Top Banner
Serie: GEOGRAFIA Editor-coordinador: Rafael puyol TENDENCIAS Y PROBTEMATICA ACTUAL DE LA GEOGRAFIA José Estébanez POBLACION Y ESPAGIO. probtemas demográficos mundiates Rafael Puyol COMPOSICION DE tA POBLACION MUNDIAL Carmen González Muñoz GEOGRAFIA Y AGRlcutruRA. Gomponentes de los espacios agrarios J. Ramón Díaz Alvarez DE LA AGRICUTTURA TRADICIONAL A tA TECNOLOG¡CA Adela Gil LA AGRIGUTTURA DE CARA AL FUTURO José Sancho EL MAR Y SUS RECURSOS lsabel Monguilot IA CRISIS ENERGETICA P. Reyes Bonacasa LA ERA INDUSTRIAT Luisa María Frutos f O. CATIDAD Y CONSERVACION DEt MEDIO AMBIENTE Juan Haro r1. COMERCIO Y TRANSPORTE INTERNAC¡ONAIES Federico Martínez Roda 12.. HACIA UN MUNDO DE CIUDADES. Et proceso de urbanización Agustín Hernando 13.i.. EL MosAlco uRBANo. organización interna y vida en las ciudades Antonio Zárate 14. LA CIUDAD Y LA ORGANIZAGION REGIONAL Javier Gutiérrez Puebla 15. SUBDESARROTLO Y TERCER MUNDO Fernando Arroyo r6. CAPITALISMO Y SOC|AL|SMO. Economía, espacio y sociedad Mercedes Molina lbáñez 17. GEOGRAFIA Y ESTADO. Introducción a ta Geografía política Ricardo Méndez y Fernando Molinero f3 2. 3. 4. 6. 7. \ ET ITÍiS/|IEO /iNB/|ilO fiNENIT/|EIfiII IMTNfl// Y VNA Eil I/,8 EI/iN/¡WS fintonio lfrate Catedrático del t. B. rrAlfonso X et Sabiol (Toledo) 9. c¡n @ editorial c¡ncel
82

Zárate a. - El Mosaico Urbano

Jan 26, 2016

Download

Documents

copia únicamente con fines educativos, todos los derechos reservados al autor. Compren el original.
Welcome message from author
This document is posted to help you gain knowledge. Please leave a comment to let me know what you think about it! Share it to your friends and learn new things together.
Transcript
  • Serie: GEOGRAFIAEditor-coordinador: Rafael puyol

    TENDENCIAS Y PROBTEMATICA ACTUAL DE LA GEOGRAFIAJos EstbanezPOBLACION Y ESPAGIO. probtemas demogrficos mundiatesRafael PuyolCOMPOSICION DE tA POBLACION MUNDIALCarmen Gonzlez MuozGEOGRAFIA Y AGRlcutruRA. Gomponentes de los espacios agrariosJ. Ramn Daz AlvarezDE LA AGRICUTTURA TRADICIONAL A tA TECNOLOGCAAdela GilLA AGRIGUTTURA DE CARA AL FUTUROJos SanchoEL MAR Y SUS RECURSOSlsabel MonguilotIA CRISIS ENERGETICAP. Reyes BonacasaLA ERA INDUSTRIATLuisa Mara Frutos

    f O. CATIDAD Y CONSERVACION DEt MEDIO AMBIENTEJuan Haro

    r1. COMERCIO Y TRANSPORTE INTERNACONAIESFederico Martnez Roda

    12.. HACIA UN MUNDO DE CIUDADES. Et proceso de urbanizacinAgustn Hernando

    13.i.. EL MosAlco uRBANo. organizacin interna y vida en las ciudadesAntonio Zrate

    14. LA CIUDAD Y LA ORGANIZAGION REGIONALJavier Gutirrez Puebla

    15. SUBDESARROTLO Y TERCER MUNDOFernando Arroyo

    r6. CAPITALISMO Y SOC|AL|SMO. Economa, espacio y sociedadMercedes Molina lbez

    17. GEOGRAFIA Y ESTADO. Introduccin a ta Geografa polticaRicardo Mndez y Fernando Molinero

    f32.

    3.

    4.

    6.

    7.

    \

    ET ITiS/|IEO /iNB/|ilOfiNENIT/|EIfiII IMTNfl//

    Y VNA Eil I/,8 EI/iN/WS

    fintonio lfrateCatedrtico del t. B. rrAlfonso X et Sabiol (Toledo)

    9.

    cn@editorial cncel

  • A Queca, Antonio y Allonso

    .,{lY'.Lr IJE LA f{E-FUtLlq'iit,.,rrto, n Luls ANGET AR^NGo

    tnocEsog lECHrcos

    {o Aocaaa

    ,,. rr, t ''; ltr"o,n s-;jjj;;: I "JLr-chrr5-- .'*-l* "-'

    Cubierta: Roberto S. PardoTodos los derechos reservados por:

    OEDITORIAL CINCEL S.A.Martin de los Heros, 57-28008 MADzuDDepsito legal: M. 34.644-1984ISBN: 84-7046-355-1

    @ 1992 EDITORIAL CINCEL KAPELUSZReimpresin Diciembre de 1992Impreso por LITO CAMARGOImpreso en Colombia - Printed in Colombia

  • I ntroduccin

    L Emplazamiento y situacin: Fsctoles geogrficos1. Concepto de emplazamiento y situacin 112. Variedad de emplazamientos ... 123. Falta de adecuacin del emplazamiento primitivo para las necesidades

    de la vida moderna 144. Diferentes tipos de situacin 15Actividades 17

    2. Poblacin ubana ... 181819l9283035

    5t

    Indice

    ).

    ll

    l. I)cfinicin de poblacin urbana2. Caractersticas de la poblacin

    2.1. Estructura demogrfica ...2.2. Fuerte movilidad de la poblacin urbana2.3. Actividades predominantes2.4. La densidad de poblacin

    Actividades

    Morfologa urbanl. El plano

    1.1. Anlisis tradicional del plano1.2. Anlisis innovadores del plano1.J. Factores que modelan el plano

    2. La construccin urbana2.1. El entramado urbrno2.2. Caractersticas de la construccin urbana

    l. Los usos del suelo3.1. La movilidad de los usos del suelo3.2. La densidad de ocupacin de los usos del suelo

    4. Actuaciones sobre el paisaje trrbano4.1. La renovacin urbana ...4.2. La rehabilitacin urbana

    Areas urbanas

    l. El c. B. D. ...2. Las reas residenciales1. Las reas industriales

    urbana

    38

    3839454652525760606t626466

    69

    70

    707988

    7

  • 4. Las reas comerciales5. El rea rururbanaActividades

    5. Teoras sobre la estnctura urbna1. Teoras clsicas sobre la estructura urbana' 1.1. Teora de las zonas concntricas

    1.2. Teora de los sectores1.3. Teora de los ncleos mltiples

    2. Teoas recientes sobre la estructura urbana2.1. Teora del anlisis de eas sociales2.2. Teoras de los valores del suelo2.3. Teoras de usos parciales del suelo

    Actividades

    6. La circulacin urbana1. Los transportes: un uso especial del suelo2. Principios que rigen el transporte urbano3. Generadores de trfico urbano4. Los sistemas de transporte

    4.1. Los sistemas de transporte colectivos4.2. Problemas generales de los transportes colectivos ... ...4.3. Los sistemas de transporte individuales

    5. Consecuencias de las obras de mejora de la red arterial sobre la vidaurbana...

    Actividades

    7. Los problemas de la ciudadl. El equipamiento urbano

    1.1. El abastecimiento energtico1.2. El abastecimiento de agua1.3. La evacuacin de desechos1.4. Otros equipamientos urbanos ... ...1.5. La creacin del equipamiento urbano

    2. El deterioro del medio ambiente urbano2.1,. El microclima urbano2.2. La contaminacin atmosfrica ... ...2.3. La contaminacin de las aguas ...2.4. La contaminacin acstica

    Actividades

    Glosario

    I ntroduccin

    Pretendemos a lo largo de las pginas de este libro hacer llegar a loslcc.r clc forma scncilla, clara y actual los aspectos ms significativosrlcl intcrior clc csa realidad oambiante y de rpido crecimiento que es elt'spacio urbano en uucstros das. Para ello hemos organizado el libro en:'ietc captulos que hacen referencia a: Emplazamiento y situacin: Factoresitrogrf icos, poblacin urbana, morfologa, reas urbanas, teoras sobrecstructura urbana, circulacin y problemas de la ciudad. A continuacin,l)r'cscntamos unos ejercicios prcticos, a ttulo de sugerencias, unos do-r rrrncntos, un pequeo glosario y una bibliografa general.

