en la revista El Tiempo, 16 de agosto de 1898 Cuatro das antes se haba firmado el armisticio con Estados Unidos en la guerra de Cuba y se preparaba la firma del Tratado de Pars, que acabara con las ltimas posesiones espaolas de ultramar; y era uno de los pocos momentos en que Silvela no ocupaba ningn cargo de gobierno. Haba sido ministro de Gobernacin en 1879, de Gracia y Justicia de 1881 a 1885. Y presidira el Consejo de Ministros en 1900, durante la Regencia de Mara Cristina, y volvera a hacerlo con Alfonso XII de diciembre de 1902 a julio de 1903. Ocupara las carteras de Estado de 1899 a 1900, y de Marina el mismo ao. Silvela era conservador y durante mucho tiempo se le consider el sucesor natural de Cnovas del Castillo, sobre todo cuando Francisco Romero Robledo rompi con ste por no estar de acuerdo con el Pacto de El Pardo, en el que se estableca el acuerdo con Sagasta para turnarse con los liberales en el poder. Pero al reconciliarse Cnovas con Romero Robledo, Silvela prefiri apartarse y formar su propio grupo, dedicado a la regeneracin de la poltica local y a la liquidacin del caciquismo. Sin embargo, a la muerte de Cnovas, se convirti en lder indiscutido del Partido Conservador. En esa condicin escribi Sin pulso, que le gan incontables adhesiones y que inaugur la llamada Literatura del Desastre y el pesimismo histrico de la Generacin del 98. EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 28. La Espaa futura, seores, ha de ser esto: comunidad o no ser Democracia/ La ltima vez que estuve en vuestra ciudad fue un ao tristsimo: 1898./ Qu abismo de dolor!, no es cierto? Entonces se empez a hablar de regeneracin/ Regeneracin es inseparable de europeizacin / Regeneracin es el deseo; europeizacin es el medio de satisfacerlo. Verdaderamente se vio claro desde un principio que Espaa era el problema y Europa la solucin. Jos Ortega y Gasset, La Espaa Futura, 1916. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 29. Con la nota de 16 de abril de 1876, el gobierno espaol se comprometi ante el norteamericano a cambiar en sentido ms liberal y amplio el rgimen imperante en Cuba y promover la emancipacin de los esclavos; a suprimir las trabas que entorpecan el comercio de la isla con Estados Unidos y a darle representacin en el Parlamento como se haba dado a Puerto Rico. La Paz de Zanjn de 10 de febrero de 1878 haba puesto fin a la Guerra de los Diez Aos (libertad de expresin, posibilidad de constituir partidos polticos, liberacin de los esclavos que lucharon por la independencia). Martnez Campos, general en jefe de Cuba desde el 9 de octubre de 1876, se empe en poner en prctica la Paz de Zanjn favoreciendo el desarrollo de la isla con las necesarias reformas econmicas y aboliendo la esclavitud. El 25 de febrero de 1895 se retom la guerra con el llamado Grito de Baire, levantndose casi simultneamente Filipinas; fue el fin de la tregua de Zanjn fracasada por los fuertes grupos de presin en la isla empeados en obstaculizar el paso hacia la autonoma. Ante el fracaso del partido autonomista fue creciendo el partido independentista liderado por Jos Mart, el partido revolucionario cubano creado en 1892, que se convirti en el motor de la rebelin y tuvo como cabecilla militar a Antonio Maceo. La crisis econmica del azcar hizo ms impopular al gobierno. El movimiento se inici en la parte oriental de la isla, y su base social fue el campesinado. El general enviado fue Martnez Campos, que confiaba ms en la autonoma que en la represin y advirti que sus principios y sentimientos le hacan incapaz de aplicar otras medidas que la guerra convencional, a pesar de que resultara ineficaz por el respaldo social que tena la sublevacin. Fue sustituido por Weyler en enero de 1896 que practic la concentracin de la poblacin para evitar el apoyo social, e invirti mucho dinero en la actuacin militar (que ayud al dficit de Hacienda), a pesar de lo cual no consigui dominar a los insurrectos, lo que provoc alguna crisis poltica. Polavieja fue enviado a Filipinas y los liberales tomaron como programa de gobierno la autonoma para Cuba y la destitucin de Weyler. