Top Banner
COMUNICACIÓN 1 / 3ER GRADO
16

1 / 3ER GRADO COMUNICACIÓN€¦ · Érase una vez, en un desierto encantado, una hermosa chica, de rasgos algo indescriptibles: hermosos ojos de un color diferente cada uno, nariz

Mar 21, 2020

Download

Documents

Welcome message from author
This document is posted to help you gain knowledge. Please leave a comment to let me know what you think about it! Share it to your friends and learn new things together.
Transcript
  • COMUNICACIÓN 1 / 3ER GRADO

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA2 /

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 3

    ÍNDICECATEGORÍA CUENTO .................................................................................................. 5

    LA VIDA CON UNA SONRISA ........................................................................................ 7Fiorella Quispe Anaya1ero. “A” - SANTA ANITA

    LA TUMBA ........................................................................................ 8Emmanuel Vásquez Rojas 2do. “A” - SANTA ANITA

    LA LEYENDA DEL DELFÍN ROSA ........................................................................................ 9Stephanie N. Javier Palacios3ero. “A” - SANTA ANITA

    PUNTO Y COMA ........................................................................................ 10Molly Najarro Chavelón4to. “A” - SANTA ANITA

    TODO ES POSIBLE CON EL AMOR ........................................................................................ 11Nicole Vargas Paredes5to. “A” - SANTA ANITA

    CATEGORÍA ENSAYO ................................................................................................. 13

    LA MUJER COMO OBJETO DE VIOLENCIA ........................................................................ 15Aracelli Torres4to. “A” - SANTA ANITA

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA4 /

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 5

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA6 /

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 7

    LA VIDA CON UNA SONRISA

    Me desperté, tenía que alistarme para ir al colegio. Me sentía tranquila, no imaginaba lo que pasaría después.El día había transcurrido rápido. Eran las tres de la tarde, y debía regresar a casa. Emprendí el camino de vuelta y, al llegar, pude notar algo inusual… se trataba de mi abuelita, me esperaba como de costumbre, pero esta vez era diferente, había tristeza y desasosiego en su semblante, lágrimas caían de sus bellos ojos. Le pregunté el porqué de su tristeza, ella me miró fijamente y me dijo que había ido a hacerse su chequeo médico, como todos los años, pero que esta vez los resultados no habían sido los esperados, el doctor le había diagnosticado cáncer. Yo no sabía cómo reaccionar en ese momento, sabía lo que significaba padecer esa terrible enfermedad y todo lo que podía pasar con mi adorada abuelita. Me encerré en mi habitación, no podía soportar ver a mi abuelita llorar, mucho menos podía asimilar la situación, así que solo decidí tratar de descansar un poco y esperar el día siguiente.Ya casi amanecía, comenzaba un nuevo día, aunque no tan bueno para mí. Después de la noticia del día anterior, sentía que ya nada podía ser peor y, por más que había tratado de descansar, no pude lograrlo. Toda la noche había reflexionado. Quizá lo mejor era asimilar la situación y apoyar en todo a mi abuelita, ella me necesitaba, necesitaba de mi comprensión, necesitaba de mi cariño, necesitaba mi ayuda. Hablé con ella y le dije que estaba dispuesta a ayudarla en todo lo que pudiera, que compartiría todo el tiempo que pudiese con ella, la acompañaría a todas sus terapias y demás exámenes médicos. La apoyaría tanto como ella me había apoyado a mí desde niña.Los días pasaban, y veía que día con día mi abuelita mejoraba, así llegó el diez de marzo, fecha de su cumpleaños. Mi papá tuvo un gesto muy generoso: le había regalado unos pasajes a Francia, iríamos las dos. Ella estaba muy contenta y emocionada.Viajamos a Francia. Fue una experiencia tan hermosa que nunca olvidaré. Visitamos un café llamado “Marie” que quedaba en la ciudad de París, ahí ella había conocido muchos años atrás a mi abuelito, en esta ciudad vivieron su gran historia de amor. Fueron días hermosos los que pasé con ella en Francia.Regresamos a Perú un domingo por la mañana, ya que mis vacaciones del colegio habían concluido. Todo volvía a la normalidad. La tarea, el colegio, los amigos, etc.Al salir del colegio, trataba de regresar a casa lo más temprano que podía porque ansiaba ver a mi abuelita, darle un beso en la mejilla y ver su sonrisa con la que acostumbraba recibirme. Sin embargo, un día encontré a mi papá muy triste y con lágrimas en los ojos me dijo que mi abuelita había fallecido, no pudo lograr vencer al cáncer. En ese momento pude sentir que mi corazón se partía en miles de pedazos, que algo en mí se había destruido, no podía entender que ella hubiera fallecido cuando su salud parecía mejorar.Exactamente han pasado seis meses desde que ella no está más conmigo. A veces no sabemos apreciar el tiempo que pasamos con nuestros abuelitos o con nuestros seres queridos, pero si pudiera decirle algo a mi abuelita sería “GRACIAS”, gracias por enseñarme que la vida es hermosa, gracias por darme tu cariño y amor incondicional en todo momento y, sobre todo, gracias por enseñarme a ver la vida con una sonrisa.