    95100

    106

    107

    t07108111113tl4115116t2l122

    126r28129129135134

    124

    t24

    135

    136

    157

    137137139140t4l142143143147148149

    150

    Apndice

    Documentos de apoyo 155161

    165Bibliografa

    8

  • l,lmplazamiento y situacin:liactores geogrficos

    l. Conceptos de emplazamiento y situacinAl iniciar el anlisis del interior de |a ciudad, hemos de comenzar por

    t.l cstudio de lo que tradicionalmente se denomina emplazamientcl y situa-r irin, es decir, por los factores geogrficos del espacio urbano, puesto que,:,i hicn la ciudad es un espacio geomtrico, social, econmico y vivencial,trrrrrbin es un espacio fsico, que se localiza sobre un punto concreto de la:,trrcr.ficie terrestre, y que se constituye y organiza con relacin a un entornor't'r'cano e inmediato y a otro ms distante.

    t')l emplazamiento se define, de este modo, como el espacio concretoy rrraterial sobre el que la ciudad se asienta; es la topograf.a, el soportelsico que, desde el momento de la fundacin y a 1o largo de su historia,v;r a conclicionar, en buena medida, su paisaje urbano y su desarrollo es- rrrc:ial.

    l-a situacin, por su parte, es el entorno geogrfico ms amplio en el,rrc la ciudad se emarca y con relacin al cual se organiza. La situacinlrirco referencia a las condiciones geerales que rodean a la ciudad: ros,rrrontaas, naturaleza del suelo y, sobre todo, vas de circulacin, de inter-,lrnbio y elementos de produccin.

    As, en el caso de Madrid, el emplazamiento est constituido por lar:rrtc de la terraza del ro Manzanares que, en su orilla izquierda, individua-lizln los dos torrentes que desembocan en l y que, con el transcurso dellit:rnpo, dieron lugar a la actual calle de Segovia y al paseo de San Vicente.l,stc emplazamiento vino motivado por el deseo de Abderramn II, en elr;itlo rx, de levantar una fortaleza en un lugar estratgico, de fcil defensay lbundancia de aguas.

    La situacin, en cambio, viene sealada por su proximidad a los puer'

    11

  • tos del Sistema Central que aseguran las comunicaciones entre las MesetasSeptentrional y Meridional, y a la va'natural de comunicaciones que, endireccin Este-Oeste, forman'el valle del Henares, prolongacin del valledel faln, y el valle del Tajo. La situacin de Madrid est marcada tam-bin por su asentamiento en la zona de contacto entre dos medios fsicosy humanos diferentes: el del piedemonte del Sistema Central y "i a" tu,llanuras de margas y arcillas qu" r" extienden desde el sur de la ciudadhasta el valle del Taio.

    2. Variedad de emplazamientosLa eleccin del lugar del emplazamiento depende de dos factores: lafuncin que da lugar a la creacin de la ciudad (funcin defensiva, comer-cial, control de una ruta, etc.) y las caractersticas del medio fsico (topo-gtaf'a, naturaleza del suelo, disponibilidad de agua, vegetacin...) que deben

    ajustarse a las necesidades que determinaron lu frrncin de Ia "iu".De este modo encontramos que los emplazamientos preferidos son ros

    siguientes:

    a) ColinasDurante la poca antigua y la Edad Media, gran parte de las ciudades

    se localizaban sobre elevaciones del terreno o "Jlnur, ."rponai"nao u unufuncin militar o de control del territorio que se extendia a sus pies (la

    mayor parte de las ciudades espaolas fundadas en la Edad Media, ur .o,nolas bastidas del So. francs), ul d"teo de evitar los peligros de inundacio-nes en el caso de ierrenos situados cerca de algn ro fantiguas

    "iuu",de Mesopotamia) y al afn d,e gozar de unas mejores condiciones climato-lgicas (ciudades de altura en la zona intertropital: Simla en la Indi oDarjiling en Bengala) o de escapar de la insalubridad de las ,onu, bu.",costeras y ' pantanosas (durante mucho tiempo, los ncleos de poblacinde la franja mediterrnea correspondiente a las tierras de valencii y caste-lln se instalaron lejos del borde del mar por esta razn, prefiriendo lasladeras de piedemonte de las montaas prximas).

    b) RosDe la simple observacin de un mapa der mundo o de cuarquier paspodemos extraer la consecuencia de qu. tu rnayor parte de las ciudades

    se disponen a lo largo de los cursos i los r'os, ya que stos siempre hant2

    ;rr'ldo a la poblacin. constantemente los ros han desempeado un im-rrt'tante papel en la vida comercial, en la vida militar y, po; supuesto, conrt'lrrcin a los desplazamienos de los pueblos. Ahora bien, un anlisisrris detallado de su asentamiento lleva a la conclusin de que se localizant'rr puntos muy concretos:

    vados. Son lugares de escasa profundidad de las aguas, por donde se|rcde cruzar la corriente a pie. Generalmente, con el paso del tiempo,:'rlrre ellos se construye un puente que facilita la traves y contribuye allt,sterior desarrollo de un primitivo ncleo de poblamiento surgido junto;rl vad.. Este es el caso de muchas ciudades, como Toledo, con el puente,lt'Alcntara, o Mrida y salamanca, con sus respectivos puentes romanos.

    Estuarios. otras veces, cuando las ciudades se sitan en la desembo.(;r(lura de un ro, su emplazamiento suele realizarse donde terminan lost'lcctos de las mareas que hacen posible la penetracin de la navegacinrrartima hacia el interior. Es el punto donde se produce el transbordorlt: los viajeros o la ruptura de carga * de ras

    -".cuncus que llegan o salenl)or mar. Es, tambin, el lugar en el que durante mucho tiempo existi elriltimo puente que una las dos orillas, ya que su distanciamiento hacial:r desembocadura imposibilitaba la construccin de ningn otro. Ejemplos:;rgnificativos de este tipo de emplazamiento los constituyen las ciuddes dellilbao en la ra del Nervin, Burdeos en el Garona, ilun en el sena yllamburgo en el Elba. En otros casos er emplazamiento se efecta mi, crca de la desembocadura, como ocurre con Lisboa en el Tajo o BuenosAires en el Plata.

    Islas fluviales. A veces son islas situadas en medio de los ros, que faci-litan el.paso ntre ias dos orillas, las que han dado lugar al primitivo em-

    rlazamiento de una ciudad. Ejemplo claro es pars, fundada en ul,ile de la('it> en medio del Sena.conlluencia de ros. Hay ciudades que han surgido beneficindose de lat'.nfluencia de varios ros. Ejemplos son las ciuades de Len, Segovia,Valladolid, Lyon, Saint Louis y Manaos.Todas estas ciudades, emprazadas ar borde de los ros, responden en su()rigen a una funcin comercial, defensiva o de control de una va estrat_

    iica. A ello se debe su localizacin en puntos tan concretos que facilitant'l desarrollo de esas actividades.' Los trminos marcados con asterisco se encuentran definidos en el Glosariorl final del libro.

    15

  • c) Relieves costerooMuchas ciudades aparecen asentadas sobre formas diferentes de rerie-

    ves de la costa: Cdiz, sob.re una isla plana, con el paso del tiempo con_vertida en un tmboro unido a tierra por una rengua de arena, dondetodava existen caos y pantanos; san sebastin, sobrle el tmboro que uneel_monte urgull a tierra firme, entre la baha y el ro ur*i cartagena,sobre una pequea pennsula frente a una baha a. ,*""f"ionales condi_ciones naturales de abrigo y defensa; Ro de ]aneiro, .n urru lunura cos-tera entre la montaa y una zona pantanosa; Salvador de Baha, sobre unpromontorio rocoso; Manhattan, sobre una isla, etc.

    como en el caso anterior, estos emplazamientos primitivos respondentambin al deseo de encontrar unos rugares d" ur"ntuo,i;;;" ;", ofrezcanptimas condiciones para fundar ciudaJes especializadas en la funcin mi-litar, defensiva, comercial o de control de una ruta estratgica.

    3' Falta de adecuacin d_er,emplazamiento primitivopara las necesidades de la vida -od".rr.-----

    ,^^^1" evollci3 experimentada por las ciudades a partir del siglo xrx hanecno que el primitivo emplazamiento resulte, casi siempre, incapaz de hacerfrente a las necesidad.": e mayor espacio urbano v " ulf"rsui u un" "un-tidad creciente de habitantes,

    "n grun parte procedente del exterior. casitodas ellas fueron creads pu.u u"og", u uno, reducidos efectivos de pobla-

    cin y desempear una funcin qu", o bien ha desaparecido en la actualidad,como es el caso de la actividad militar o defensiva que dio tugu, u Ia crea-:in O:.l"l,as.ciudades, o se ha visto modificada, sobre todo, p"or la adicinoe multlples tunciones.