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 30. Su actuacin dio el pretexto a EEUU para intervenir. El gobierno liberal de Sagasta relev a Weyler el 9 de octubre de 1897, nada ms llegar al poder, sustituido por el general Blanco, y el 27 de noviembre implant por decreto la autonoma para Cuba y Puerto Rico con la Constitucin colonial preparada por Moret. Pero ya era demasiado tarde, dos meses despus, en febrero de 1898, se produjo la voladura del Maine que facilit la intervencin estadounidense. Desde mayo del 97 los estadounidenses haban concedido beligerancia a los insurrectos cubanos. Casi un ao despus, el 20 de abril, el Congreso de Estados Unidos a propuesta del presidente declar la guerra a Espaa, a pesar de la intensa labor diplomtica buscando garanta de las grandes potencias, y consiguiendo slo una protesta moral en su apoyo. El 21 se comunic a Espaa la decisin, y el 25 se declar oficialmente la guerra. Cuba y Filipinas tenan un gran inters estratgico en la coyuntura imperialista y la crisis del 98 produjo la redistribucin colonial entre las grandes potencias; no caben los argumentos filantrpicos frente a la poltica militar de Weyler, pues ya haba sido relevado. La actuacin posterior de EEUU tambin contradijo ese argumento, pues con la Enmienda Platt de 1901 sujetaron bajo sus intereses al nuevo Estado cubano (art. III: EEUU puede ejercitar el derecho de intervenir). El 3 de julio se produjo la desastrosa derrota de Cervera con el hundimiento de toda la escuadra en la baha de Santiago. El Gobierno tema llegar a la paz, no queriendo exponerse a repatriar un Ejrcito disconforme y falto de ocupacin, temindose que se aprovechara esa situacin por los generales abiertamente disconformes, como Weyler. Par la paz se pidi la mediacin de Francia y se suscribi el Protocolo de Washington el 11 de agosto, antecedente del Tratado de Paz de Pars de 10 de diciembre por el que Espaa reconoca la independencia de Cuba y ceda a EEUU Puerto Rico, Filipinas y Guam. En 1900 Espaa vendi a Alemania los tres archipilagos del Pacfico por 25 millones de marcos; haba gastado desde mayo de 1895 unos 2000 millones de pesetas. A partir de entonces, la atencin espaola se centr en el eje Canarias-Baleares, pasando por el Estrecho y el Mar de Alborn. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 31. Al recobrarse el pueblo espaol del desmayo y aturdimiento que le ha causado tan espantoso golpe como supone perder: once millones de habitantes, cuatrocientos mil kilmetros cuadrados, dos escuadras, un ejrcito de doscientos mil hombres obligados a evacuar el territorio de nuestra soberana [] al perder todo eso que entregamos [] en el Tratado de Pars [] Europa, que nos acus, por rgano del Times, de que tombamos muy filosficamente la derrota [] todo continuaba igual y como si nada hubiera pasado, los culpables en pie, las faltas que nos condujeron a tanta desdicha completamente impunes, y las que las cometieron encargados, para mayor dolor y escarnio, de la regeneracin nacional [] Los Bazaine (causantes de la derrota) se llaman reaccin, inmoralidad, favoritismo, oligarqua poltica, indisciplina social, arbitrariedad, violacin de la justicia, clericalismo, ignorancia, masas fanticas, falta de valor moral de los gobernantes [] prejuicios de un falso patriotismo []. Luis Morote, La moral de la derrota, 1900 HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 32. En Portugal, eliminado de Amrica desde la emancipacin de Brasil, se intent soldar Angola y Mozambique con los