    Alumno: Fiorella Quispe Anaya Grado y sección: 1ero. “A” Sede: SANTA ANITA Categoría: CUENTO

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA8 /

    LA TUMBA

    Un silencio abrumador llenaba el ambiente, a lo lejos se oía el canto de un búho. Luego silencio…. Se tropieza con una pequeña escultura de concreto, la toca, siente unos grabados en aquella pieza. Una cruz en la cima de la escultura la adornaba. La inscripción tenía un nombre en ella: “SACK JHONSON”.El 5 de noviembre de 1830, un niño se preparaba para ir de excursión. Su madre lo llevó a la escuela y se despidió de él, subió al autobús y se fue.La excursión tenía como destino el bosque de Petersburg. El niño se sentó en la última fila de asientos, a lado de sus únicos dos amigos: Isaac Evans y Mary Park.Al llegar a la zona de campistas, empezaron a preparar sus tiendas de acampadas. Había muchas tiendas de colores. La de Max era naranja; la de Paty, negra; la de Moris, azul; y así hasta llegar a la tienda del niño que era roja.El profesor entregó a cada alumno un carnet de identificación con sus nombres.Al anochecer, decidieron salir a explorar el bosque. Iban en grupos de tres. De esa forma se internaron en el bosque guiados por el guardabosque. Luego de media hora de caminata, el profesor decidió volver, reunió a los niños en la zona de acampada, empezó a contarlos y al finalizar se dio cuenta de que faltaba uno.De regreso en el bosque, bajo la tenue luz de la luna, caminaban Mary, Isaac y el profesor, buscaban al compañero perdido. Se gritó muchas veces el mismo nombre.No se sabe cuánto tiempo pasó. Días, semanas, meses sin pistas de su paradero.La noche lluviosa del 31 de diciembre de 1832, un guardia que vigilaba el cementerio de Petersburg vio pasar a un niño que parecía perdido. Tenía los pies ensangrentados, piel pálida y lloraba sangre del rojo más puro.El niño se acercó a dos lápidas que estaban muy juntas en el centro, cada una tenía un nombre grabado, eran las tumbas de Isaac Evans y Mary Parker. Se recostó en una lápida que estaba cerca de las dos. El guardia vio que sobre su camiseta colgaba un carnet con su nombre, el cual luego descubriría concordaba con el de la lápida donde lo había visto recostarse.El niño cerró los ojos, se le cayó el carné que estaba desgastado, el nombre que aún podía leerse era “SACK JHONSON”.