    De este modo, los primitivos emplazamientos quedaron desbordados porel desarrollo del fenmeno urbano esde principios del siglo pasado. Huboque buscar nuevos asentamientos para las areai urbanas lue'entonces em-pezaban a surgir y que lo hacan ]uera de los lmites aet'piimer empraza-miento. En muchas ciudades europeas creadas en lo alto de una corina,en una posicin defensiva, los nuevos barrios tuvieron que extenderse a suspies, con lo que se produjo su desdobramiento: la ciudad antigua y ramoderna' Frecuentemente, como sucedi en vitoria, er nacimiento aJt" p"ri.nueva est relacionado con la llegada del ferrocarril.. .

    A- partir del siglo xlx, las ciudades de colonizacin europea en Africadel Norte y Asia conocieron tambin un fenmeno de desdoblamiento. EnFez, Marraquesch, orn, Argel, etc., existe la medina, lu "iu" antigua,sobre una colina y la ciudad olonial sobre el llano.

    t4

    En otras muchas ciudades el emplazamiento primitivo no responde a lasrriqencias del urbanismo moderno y constituye un serio obstculo por ra-rncs de tipo fsico a la expansin. As sucede con las que se asientan sobrerrna isla, junto al mar, o al lado de importantes accidentes topogrficos.Sin embargo, hoy, la moderna tecnologa permite superar estos obstculosrrrcdiante la perforacin de tneles o tendido de puentes. Gracias al desarro.llo tecnolgico, Nueva York ha podido superar las limitaciones que el em-rllzamiento originario en la isla de Mahattan ofreca a su crecimiento.

    Por ltimo, hay que tener en cuenta que el primitivo asentamiento im-ridc el desarrollo de la ciudad en una direccin y lo hace posible en otra.

    4. Diferentes tipos de situacinAl hablar de la situacin podemos establecer una primera diferencia

    cnlre la manera de actuar que tena este factor geogrfico en el pasado y lartre tiene en la actualidad.

    A) Slrucrx DE LA cTLJDAD EN EL pASADoHasta nuestro siglo, la localizacin de las ciudades con relacin a su('ntorno geogrfico ms amplio vena caracterizad.a por el deseo de dominar,

    lx)r razones de tipo poltico, econmico y estratgico-militar, las rutas msirnportantes que facilitaban los desplazamientos de hombres y mercancas,y por el anhelo de beneficiarse de la relacin entre reas de economa dis-linta y del contacto de sistemas de circulacin diferentes. As, podemosofrecer una tipologa de situacin de ciudades:

    a) Situacin de encrucijada. Se trata de lugares de confluencia de va-rirs vas de circulacin, que pueden ser ros (Pars, Lyon, Praga, Manaos). rutas terrestres, como carreteras y lneas de ferrocarril, que llegan desdezonas distintas (Madrid, Zaragoza, Grenoble, Miln...).

    b) Situacin en un eje dd comunicaciones. Son ciudades que se bene-fician de su posicin en una lnea de comunicaciones, como son: los peque-rros ncleos de poblacin existentes en oasis, en las rutas de caravanas quertrviesan el desierto; las ciudades itinerarias del camino de santiago (Bur-rrcte, Estella, Logroo, Santo Domingo de la Calzada, Castrojeriz, Burgos,r:tctera); las ciudades de Champaa,.en las que se celebraban importanteslcrias durante la segunda mitad del siglo xn y primera del siglo xrrr, o lasr:itdades hanseticas.

    15

  • c) Situacin en zona de contacto de reas geogrlicas diferentes. Co-rresponde a ciudades donde la vida de relacin tiene un significado espe-cialmente importante, puesto que acuden gentes y productos desde zonasgeogrficas distintas. La ciudad es el principal nudo de comunicaciones ymercado de su entorno, en el que se intercambian productos de economasvariadas. Ejemplos a pequea escala pueden ser los de Inca y Talaverade la Reina y a gran escala los de Viena y Lyon.

    d) Situacin de lachada martima. En estas ciudades coinciden muchasde las ventajas que caracterizan a las situaciones anteriores: el contactoentre siStemas de circulacin diferentes (martimo y terrestre), la relacin en-tre zonas de economas distintas y los beneficios comerciales y estratgicosque se derivan del acceso y control de las rutas martimas.

    Dentro de la situacin general de fachada martima se puede distinguirotras concretas:

    -

    De estuario (Londres, Hamburgo, Lisboa, etc.) y de delta (Rotter-dam, Leningrado, Nueva Orlens, Alejandra y Constanza). Ambasson situaciones de desembocadura de ros que facilitan o aseguranlas relaciones con el interior, con su hinterland *.

    -

    En otras ocasiones las ciudades se sitan, simplemente, en una facha-da martima para permitir las relaciones con el interior o comopuntos de contacto con las grandes vas de circulacin por mar.A estas situaciones corresponden la mayor parte de las ciudadescoloniales: Djibuti, Hong-Kong, Macao, Bombay, Singapur, Gibral-tar y El Cabo.

    B) SrruecrN DE LA crr.JDAD EN EL IREsENTEEn la actualidad, el factor de situacin influye de otra manera en la

    localizacin de las ciudades de nueva creacin. Los progresos realizadosen los sistemas de transporte y las nuevas tecnologas aplicadas a la cons-truccin de ciudades han permitido liberarlas, al menos en parte, de ladependencia que antes guardaban respecto a las vas de comunicacin.Adems, los objetivos perseguidos hoy, al fundar nuevas ciudades, sondiferentes a los de pocas anteriores. Entre los objetivos figuran:

    a) Puesta en explotacin de reas geogrlicas aisladas y deprmidas,atrayendo a parte de la poblacin que, continuamente, se traslada del cam-po a la ciudad en los pases no industrializados. Un ejemplo de situacin16

    rrr,t ivada por este inters lo proporciona la ciudad de Guayana (VenezWla).I rrrrlazad en la confluencia del ro Caron con el Orinoco, a 500 kilme'Iros de Caracas, ha sido creada para actuar como polo de crecirlientor,.iional, con la posibilidad de llegar a ser la capital de la Guayana venezo-l,rrr;r, aprovechando la existencia de un enorme yacimiento de hierro, cuyo,,,,,'"r.nl se utiliza para la exportacin y para su transformacinin sifu en unr,tt'nto complejo siderurgico.

    h) Explotacin de recursos energticos y mineros. A este deseo ha,,.,,,ondido la creacin de la mayor parte de las nuevas ciudades de la Unin,,,,vitica, situadas en reas geogrficas alejadas de los centros demogrfi-,r,, v ecotmicos tradicionales: K.araganda, en la cuenca carbonfera det..,rzrrkh; Vorkuta, en la cuenca minera del Pechora, cetca del Crculol',,lrrr Artico; Zaporozhe, en Ucrania, en relacin con las posibilidades de.rl)r'ovcchamiento hidroelctrico del ro Dnoprostoi.

    .) Intereses poltcos, como puede ser el traslado de la capital de lar;r, itin a un nuevo lugar de asentamiento. Tal es el caso de la creacin,l,. llrasilia en el corazn de la meseta de Goias. Generalmente, estas ope-rjr('roncs van acompaadas de otros propsitos, corno el desarrollo de una.rrt.:r tlcprimida o l redistribucin de la poblacin. De esta manera, con lal,rrrtiacin de Brasilia se pretenda atraer poblacin hacia el interior e im-l,rrl:;ar econmicamente las tierras de la meseta de Goias.

    d) Nuevas tecnologas. Por ltimo, hay que considerar que las nuevastr.r nologas, basadas en la utilizacin de la energa atmica, el aprovecha-rit.nlg de los mares o las radiaciones del sol, abren inmensas posibilidadesl,ir;r itprovechar y colonizar las regiones del anecmene * y situar en ellaSnu(,\':li ciudades. Hoy se piensa en la construccin de ciudades sobre islas,rrtil'iciales en la plataforma continental * para explotar yacimientos de pe-trolt.o y de carbn submarinos, as como en la creacin de ciudades dotadas(1,.un lnicroclima dentro de las regiones rticas y antrticas para aprovechar'll:i rccursos.

    Actividades

    1. Sobre un buen plano o el mapa topogrfico a escala I : 50.000, anali-za los factores de tipo fsico y funcional que decidieron el emplaza'miento y la situacin de tu ciudad.