territorios intermedios, y ah choc con los proyectos expansivos de Inglaterra (el congreso de Berln de 1885 haba repartido frica para Inglaterra, Francia, Alemania y Blgica). La iniciativa portuguesa dio lugar al ultimtum britnico exigiendo una respuesta aquella misma tarde del 11 de enero de 1890. Esto oblig al gobierno a telegrafiar desde Lisboa al gobernador de Mozambique las instrucciones de Londres, lo que supuso una profunda humillacin y un clima de profundo pesimismo, de amargo resentimiento contra la vieja aliada. En Espaa se hacen eco y se comienza a hablar de un Zollverein peninsular. El tratado luso-britnico de 20 de agosto de 1890 restableci esas relaciones y determin los lmites de las colonias portuguesas en frica meridional, prohibiendo a Portugal enajenar parte del territorio sin consentimiento britnico. En 1898 volvieron a peligrar esas relaciones por el acuerdo secreto entre Inglaterra y Alemania para un eventual reparto del imperio portugus, pero la guerra anglo-ber hizo cambiar los intereses ingleses que ratific formalmente su alianza con Portugal, llegndose al tratado de Windsor en 1899, que signific para Portugal la proteccin de Inglaterra, saliendo as inclume el imperio portugus. En Francia, Fashoda signific el enfrentamiento entre Francia e Inglaterra por terrenos en frica en el afn de establecer una lnea de comunicaciones Norte-Sur. Inglaterra pretenda conseguir un territorio desde el Sur hasta Egipto y desde el Este al Oeste; Francia pretenda obtenerlo desde el Congo a Sudn. La mediacin de Rusia evit la guerra y probablemente se acord que Egipto quedara para Inglaterra y Marruecos para Francia. En Italia, el desastre de Adua en 1896 signific la congelacin de sus aspiraciones en el nordeste de frica. La batalla tuvo lugar en Abisinia. Tras la derrota, Italia firm el Tratado de Addis Abeba reconociendo a Abisinia como un Estado independiente. La humillacin de Italia fue sentida durante casi 40 aos, hasta que Mussolini ocup de nuevo Abisinia. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 Apartado 1. La decadencia de los pueblos latinos y los 98 EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS 33. Pacifismo y guerra La poca de fin de siglo tambin vio surgir movimientos pacifistas; en 1864 16 pases redactaron la Convencin de Ginebra para la creacin de la Cruz Roja Internacional, ratificada en 1906 con sucesivas ampliaciones, para mejorar la suerte de los militares heridos en los ejrcitos en campaa. Otro proceso de paz internacional fue el dirigido por el zar ruso, Nicols I, que pareca seguir la estela de la Santa Alianza del primer Alejandro; l consigui reunir en La Haya en 1899 a 26 representantes de Estados para acordar la limitacin de armamentos, adems del reconocimiento del arbitraje como el medio ms eficaz para resolver cuestionesinternacionales, aunque de momento no fuera un deber sino un derecho. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 TEMA 15.- EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS Apartado 3. Los nuevos retos y la reforma liberal La transformacin del Estado http://sobrehistoria.com/la-cruz-roja-internacional/ 34. La consecuencia inmediata fue la formacin de un tribunal internacional para arbitrar conflictos, con sede en el Palacio de la Paz pagado por Carnegie, rey americano del acero; en principio slo fue efectivo para casos menores. Tambin destaca la iniciativa de Alfred Nobel y la de Andrew Carnegie, con sendos premios para la paz internacional. El juego de las alianzas fue iniciado por Bismarck para consolidar su imperio, sobre todo preocupado por Francia, buscando que no tuviera aliados. Georges Boulanger haba predicado la Revanche por la guerra franco-prusiana, pero el problema de los alsacianos no era volver a Francia sino conseguir un rgimen de igualdad con los