    Alumno: Emmanuel Vásquez Rojas Grado y sección: 2do. “A” Sede: SANTA ANITA Categoría: CUENTO

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 9

    LA LEYENDA DEL DELFÍN ROSA

    Érase una vez, en un desierto encantado, una hermosa chica, de rasgos algo indescriptibles: hermosos ojos de un color diferente cada uno, nariz perfilada, labios carnosos y bonitas pecas en la parte lateral de su cara que formaban un asombroso delfín. Era la chica más bonita de su tribu, pero lo que más resaltaba en ella era un hermoso collar de caracoles, heredado de generación en generación en su familia.Este collar tenía poderes impresionantes que se otorgaban a quien lo poseyera, pero siempre utilizándolos sin ningún tipo de maldad. La chica, llamada América, tenía grandes virtudes. Le gustaba ayudar a todos, pero un día todo eso cambió. Ella comenzó a comportarse de forma egoísta, hacía ver a sus amigas inferiores a ella, lo cual ocasionaba que estas no quisieran juntarse con ella y después, incluso la odiaran.América, por su parte, no le importaba, puesto que poseía algo que otros no, y eso era su collar, del que hacía poco había descubierto que podía cumplirle sus deseos. Pero lo que ella no sabía era que dicho collar tenía un propósito... Pasados los días, el mago creador de esta joya veía qué tipo de uso le daba su eventual propietario, América cada día pedía lo mismo: “Quiero ser más bella, como un delfín”, lo cual generó molestia y preocupación en el mago. Por esto, le advirtió a América que no utilizara el collar de esa forma, puesto que solo estaba destinado a conceder deseos de corazón. Sin embargo, América no hizo caso. Un día, mientras paseaba por su aldea pudo divisar a lo lejos a su tribu que notó alborotada y, al acercarse, pudo ver a un hombre muerto, tenía la marca de una gran mordida, eso la hizo entrar en pánico y, al darse vuelta, una amiga suya le dijo: “Dice mi abuelo que logró ver a lo lejos un delfín rosa, quien lo hechizó con un canto y luego trató de comérselo”. Inmediatamente América se puso pálida, no sin antes escuchar el grito de su amiga diciéndole: “¡Algo raro le pasa a las pecas de tu cara!”.Cuando América oyó eso, fue corriendo lo más rápido que pudo a su casa para verse en el espejo. Definitivamente su cara tenía algo extraño, sus pecas brillaban haciendo resaltar la figura del delfín, pegó un grito y lo único que se le ocurrió fue tirar su collar al piso y romperlo. Pero lo que generó fue un resplandor brillante que la cegó, los del pueblo se acercaron, pero al verla con los ojos rojos y su cara cambiando de forma se alejaron atemorizados y la dejaron.La chica se volvió un lindo delfín rosa, pero llena de odio y rencor contra su tribu, puesto que no hicieron nada para salvarla. Se prometió a sí misma que cada aparición de luna llena, ella volvería a convertirse en una chica hermosa que se llevaría a todos los niños, sin importar el sufrimiento de sus madres. Por eso, cuando los pobladores pasan por donde ella habita, afirman ver la imagen de una bella dama que dice: “Sangre, venganza, niños...”.

    Alumno: Stephanie N. Javier Palacios Grado y sección: 3ero. “A” Sede: SANTA ANITA Categoría: CUENTO

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA10 /

    PUNTO Y COMA

    15 de marzo 2003

    Es impecable la luminosidad que destella la llegada del final, lo que siento ahora no es paz; después de toda esta agonía no hay un descanso que amerite la lucha. Su mente susurraba y le contaba, como a un niño antes de dormir, la historia de su vida.— No hay tiempo—dijo mi hermana.Pero eso ya lo sabía, todos lo sabían. Sin embargo, me pregunto si las vidas son arrebatadas en vano; este existir pasó encerrado, ignorando el alrededor, viendo los cuadros envejecer y finalmente caer.Estos cuadros eran la vida, no solo la mía. Si los pétalos de las rosas eran tan suaves como ahora, no lo recordaba; mas su olor era tan penetrante como sus espinas. Así era morir.