    2. Sobre un mapa de Espaa, seala las cpitales de provincia. Observasi existe alguna regularidad en su situacin y ordnalas en funcinde la tipologa de situaciones descrita en el texto.

    t7

  • 2 l'i. cualquier caso, la poblacin urbana no debe ser definida exclusi-vjilil('nlc por un criterio numrico, que'slo sirve como sistema de aproxi-,,t ir'ln. Es preciso recurrir a oiros criterios, sobre todo al que hace referencia l;r actividad de las personas que viven en la ciudad. De este modo, la',rlrl:rcin urbana podra ser definida como aquella que constituye una agru-'rrtitirr continua e importante y.cuyos miembros no trabajan en el cultivo,h' lir tierra o, al menos, esta actividad no es la principal.

    2. Caractersticas de Ia poblacin urbanal.os habitantes de la ciudad presentan unas caractersticas por las que se

    ,lrl.rcncian de los del campo, si bien estos rasgos varan segn los pasesy lrrs pocas.l,a personalidad de la poblacin urbana se manifiesta en su estructura

    ,1,'rrr.grfica, la fuerte movilidad de sus habitantes. las actividades prederrnrntes y la densidad de poblacin.

    2.1. Estructura demogrfica

    l.a peculiaridad demogrfica de la poblacin urbana se debe, ante todo,, (l.c es una poblacin abierta, mientras que la poblacin del campo es, ('nada. La poblacin urbana mantiene continuos contactos con el exterior,l,' 1s hace que su estructura demogrfica sea fruto tanto de su crecimien-t() natural como del crecimiento migratorio. Es ms, en muchas ciudades,rl rronos hasta fechas recientes, el incremento debido a la inmigracin har'r,kr superior al del ctecimiento natural; por el contrario, la estructura de la''blacin rural depende fundamentalmente del ritmo de su crecimientor rl rrral.

    La estructura demogrfica de la poblaiin urbana se caracteriza por:

    A) El pnBooltrNro DE I-e posleclN ADULTA y LA REDUcIDApnoponclN oe xlos

    l.a composicin de la poblacin urbana por grupos de edad obedece,.rl gran patte, a las actividades predominantes en la ciudad, a la estructura,ft' l

  • el campo y una menor proporcin de nios, personas de menos de 1 ao amenos de 15 aos, y de ancianos' personas de 65 aos y ms'

    Prcticamente, en todas partes, la ciudad aparece caractetizada desdeel punto de vista de la edad de sus habitantes por la abundancia de adultos'Su proporcin se sita siempre por encima de la que le corresponde a esteg*po i. poblacin en el onjunto del pas, lo que incide en el mayordinamismo de la ciudad sobre el campo.

    La tasa de dependencia, constituida por las personas de ms de 65 aosy de menos de 15 20 aos con relacin a la poblacin activa, personasie 15 a 64 aos o de 20 a 64 aos, es mucho ms baja en la ciudad, yaque sta propclrciona ms puestos de trabajo a sus hijos y a los que llegande fuera, al poseer un extenso abanico de actividades correspondientes alos sectores scundario, terciario y cuaternario. Las estadsticas de inmigra-cin ayudan a explicar la alta proporcin de adultos en la ciudad' ya quemuestran que ms del 50 por 100 de las personas que a ella acuden en buscade un puesto de trabajo, tienen menos de 30 aos'

    La cantidad relativa de adultos residentes en las ciudades de los pasessubdesarrollados tambin supera a la del conjunto nacional. El 68,6 por 100de los habitantes de Abidfan pertenecen al grupo de edad comprendidoentre 15 y 59 aos, mientras que la media de este grupo de edad para todaCosta de Marfil es del 53 Por 100'

    La nota ms peculiar de las ciudades de los pases subdesarrollados esla elevada proporcin de nios y de jvenes a causa de la alta natalidadde las gentes que llegan del campo con un comportamiento natalista tpica-mente iural y traclicional. En la mayor parte de las ciudades de estospases se ha producido una evolucin en la distribucin de los grupos deedad anloga a la experimentada por las ciudades de Africa Tropical, aun-que sin coincidir exactamente en sus etapas cronolgicas. En las ciudadesd"l ,f.i"u Tropical hubo una primera etapa, hasta los aos sesenta de unainmigracin selectiva, en virtu de la cual slo acudan adultos jvenes delsexo masculino, por lo que la natalidad era muy baja. La ciudad se carac-teriz entonces por el prldominio de Jos jvenes adultos (de 20 a 59 aos)'Dolisie (zaire)

    "ru unu ciudad de 10.000 habitantes en 1951, cuyas dos

    terceras partes tenan ms de 20 aos, mientras que la poblacin de msde 55 aos se reduca al 0,5 por 10Q. En una segunda etapa, a partir de losaos sesenta, la proporcin de nios y de jvenes creci hasta el punto de serel grupo mejor iepiesentado como resultado del aumento de la natalidad, al

    ""uii a la ciudad los parientes del inmigrante, pudindose reconstruir

    la clula familiar. Desde finales de la dcada de los sesenta, estas ciudades seconfiguraron como ciudades de poblacin joven, donde la mayor partede sui habitantes tienen menos de 40 aos y, aproximadamente' el 50 por 100no llegan a los 20 aos.

    20

    l,a proporcin de nios y de jvenes es baja en casi todas las ciudades,t,.krs paies industrializados. Su porcentaje se sita por debajo del que,,,r r.;psrrs al conjunto nacional, aunque hay que tener en cuenta circtrns-r,,rreias de carcter local que pueden modificar este hecho. As, las ciudadesnu(.vas de Gran Bretaa, Francia, Asia sovitica y otros paSes poseen un,.lt.vrdo nmero de menores de 15 aos al haberse instalado en ellas, pre-l{ r('ntemente, matrimonios de jvenes adultos. Ocurre igual en las ciudades,h.r'iipido crecimiento por efecto de la inmigracin y en aquellas que ltan;rr ogido a minoras tnicas con un comportamiento natalista fuerte frente,rl rcsto de la poblacin, como es el caso de algunas aglomeraciones de Es-r.rrltls Unids con alta participacin de negros, puertorriqueos y chicanos.

    l,a proporcin de ancianos resulta todava ms variable entre las ciuda-,1,.s de los diferentes pases en funcin, sobre todo, del grado de desarrollo.| ;r rroporcin de personas de ms de 65 aos es elevada en las ciudades,1,. los pases industrializados, debido al progresivo aumnto de la esperanza,h.vida y a las mejoras sanitarias y asistenciales; la proporcin es, en cam-l,io, r1sy baja en las ciudades de los pases subdesarrollados (2,1 por 100, r So Paulo frente al 5,1 por 100 para todo Brasil).

    por ltimo, hay que considerar que la poblacin no se distribuye del,,rrna homognea en cuanto a los grupos de edad dentro del espacio urbano.lrrt:ntc a reas residenciales envejecidas, generalmente las ms interioresy rrntiguas, aparecen otras de poblacin joven, las de ms reciente creacin.'rr la periferia (figura 1).

    2l

  • NA

    I ..\

    Gamara

    It) Ll colposlcrN poR sExo DE LA poBLAcrN TJ,RBANANo se puede establecer ningn principio de carcter general sobre el

    'rt:dominio de los hombres o de las mujeres en la ciudad, puesto que hayir;rndes diferencias entre las ciudades de las distintas reas geogrficai,lt'l mundo.

    Estas diferencias dependen de los siguientes factores:

    I Desarrollo econmico y tasa de urbanizqcinIln las ciudades de los pases ms desarrollados y evolucionados eco-

    rr.rjsss, que son los que presentan las tasas de urbanizacin * ms'rltrrs (95 por 100 en Blgica,92 por 100 en la Repblica Federal Ale-rr;ra, 84 por 100 en Dinamarca, 8i por 100 en Suecia, 7g por 100 enlr;rrrcia,76 por 100 en el Reino unido y en canad y 74 por 1b0 en Esta-'1,'' unidos), la poblacin femenina predomina ligeramente sobre la mascu-lrrr:r, aproximndose mucho a la distribucin general de la poblacin por',r'x()s para todo el conjunto nacional.

    l, estos pases el xodo rurar ha terminado prcticamente, por lo quelr lx)blacin urbana depende hoy de su crecimiento natural.

    | | l)iferentes estructuras sociqles, religiosas y culturaleslrrr los pases no desarrollados y con una poblacin que an tiende a

    ,1,.rlrrzarse a las ciudades, la distribucin por sexos vara considerable-,r'rl('cn funcin de otras causas, como son las derivadas de las estructu-rr', :,.t'iales, religiosas y_ culturales que inducen a un diferente comporta-'r'i rro del hombre y de la mujer ante la posibilidad de abandonar el'

    /ilil1)().l'.r las ciudades de los pases de Africa y Asia hay un nmero ms

    'rlr" rlt'hombres que de mujeres dentro, sobre todo, de determinados gru-r"'| {l('cdad; por ejemplo, en Dakar hay r47 hombres por cada r00 muje-r r'()r cncima de 30 aos, mientras que las mujeres ion ms numerosas''rrr' l5 y 30 aos. En las cidades de lberoamrica, por el contrario,I't' (ll)nrinan las mujeres.

    l :'r.s contrastes pueden ser explicados, en buena medida, por las dife-r',r r:*i st-lcioculturales y religiosas de las distintas reas geogrficas. LasIrr'lrr irrlles y rgidas estructuras sociales de Africa y Asia hacen que larrrrrr'r rt:nga menos libertad para abandonar el hogar y marchar a la ciudadrtr l,lll'(r de trabajo que en lberoamrica, en el r*o r una cultura de ruz, I r.,tr:rnr y, por tanto, ms igualitaria.