restantes Estados alemanes, consiguiendo una cierta autonoma en 1911. Bismarck consigui la Liga de los Tres Emperadores, con Austria y Rusia, vendiendo el peligro francs que no era otro que el de exportar el virus democrtico. Pero result una liga difcil porque Rusia y Austria eran irreconciliables, ya que ambos tenan puestos los ojos en Constantinopla. Rusia vio el peligro de la poltica de Bismarck de provocacin a Francia, y se neg a seguirla (1875); eso hizo que Bismarck favoreciera siempre en los Balcanes a Austria frente a Rusia, hasta que en 1885 esta ltima abandon. Facilit as la incorporacin de Italia como aliada formndose la Triple Alianza; Italia cubra con ello su temor al posible apoyo francs al poder papal, y protega su anexin de Tnez en 1881. Rusia busc en Pars lo que haba perdido en Berln, y en 1891 lleg la alianza franco-rusa. Gran Bretaa acab unindose a stos a la muerte de Victoria y la llegada de Eduardo VII. Pareca un equilibrio duradero, pero en los Balcanes se encendi la mecha que hizo saltar el barril de plvora europeo, segn la profeca, y que llev a la I Guerra Mundial, como parecan anunciar ya las guerras balcnicas de 1912-1913. HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 TEMA 15.- EL FINAL DE SIGLO Y LOS NUEVOS RETOS: HACIA LA SOCIEDAD DE MASAS Apartado 3. Los nuevos retos y la reforma liberal La transformacin del Estado 35. Bibliografa HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL: 1789 - 1914 MANUAL 2012 2013 36. Bibliografa utilizada 2012 2013 LARIO, ngeles [Coord.] Historia Contempornea Universal: del surgimiento del Estado contemporneo a la Primera Guerra Mundial. Ed. Alianza Editorial, S.A. Madrid, 2010 . ISBN: 978-84-206-6922-9 . Este manual aborda la primera parte de la Historia Contempornea, que puede considerarse un largo siglo XIX. La H contempornea solemos iniciarla con los procesos revolucionarios que cambiaron el modelo poltico, econmico y social que rega las sociedades en Occidente, que denominamos del Antiguo Rgimen, para diferenciarlas del Nuevo que se inicia entonces, el del liberalismo en todos los rdenes, poltico, social, econmico, cultural. As pues, contemporneo lo asociamos histricamente al mundo liberal-democrtico que se comenz a gestar en el mbito atlntico. HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL 37. Bibliografa utilizada Por ello se estudia tambin la revolucin inglesa, origen del nuevo ideario poltico que recorri occidente en el XVIII, el siglo de la razn, y que se materializ con ocasin de las revoluciones surgidas desde finales del mismo. Analizar la construccin del Estado contemporneo implica conocer la cultura poltica que se iba extendiendo por el occidente y la estructura constitucional que se fue diseando para poner en prctica la idea del nuevo gobierno. ste se bas en la soberana nacional, la representacin, la separacin de poderes, y todo ello en defensa de los derechos del hombre y del ciudadano; fue la tarea ms singular del siglo XIX: un siglo eminentemente constitucional, de construccin y de estabilizacin de una nueva forma de organizacin poltica, social y econmica. Es necesario, por ello, familiarizarse con los trminos y conceptos propios de esa construccin: Constitucin, liberalismo, parlamentarismo, etc. HISTORIA DEL MUNDO ACTUAL PROFESORAS TITULARES DE HISTORIA CONTEMPORNEA NGELES LARIO GONZLEZ ANA CLARA GUERRERO DE LA TORRE JOSEFINA MARTNEZ LVAREZ FLORENTINA VIDAL GALACHE MARA CONCEPCIN YBERRA ENRQUEZ DE LA ORDEN 38. GRADO EN GEOGRAFA E HISTORIA HISTORIA CONTEMPORNEA UNIVERSAL I NOMBRE DE LA ALUMNA UIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIN A DISTANCIA (UNED) CENTRO ASOCIADO: 000000 PROVINCIA LOCALIDAD. CURSO ACADMICO: 2012 2013 E-MAIL: studiante@alumna.uned.es PROFESOR: DA NOMBRE PROFESORA PROFESORA TUTORA DEL CA DE LA UNED DE: LOCALIDAD.