    14 de septiembre 2002

    Me limpian el rostro, ¿es mi madre?, ¿Lucy, eres tú? Estar en coma era una pesadilla, cada día llegaban personas nuevas, hablaban desde todas partes, o tan solo de una. Yo no lo sabía.

    01 de enero 2002

    Hoy es año nuevo, normalmente estaría jugando con Lucy, mi hermana, nunca me dejaba sola; extraño esos días.

    2001

    Después de alcanzar el hueso, mi perro volvía y le daba una capa de baba por toda la cara a mi hermana. Hoy cumplía trece años y aún se emocionaba al ver las hojas caer, era una nenota.

    2000

    Cuidé de Lucy cuando solo era... ella. Cuidé de ella desde que mamá la trajo al mundo, limpié su mierda y sus muñecas. Nunca le dije que no.

    1983

    Ya no había voces, la cirugía terminó; pasaron algunas semanas y madre volvió, estaba destrozada, arrastraba las palabras. No quise saber qué pasó.

    Alumno: Molly Najarro Chavelón Grado y sección: 4to. “A” Sede: SANTA ANITA Categoría: CUENTO

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 11

    TODO ES POSIBLE CON EL AMOR

    Tessa tenía que estar lista en la mañana. A medida que pasaba el tiempo se notaba su ansiedad y angustia. Llevaba puesta una falda larga de color rosado junto con una blusa blanca que combinaba perfectamente, pero aún le faltaba el cabello. Decidió ponerse un listón color rosa al igual que sus cachetes. Se miraba al espejo y se sentía tan a gusto con su imagen que decidió sacarse una foto. Bajó rápidamente, acarició a sus dos gatos, Paris y Helena, y continuó su camino directo a la presentación de su centro educativo. — Esta presentación será la última del año, así que debemos de aprovecharla—dijo alegremente. Tessa se dirigió al baño, pero cuando estaba a punto de ingresar se tropezó con un joven mucho más alto que ella, de ojos marrones y cabello negro. Empezaron una discusión, pero superado el mal momento, se dieron cuenta que se caían bien. Tessa y Samuel sabían que su amistad había florecido de manera inesperada, pero decidieron mantenerla, incluso cuando la terrible enfermedad de Tessa, esclerosis lateral amiotrófica, irrumpió en la vida de ambos.Samuel no sabía nada del asunto hasta que se le comentó Tessa, una tarde de invierno, sentados en la plaza donde solían encontrarse.— Me detectaron una enfermedad que no tiene cura —dijo Tessa sollozando— Según los doctores, solo viviré 5 o 6 años—dijo con la cabeza agachada—. Samuel no supo qué decir, solo la tomó de la mano y prosiguió a darle un beso en la frente.— Podemos continuar nuestra vida llena de amor. No te preocupes, yo estaré contigo pase lo que pase—le contestó Samuel y luego le propuso una idea algo descabellada. —¿Sabes? Podemos ir a la ciudad de Seúl, sé que no te gusta la cultura asiática, pero piénsalo, estaremos juntos—Mientras le decía esto le acariciaba la mejilla y le daba un tierno beso. De su bolsillo sacó un dije del ying yang que se dividía en dos collares. El blanco era para ella y el negro, para él.—Este collar nos unirá y cada vez que estés triste, solo míralo y recuerda que te amo tal y como eres.Después de esta confesión, se dispusieron a caminar por toda la plaza, tomaron un café y se dirigieron al apartamento de ella. Transcurrieron unos días y decidieron hacer el viaje a Seúl, aunque Tessa empezaba a presentar algunos síntomas de la enfermedad. Tenía dificultad para mover algunas articulaciones. Samuel la ayudaba a cambiarse, a asearse y a caminar. Para él, ella era “perfecta”, a pesar de todo lo que estaba viviendo. A Tessa le encantó lo hermoso que era Seul. Comieron mucho ramen y sushi. No cabía duda que Tessa y Samuel estaban muy enamorados. A su regreso a su ciudad natal, Samuel adoptó unos gatitos para Tessa; ella quedó encantada con la sorpresa. Transcurrieron meses y la situación de Tessa empeoró...Una mañana, al despertar, Samuel se dirigió al baño a ducharse, dejó a Tessa durmiendo cómodamente junto a los gatitos. No hacía mucho frío ya que era la época de verano. Así que le pareció un día perfecto para ir al campo con Tessa y enseñarle el anillo de compromiso que tanto anhelaba darle, fue al cuarto y al ver que Tessa no respondía a sus llamados, empezó a decir: “¡No es posible! ¡Mi Tessa! ¡Mi preciosa Tessa! ¿Cómo viviré sin ti? ¡Te amo, mi amada! ¡Nunca lo olvides! Eres lo mejor que me ha pasado. Transformaste mi vida, querida. Hasta luego...”.