    EDAD DE LA POBLACION

    Poblacin vlela IPobfacin madura a vieia %,Poblacin madura ffiPoblacin oven I madura JTITTTITIPoblaclnJoven ;Ij

    Armentls

    '%:t- Arechavaletffis!9 _ )llllly$tsoro @

    Fig. l.-Distribucin de la poblacin por edad dentro de la ciudad de Vitoria.

    Fuente: M. Antonio Z(nn Mrnrfn, Translormacin y cambio de un espaco urbano,Nmero monogrfico del Boletn de la Institucin Sancho El Sabio, l9gl,Vitoria.

    23

  • III. Especializacin lunconal de la ciudadEl predominio de hombres o mujeres va unido tambin al tipo de acti-

    vidad o actividades caractersticas de cada ciudad. De este modo, el nmerode hombres se eleva considerablemente en aqullas que estn especializadasen la funcin industrial, sobre todo donde existen industrias que exigenun considerable esfuerzo fsico (industria siderrgica, metalurgia pesada,de la construccin, etc.). En cambio, las mujeres son ms numrosas quelos hombres en las ciudades especializadas en industrias ligeras, en servi-cios y en ciudades de reposo o de jubilacin; as, en Bournemouth, ciudadde reposo en Gran Bretaa, slo hay 71,6 hombres por cada 100 mujeres acausa de la mayor longevidad de estas ltimas.

    C) UNa aee NATALTDAD EN LA crr,JDADLa poblacin urbana presenta una natalidad inferior a la poblacin

    campesina. Ello se debe a una serie de razones:

    I. La vivienda urbanaEl espacio ms reducido de los alojamientos de la ciudad obliga a sus

    ocupantes a reducir el nmero de hijos, ajustando el nmero de hijos al dehabitaciones disponibles segn los diferentes estatus socioeconmicos. Esteprincipio opera, especialmente, en el comportamiento familiar de las clasesmedias, pero no tanto en las clases altas, que pueden disponer del tipo devivienda que necesiten en funcin del nmero de hijos deseados, ni tampo-co en las clases ms humildes, sobre todo las que habitan los barrios dechabolas de las grandes ciudades, ya que, al no tener una vivienda dignaa la que acomodar el nmero de hijos, no limitan la natalidad.

    II. Psicologa urbanaOtras razones que inducen a reducir el nmero de hijos son: el deseo

    de gozar del mejor nivel de vida que ofrece la ciudad sobre el campo, sinquerer asumir las limitaciones que supondra la llegada de un nuevo hijo;el anhelo de los padres por superar su nivel de instruccin y educacinen los hijos, 1o que les obliga a dedicar una parte mayor del presupuestofamiliar a este fin; el alargamiento de la etapa formativa de los hjos y elconsiguiente retraso en la entrada en la vida laboral con relacin al campo,

    24

    l" 1r"rcpercute en una mer[ra de los ingresos durante ms tiempo, y el" ' r una infornlacin rnejor y ms abundante sobre la planificacin

    ,1, l.r !rrlllia.

    lll l)i"sir;n cie sexosli rlifererrtr: nrnero de hombres y mujeres en la ciudaci repercute en el

    ,,", n1., de la proporcin de solteros, provocando un descenso en la nata-lr,l.r,l lil desigual reparto de sexos favorece el indiviclualismo y los hbitos' , ,, rr ,u ios a la institucin familiar.

    l\ ! ttnn! ( vlda ciudadanar I .rlt. nir'ei d'e vida de la ciutlad provoca una continua demanda del' r"', tlc cronsunro, a cuyo acceso el ciudadano no est dispuesto a renun-

    , , ir ,r )r un aumcnto Cel nmero de hijos.Lr,: nisirro nivei de vida.exige el trabajo de la mujer fuera der hogar,

    ''llrrr'rdo rrcgaiivamente en la vida familiar y en el nmero de hijos.l",i;ls estas razones hacen que la nataridad sea redrcida en las ciuda-

    'l' rhcn, tambin en este caso, hay que tener en cuenta que existen'r,,1',ilrnters contrastes entre ellas. Segn el comportamiento de sus habi_r,,rr

    " ir'i.e la natalidad puede establecerse tres tipos de ciudades:('iudades de pases muy evoruconados demogrdficamente. En losrases ms desarrollados y urbanizados, las tasas de fecundidad y,lc

    'atalidad (vase libro 2 de esta misma coleccin) son semejantescn el campo y en la. ciudad, puesto que no hay diferencias, prcti_caniente, en sus modos de vida y rnentalidades.()iudades de pases en vas de evolucin demogrfica. se registrar'a gran diferencia en las tasas de fecundidad y de natalidad intrelrr ciudad y el campo, muy bajas en la primera y muy altas en lascgunda' debido a que las prcticas anticonceptivas slo se hanicneralizado en la ciudad.t'iudades de pases no evolucionados demogrfcamente. La fecun-rlidad y la natalidad de la ciudad y del campo son muy altas en losrases no desarrollados y en vas de urbanizacin, ya que el xodorrr'rl es muy fuerte y las gentes que ilegan del cmpo mantienentlurante bastante tiempo su comportamiento natalista.

    25

  • D) Utt uoRulrDAD BAJA EN LA cIUDADDe entrada, se puede afirmar que la mortalidad es hoy ms baja en-la

    ciudad que en el campo, como consecuencia de unas mejores y ms rpidasatenciones sanitarias. Sin embargo, esta situacin no ha sido siempre lamisma, ni siquiera lo es hoy en todas las ciudades del globo. Como ocurreen todos los fenmenos urbanos es difcil establecer una conclusin gene-ral que sea vlida para todas las ciudades. La mortalidad de los ciudadanosvara en funcin de una serie de factores como son: atenciones sanitarias,condiciones generales del medio ambiente, nivel de vida, forma de hbitat,tipo de ciudad y caractersticas del crecimiento urbano.

    Es posible distinguir tres perodos en la evolucin seguida por la mor-talidad en las ciudades:

    L EI primero comprende la mayor parte del siglo XIXDurante buena parte del siglo xIx la ciudad fue devoradora de vidas

    humanas en Europa occidental y Amrica del Norte, especialmente de vi-das pertenecientes a las capas ms humildes de la sociedad. El fuerte xodorural hacia las ciudades europeas y la afluencia de enormes contingentesde inmigrantes hacia las ciudades americanas, sobre todo a las del nortey nordeste de Estados Unidos, motivaron el hacinamiento de los recinllegados en viviendas de reducido tamao, carentes de los mnimos servi-cios higinicos y localizadas en barrios insalubres y degradados.

    La mortalidad ms alta se produca entre los obreros y los nios. Del60 al 80 por 100 de los nios moran antes de cumplir cinco aos en algunasciudades industriales como Lille o Manchester.

    Hay que esperar al ltimo tercio del siglo para que la accin conjuntade una serie de mejoras de tipo sanitario, higinico, preocupacin urbans-tica por el saneamiento, mejoras laborales, etc., hagan que la mortalidadde los habitantes de la ciudad empiece a declinar.

    II. El segundo perodo se extimde desde finales del siglo XIXa nuestros das

    Durante estos aos la mortalidad urbana fue descendiendo hasta situar-se por debajo de la mortalidad campesina en las ciudades de Europa occi-dental y de Amrica del Norte.

    Los primeros beneficiados fueron. los nios, las mujeres en edades com-prendidas entre 20 y 40 aos y los obreros, es decir, aquellos grupos depoblacin que registraron las tasas de mortalidad ms altas en el siglo xtx.

    26

    I I l El tercer perodo corresponde a nuestros dasIrn los ltimos aos, se observan ndices de mcrtalidad ms altos que

    , rr t:l campo en algunas ciudades de los pases ms evolucionados demogr-lrt;rnente y de mayor urbanizacin.

    l.as razones de este cambio de tendencia se encuentran en Ia equipa-r ",

    irir del campo y de ia ciudad en dotaciones sanitarias, en la ripiezh':rcceso a los centros asistenciales y en la mejor adaptacin del orgunisrnolrrrrrirno al campo que a la ciudad. Esta ltima constituye un medio arti-l, r;rf donde la vida resulta eada vez ms difcil, debido a las constantesv , rccientes agresiones s

  • El mayor nmero de defunciones coresponde a los nios menores deun ao. La mortalidad infantil puede alcanzar tasas del 600 por 1.000 en losbarric,s de chabolas de Calcut o de Bombay, c del 200 por 1.000 en mu-chas ciudades de oriente Medio, de Africa e Iberoamrica.

    Apesardetodo,lastasasdemortalidadgeneraleinfantildelasciuda.des de estos pases se sitan por debajo -de las tasas de mortalidad delconjunto del ias gracias al mor equipamiento sanitario; as' la tasa de.oitulid"d e Rio de faneiro s dei i6,7 po' l'000 y la de So Paulodel 11,5 por 1.000, mentras que la mortalidad general de Brasil es del22 por 1.000.

    ^E., toda, partes la mortalidad empieza a disminuir des.de el momentoen que las meoras asistenciales, sanitarias e higinicas se imponen sobrelas condiciones de vida derivadas del hacinamiento'

    2.2. Fuerte movilidad de la poblacin urbana

    uno de los rasgos que mejor define a la poblacin urbana es su movi-lidad espacial, ecomica (los individuos pasan de un nivel de ingresos aotro) y social (cambio de un estatus social a otro), teniendo en cuenta queU ouiti" espacial aparece estrechamente relacionada con los cambioseconmicos y ,o"iul.r, yu qu" todo desplazamiento de residencia supone casisiempre un cambio de poder adquisitivo y de grupo social'

    ilentro de la movilad espacial figuran los cambios de residencia y losmovimientos Pendulares.

    a) Cmnbios de resdencaLos movimientos de residencia pueden efectuarse desde el exterior cle

    una ciudad a su interior o dentro de ella'Losprimerossonmovimientosdelargadistancia,queserealizandesde

    una ciudad a otra. desde el campo o, incluso, desde ei extranjero. Un estu-dio efectuado en 1974 sobre 1 movilidad de la poblacin en las reasmetropolitanas de Estados Unidos puso de relieve que el 47 por 100 delas personas que se desplazaron, lo hicieron desde otras reas metropolita-nas, desde ciudades ms pequeas y desde reas rurales. La importanciaque ha tenido este movimi.rrto

    "n Espaa se pone de manifiesto si consi-

    d"r"_o, que, de lg62 a 1g70, un total de 3.544.395 personas trasladaron," t"g"r e residencia dentro del pas y casi todas ellas lo hicieron hacialas ciudades.

    Los segundos, canrbios de residencia dentro de ia ciudad, son los ms

    28

    nrtnrcrosos y corresponden a distancias cortas existentes entre distintas reasrrlrrnas, entre el centro de la ciudad y Su periferia, o bien dentro de unar"'rrila rea residencial o barrib. La mayor parte de estos desplazamientos',, ,'l.cctan de manera voluntaria y por razones de variada ndole: de tipoI'rrrriliar, como puede ser el aumento del nmero de hijos; de tipo socie,,,'1jiss, ascenso de categora socioprofesional; de tipo tnico o;ocial,',1:rr (le instaiarse o huir de un rea residencial ocupada por un determinaciu,rrrr,r tnico o social. La localizacin en uno u otro barrio puede ser,trlird por los individuos como un medio para separarse o aproximarser rrr grupo de poblacin de caractersticas concretas.

    lrl cambio de residencia se realiza, fundamentalmente, en virtud de unt'r',r'('so en el que, a nivel individual o familiar, interviene la informacinr,, ilrida o disponible (anuncios odos, escritos, por corrco, etc.), la can-tr,l.rl

  • de ciudades de tipo medio que no han sufrido recientemente unagran expansin. Los trabajadores se desplazan en sus propios me-ios de transporte o en los proporcionados por las empresas msimportantes.

    II. Movimentos desde los domicilios a los lugares de trabaio que seIocalizan en varias zonas de la ciudad. Estos movimientos corres'ponden a ciudades mayores donde los centros de empleo se multi-plican.

    III. Movmientos entre uarios ncleos urbanos de carattersticas seme-iantes (conurbaciones). Los desplazamientos alcanzan aqu su mayorcomplejidad, puesto que la diversidad de reas residenciales y decentros de actividad hace que los flujos de poblacin se entrscrucen.

    2.3. Actividades predominantes

    La ciudad se caracteriza tambin por ofrecer una gran variedad de ocu-'paciones, lo que constituye su mayor atractivo para la poblacin. En laprctica, todas las actividades estn representadas, incluso existen ciuda-des donde el sector agrcola tiene importancia, como sucede en muchasciudades de los pases subdesarrollados, en las denominadas

  • bsico de la ciudad. Para ello se han ideado varios mtodos, si bien losms usuales y de ms sencilla aplicacin son el de M'r'rt",l y TuclursoNy el de Munprv.

    I. Mtodo de MattIa y ThompsonParte del principio de comparar la proporcin de entpleo existente en

    .rna determinada actividad a nivel local con el emplec generado por esa',risma actividad en el conjunto del pas. Se considerr qus una actividadr,roporciona empleo bsico cuando su porcentaje de empleo en la ciudad'rpera al promedio nacional.

    Este mtodo, llamado . se formula'; la siguiente manera:

    etI:ei--.EiET

    / -

    Indice de supervit de trabajadores.ei

    -

    Empleo de la ciudad en la actividad de que se trate.et

    -

    Empleo en todos los sectores de actividad econmica de la ciudad.ET

    -

    Empleo en todos los sectores de actividad econmica del pas.Ei

    -

    Empleo total nacional en la actividad de que se trate.

    Este ndice proporciona valores de 0, negativos y positi'ios. Slo cuandolos valores son positivos se estima que la actividad considerada es bsicaen la ciudad.

    i ' Mtodo de MurPhy '

    Permite mostrar cul es la actividad predominante de la ciudad a tra-vs de la determinacin de su empleo bsico. Para ello relaciona la pobla-cin total de la ciudad y del pas con los empleos proporcionados por lasdir':ntas actividades consideradas.

    'ic basa en la siguiente frmula:

    DC: et -

    'ETP

    C -

    Coeficiente bsico de empleo.et : Nmero de trabajadores en la rama de actividad o actividades con-

    sideradas de la ciudad.

    32/

    p -

    Poblacin total de la ciudad.i' -

    Poblacin total dei pas.,i:l?' *. Nnero de trabajadores en la rama de actividacl considerada del

    pas.

    Si r:i res'rltadn es 0 o un nnierc negarivo, ia ciudad no tiene empleoi,.,.ri,r cl,,rsa actividad; pi;r i:l cr_]ntrario, tiene empleo bsico cuando el'

    .l .,ri1 95 U i!r1r,. n,,,;,..,r.

    .' I ln rierisidaqi *t* poit6t

    'r rj.:rigrral disl;-ibtil:ir', por ei iltr:rior r.lel cspacio urbano es otra del, . 'licir:rstics cie lr-s habitantrs ri* ir clirdri. ya -cea considerando la den-I itir: ,oblacin bruta (ninrri';r i;: pss1)rs por uni

  • B. Newr-rNc (1969) considera, por su parte, que cerca del corazn dela ciudad existe una densidad relativa baja; el nmero de resistentes se vaincrementando desde 1, a medida que aumenta la distancia, hasta llegara un mximo de densidad en los bordes del rea central, formndose Ioque denomina (. A partir de ah, el nmero de habitan-tes disminuye de forma exponencial negativa (figura 2 a).

    q

    c]

    I

    Segn C. Clarktl

    Segn J. Tanner y G. Sheratt

    !'6o

    opo

    p

    oDistancia

    Fig. 2 a.-Modelos de gradiente de densidad de poblacin.

    Fuente: NonrHeu, 1975, pg.340.

    Se ha intentado aprovechar conjuntamente estos modelos de densidaddiciendo que cada uno de ellos reflejara el reparto de la poblacin en di-ferentes etapas dentro de la historia de cada ciudad. As, el modelo de'C. Cunr correspondera a la etapa ms joven, el de TlNNen y SHnnnlrra la etapa de madurez y el de NBwr-l,c a la etapa de vejez (figura 2 b).

    Se han buscado explicaciones de distinto tipo para justificar el descensoprogresivo de la densidad hacia la periferia.

    -

    De tipo econmico. Las bajas densidades residenciales de los bor-des de la ciudad se deben a unos usos poco intensivos del suelo alser el precio del mismo muy barato; cerca del centro, por el con-trario, el alto valor del suelo hace que predominen los usos inten-sivos y una densidad residencial alta.