    Alumno: Nicole Vargas Paredes Grado y sección: 5to. “A” Sede: SANTA ANITA Categoría: CUENTO

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA12 /

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 13

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA14 /

  • JUEGOS FLORALES

    SANTA ANITA / 15

    LA MUJER COMO OBJETO DE VIOLENCIA

    La violencia en el Perú ha ido aumentando con el pasar de los años, revelándose cifras aterradoras sobre la cantidad de casos de violencia familiar y sexual, que son principalmente cometidos por hombres contra las mujeres. A continuación, presentaremos cómo se ha generado esta problemática y cómo podemos prevenir la violencia contra la mujer.

    En el Perú, el 86% de mujeres han sido víctimas de violencia. Esto se debe a diversos factores de riesgo. En primer lugar se encuentra la educación desde sus inicios. Antiguamente, las mujeres no presentaban los mismos derechos educativos que los hombres, por lo que se generó un bajo nivel de instrucción, a partir de ello, han sido consideradas como un objeto sexual o de manipulación. Por lo cual han sido víctimas de violencia física o sexual, siendo los autores de esta sus parejas en un 55.2%, según RPP Noticias. En segundo lugar, existe una inexplicable tolerancia por parte de las víctimas. Solo en Lima, capital nacional, se presentan más de 98 casos de violencia contra la mujer, de las cuales el 8.8% son menores de edad. Estas víctimas presentan un gran daño psicológico; por ello tienen el temor de denunciar. También, el 23.9% son mayores de 36 años, pero el porcentaje más alarmante se encuentra entre los 18-35 años que presentan el 65.8% de las víctimas. Algunas de ellas, lamentablemente, tienen un sentimiento de aceptación contra su género, siendo una de las principales causas. Finalmente, tenemos a un factor que ha sido común en estos últimos años, el uso nocivo del alcohol. El 27% de las víctimas ha sido atentada por sus exparejas, teniendo como excusa el consumo del alcohol por parte de los autores.

    ¿Sabemos cómo prevenir estos actos? Sin duda el Perú es uno de los países que presenta mayores actos de violencia. Por ello, es necesaria la ejecución de programas de prevención que nos darán a entender este gran problema. En primer lugar, la discriminación contra la mujer a nivel nacional puede prevenirse con los conocimientos de los derechos de género existentes para poder aplicarlas. En segundo lugar, se deben crear políticas y planes nacionales para combatir este problema. Esta medida se podría dar en escuelas que es donde se da la formación del niño y adolescente, y así poder cambiar el pensamiento nacional.

    En conclusión, la violencia ha tenido como víctima principal a la mujer y es, lamentablemente, su silencio una de las principales causas de su incremento. Nuestro país aún no ha tomado las riendas para combatirlo, pero se ha demostrado que si existe un compromiso por parte de los ciudadanos, se puede extinguir este problema a nivel internacional.

    Alumno: Aracelli Torres Grado y sección: 4to. “A” Sede: SANTA ANITA Categoría: ENSAYO