    -

    De tipo social. La mayor densidad residencial corresponde en lasciudades de Europa Occidental y de Estados Unidos a las reas si-tuadas cerca del centro, donde viven los grupos sociales ms humil-des, ya que ocupan viviendas muy pequeas para compensar el alto

    34

    Fig. 2 b.-Evolucin dc la clensidatl dc poblacin.| "' 'rl'' llruce NrwlrNc,

  • igual manera en todas las ciudades, sino que hay diferencias en funcinde factores como:

    -

    Area cultural. En las ciudades occidentales, las altas densidades delcentro empezaron a descender a fines del siglo xIx y principiosdel >or. En las ciudades no occidentales, las altas densidades de lasreas centrales han seguido incrementndose con el tiempo y el gra-diente de densidad ha permanecido relativamente constante a lolargo de los aos, ya que los grupos sociales de mayores ingresossiguen prefiriendo vivir en el centro, la localizacin ms atractivapara todos los habitantes de la ciudad.

    -

    Tamao. La densidad es mayor, a niyel general, en el centro de lasgrandes ciudades y disminuye ms suavemente hacia la periferiaque en las pequeas, ya sean antiguas o nuevas ciudades.

    -

    Transportes. La densidad ha evolucionado a travs del tiempo en"funcin de la naturaleza de los transportes utilizados. En la pocade los desplazamientos a pie y de los coches de caballo, las den-sidades se disponan de modo concntrico en torno al ncleo interiorde la ciudad y disminuan de manera uniforme en todas las direc-ciones. En cambio, en la poca de creacin de las redes de tranvasy a partir de la construccin de autopistas, se forman crestas secun-darias de ala densidad junto a las lneas de transportes.

    Hoy tambin se originan picos de altas densidades lejos del centro, corres-pondiendo a la existencia de ncleos de poblacin rural, satlires indus-triales o suburbios dormitorio.

    Actividades

    l. Teniendo en cuenta el'nmero de habitantes de tu lugar de residen-cia, puede ser considerado como una entidad de poblacin urbanao rural? Adems del criterio numrico, qu otros criterios se utili-zan para definir como urbana a una poblacin?

    ) confecciona un grfico de crecimiento de la poblacin de la ciudaden la que resides, explicando de manera razonada las distintas etapasque pueden distinguirse en ella.

    r Averigua el empleo bsico proporcionado por la industria en vitoriaen 1970 mediante las frmulas de Munpsy y de Merrrle y TuouRsoN,a partir de los siguientes datos:

    Nmero de trabajadores Poblacinen la industria

    Nmero de empleosen todos los sectores

    econmicos

    \'tl1)t ial.;ririra

    25.2523.019.800

    136.87154.O32.801

    47.599l r.908.100

    36 37

  • 3,nrdjicamente, constituye uno de los aspectos de la geograffa de la ciudado,, 1,,, que se ha progret"do

    -"not I nivel terico' De este modo, todava,r crlominan los enfoques tradicionales.

    Morfologia urbana

    ilEl paisaje urbano o morfologa de la ciudad es el resultado de la com'binacin de tres elementos: el

    -plano, la construccin o edificacin y losusos del suelo, que estn sometidot a un constante cambio' si bien a unritmo diferente cada uno de ellos'

    Esta movilidad es, piecisamente, lo que da lugar a que el paisaje urba-no no est terminado nunca, sino que sea algo que continuamnte se esthaciendo y deshaciendo. De todos estos elementos' el que cambia con ms,"pi

    ", el ,rro del suelo; sigue a continuacin la edificacin, ya que las

    inversiones realizadas hacen q-ue las construcciones se mantengan en piedurante varias generaciones, y an sin tener en cuenta las Circunstancia8especiales de a{ullas qu. porr"r, un valor arquitectnico, religioso o his'tiico; por ltimo, cambia el plano, qu9 es el elemento ms conservadora"t pisue de la ciudad. La peidurauitidad del plano, una, vez construido,r" tU", sobre todo, al capiial que se ha invertido en el trazado de las."rr"'v,enlosedificios,yala.igid""queresultadelacomplejidaddelas disiintas formas de prpiedad di las parcelas dentro de la ciudad.- Ei plano, to,

    "iririor'y los usgs del- suelo son element* qr:

    -r1],"realida aparecen estrechamente relacionados, pero n.sotros vamos a c'nsr-dcrarlos por separado para su estudio'

    l. El planoEs el resultado dc ta combinacin sobre el espacio de la ciudad, a tra'

    vs del tiempo, de supcrficies libres (calles, parques y jardines' plazas' luga'res de aparcamiento, etc.) y de superficies construidas'

    Su anlisis "orrrtitrry"'.rn

    upurtudo tradicional en los libros de geograffrrurbana y son numerosos los estudios que se han realizado sobre 1, aunque,

    l8

    I l. Anlisis hadicional del PlanoI )cntro de los enfoques tradicionales hay

    lilr'(x'upan pOr la forma y los qUe se basanI lr o:;-

    A) I,]r.r.oQUES PREOCUPAD.OS POR I, FORMA

    que diferenciar los que seen sus componentes hist

    liorr aquellos que han dado lugar I una terminologa inspirada en lal,rnu y que, en la actualidad, siguen en uso.

    l)t'rrlro de estos enfoques figuran clasificaciones muy variadas, que vanrl,.,l' l.s sencillas, que irrcluyett tres o cuatro categoras de planos' a lasI,,i,, r,)'rplejas como-la de TntC.ARr, que intenta recoger todas las fOrmasrnrtlrlr's.

    I lrr clasificacin muy sencilla es la que propuso R' E' DtcrxsoNrl'l'io). tue tan slo distingue tres formas bsicas de planos:

    l I'ltto tr cuadrcula o de damerol/,, rur plano ortogonal donde las calles concurrentes se cortan perpen-

    ll, llu,,'.,ri. "n

    ngulo recto. Es el ms extendido puesto que se ha apli-rerL, .rr todas las pocas desde la antigedad y en lugares muy distintos,p,,lr, t'rlo para fundar ciudades coloniales (figura 3).

    \',r M0henjo Daro, ciudad de alrededor del ao 5000 antes de cristourr , I vrllt: del Indo, aparece trazada conforme a este modelo. Ms tardefrr. ,lrlrrrtliclo por las ciudades griegas creadas a partir del siglo VIII antesrle r r..to V poi lur ciudades romanas, que se organizaron sObre la base dellerll'nnr(.nl() a partir de dos vlas prinCipales perpendiculares, la cardO yl

    'l{ ' nlrrna. En Espaa, el trazado primitivo romano se conserva perfeC-flr, ntr. t.n los ncleOs urbanos ms antiguOs de algunas ciudades de esterrripr rr r,,rrro Barcelona, Zaragoza y Len. Durante la Edad Media se nlan'tlrr, I rr lrs ciudades-fortaleza europeas, entre ellas las del tipo 'lel ',u rlt' l;rancia, del Pas Vasco (Bilbao, Durango, Bermeo, Tolosa, Sal-lattlrr. r.tt:.) y de las regioneS fronterizas de Navarra y Aragn con el pasrF,tr,,, r,t c()tr.ro en toda una serie.de ciudades de Castelln fundadas pOrla a, rivr,lrl rcpobladora de los monarcas de la corona de Aragn en el

    39

  • PLANO DE MILETO

    ,"f A: AgoraB: TeatroC: EstadloD: Puerto

    500 mI

    Fig. 3.--Piano en dameru.

    Fuente: WrecrN, ed., lt'l\et..., sec. 2, vol. 3. Von Genxr;. De Stadtmuren, rnapa 1,Berln. 1935.

    siglo xrtr, entre las que figuran la propia ciudad de Castelln, Villarreal,Nules y Almenara.

    A partir del siglo xvI los espaoles llevaron este tipo de plano a Am-rica.

    En el siglo xlx su uso se generaliz por toda Amrica del Norte, si-guiendo el modelo de plano ortogonal adaptado en 18ll por la comisinque estudi la ordenacin del crecimiento de Nueva York sobre la isla dsManhattan. Los ensanches espaoles del siglo pasado se realizaron segneste esquema. Todava en la actualidad ha sido empleado en algunas ciu-dades nuevas.

    La gran aceptacin que ha tenido este tipo de plano se ha debido a susencillez de trazado, a la comodidad para efectuar el reparto de las tierras,a la igualdad de circunstancias que estableca para todo el suelo y a lafacilidad de proseguir el crecimiento de la ciudad sobre el trazado cuandolas circunstancias lo exigieran. Por el contrario, sus principales inconva

    40

    Fig. 4.-Plano radioconcntrico.,,. | \\r r,AN, Gographie des villes, pg, 67.

    rri' ,rr, r,rr lit :rrr cn la creacin de numerosas intersecciones que dificultanl ll''l',' ,k'l trfico rodado y en el alargamiento de los deiplazamientosl "rr',., lrrs r:;rlles en ngulo recto. La solucin a estos problemas se en-'*:t'rr,, , rr ,l rr:rzado de vas diagonales al conjunto del plano, como se hizocI llit' I lollit.

    ^ ?/ d./.

    t 't/ituc/Oh\, ITOR IA

    4l

  • b) Plano radioconcntricoSe origina a base de calles que parten del centro, vlas radiales, y otras

    que se disponen de manera concntrica.Estos ilunor existieron desde la antigedad en Oriente, pero fueron

    utilizados, sobre todo, en la Edad Media, a menudo como resultado de ca'lles que se trazaban siguiendo las curvas de nivel al pie de un castillo.A esie esquema viario responde la Vitoria medieval surgida de los en'sanches de l2O2 y 1256, en torno a la parte alta de la colina sobre la quese asentaba la ciudad-fortaleza fundada en 1181. Entre las grandes ciu'dades, Miln presenta un plano de estas caractersticas (figura 4)'

    La mayor ventaja de eJte tipo de plano, desde un punto de vista urba'nstico, estriba hoy en la rapidez de acceso desde la periferia al centro atravs de las arterias radiales, lo que refuerza el poder de atraccin del cora'zn urbano sobre toda la ciudad; mientras que sus principales inconvanientes son la irregularidad de las parcelas con e! consiguiente perjuiclopara la edificacin y el alargamiento de las distancias al tener que seguirla circulacin arcos de crculo en lugar de lneas rectas.

    DrcrNsox sostiene que este tipo de plano es ms consecuencia de uncrecimiento natural que resultado de una planificacin.

    c) Plano irregularNo obedece a un trazado preconcebido, sino que resulta de un

    miento espontneo y orgnico.Es el tipo de plano caracterstico de las ciudades del Norte .de A

    y de las ciudades espaolas de origen o trazado musulmn, entremuchas pertenecientes a diferentes reas culturales.

    En las ciudades musulmanas, las calles se disponen de modo irregula partir de un ncleo central rodeado de muros, la medina, en cuyorior se situaban las principales vas comerciales, la alcaicera y la mezquimayor. A su alrededor se configuraban barrios o arrabales, tambincalles tortuosas, muchas de ellas cerradas por muros en el pasado,tindose en ciudades dentro de la ciudad. Los cascos histricos de TCrdoba, Almera y Granada son ejemplos significativos de estos plairregulares (figura 5).

    rl

    t1

    1i

    kouots

    It.

    q0fr

    'oo!o

    q)It

    42 43

  • A esta clasificacin de tipos de planos se puede oponer la de TnIcmr(1954) para mostrar a qu grado de complejidad se llega en el afn de in-cluir todas las formas posibles:

    a) Ciudades homogneas. Ciudades con una estructura unificada:1. Ciudades planificadas:

    1.1. Planos rectangulares:I. Lineal.

    II. Diagonal.III. Paralelo.IV. Damero.

    1.2. Planos radioconcntricos:I. Estrella.

    IL Circular.2. Ciudades no planificadas: ciudades de crecimiento natural:

    L Ciudades f.ofialeza.IL Ciudades en forma de estrella.III. Planos irregulares.

    b) Ciudades heterogneas. Ciudades con una estructura compleja:1. Ciudades replanificadas.2. Ciudades polinucleares.3. Ciudades con un patrn-red.4. Ciudades esfricas:

    I. Concntricas.II. Radiales.

    B) ENroours pREocupADos PoR Los coMPoNENTEs nlsrnIcosOtros estudios centran su atencin en el anlisis del plano a travs

    la historia de la ciudad. Parten de la idea de que el plano actual es fde un proceso de expansin a lo largo del tiempo, en el que se hanetapas de crecimiento y de estancamiento, a cada una de las cualesponde un determinado modelo de ordenacin del espacio,

    As, la antigedad romana consagra un trazado ortogonal; Ia Edad Me-,lr .r'igina modelos regulares e irregulares segn diferentes circunstancias,ililr'ilrrrs que el siglo xu impulsa, de nuevo, los planos en damero.

    t':rda distribucin del suelo de una ciudad puede ser valorada comoilrrr ( ()nsecuencia del perodo en que se ha formado. El plano es conside-rrrrl,r 1'1s un simple aadido de piezas yuxtapuestas que responden a,lr'.trrrlrrs pocas.

    | , Anlisis innovadores del planol)r'l de los enfoques ms recientes en el estudio del plano destacanl"' ,,,,,'',,ur de interpretar el plano en trminos de anlisii de red y la

    "'r,.r,lr'ircin del plano como producto de la influencia de una multitudrl' r'r r :rltles.

    I t': ,tentos de interpretar el plano en trminos de qnlisis de redr,rr,.r, del principio de que el plano es esencialmente una red lineal,1,,'r l" (rrrc consideran que puede ser estudiado utilizando cualquiera deie' t, , rit us empleadas para realizar el anlisis dimensional de una red.

    I )' r'stc modo, las distintas reas del plano pueden ser individualiza-rld" ,, r'rr cl uso de ciertas medidas, como la de densidad de las calles, la'1, ,rlrrrrircin lineal casual y no casual y la del ngulo comn en el que se"'irtr', lrs calles. De todas ellas, la medida de ms simple apliacinFe l. rL rlcnsidad de red de calles, que resulta de dividir su longitud totali,, lrr',r|erficie del rea urbana dentro del plano que consideremos. Esta,*'l1,, r't'r'nlite establecer comparaciones tiles entre las distintas partes,lrl ,1,1

    lr" rr;rs serias objeciones que se hacen a estos tipos de anlisis son querl r'|l,rr,,,o cs nicamente una red y que,sobre todo, se limitan a descri-l,irl,, r', rnrclir nada a su comprensin.li,',,,',a al plano como producto de la inlluencia de una multitud de

    r'tt'rl'l' ' tsrc enfoque sostiene que el plano y los elementos que lo inte-ir." ,'r',l rcsultado de diversas variables o factores que actan conjun-rrr',r'

    . ;ilril(luc, a veces, pueden ser consecuencia de slo una o dos va- iclrlr

    ',

    I r irrc.rto de superar el enfoque historicista. Su punto de partida:! .r',,r,.rrir ('l el estudio de SrNrsr-owsrr (1946) sobre el origen y difu-riri, ,1' I rrrtlekr de plano en damero, donde afirma que los difrentes ele-t.'rr" ,rrr'(()l'ponen el plano pueden ser aislados al margen de cualquierf.rrr,l,, lrr'.r.ric. y que el anlisis de los mismos es la clave para la inter-t;tEta' i"rr ,lr.l ltlanO.

    44 45

  • 1.5. Factores que modelan el Plano

    Las principales variables o factores que permiten explicar la forma'cin del plano y sus elementos son de tipo material, poltico, religios+cultural y econmico.

    A) FecroRes DE TIPo MATERIALDentro de ellos hay una gran variedad:

    d El relieveMuchas ciudades de la antigedad y de la Edad Media fueron crt

    sobre colinas buscando un emplazamiento defensivo. El resultado fuesiempre la formacin de un primer recinto amurallado en la cima y,tarde, la aparicin de calles que se disponan fuera de este recinto siguilas curvas de nivel para acoger mayor nmero de habitantes aque la ciudad iba creciendo. Entre el pie de la colina y la cima surgan , ya recogida por Buncrss ensu modelo de estructura urbana.

    Se extiende entre el centro de negocios y las reas residenciales inte-riores y est definida, sobre todo, por la gran diversidad de usos del sueloy por la frecuencia de fenmenos de invasin y sucesin que provocancontinuos cambios en las actividades y en la poblacin.

    Robert E. PnpsroN y D. W. GnlrrlN (1966), autores del principal in-tento para definir y caracterizar la zona de transicin, distinguen variossectores dentro de ella: sectores de asimilacin activa, sectores de asimila-cin pasiva y sectores de inactividad. Dentro de cada tipo de sector suelehaber ms de uno (figura 13).

    Fig. 13.-La zona de transicin. Segn R' E' PnBsroN y D' W. GnlrrlN (1966).

    Fuente: Crnrrn, 1974, pg.266.

    78

    Sectores de asimilacin activa. Son aquellos en los que se producen im-rortantes cambios funcionales, debidos a la introduccin de nuevos usos,lcl suelo, favorecidos por la realizacin de operaciones de renovacin ur-Ir;rna. Entre sus usos ms representativos figuran: edificios pblicos y ofi-r nas institucionales. usos comerciales de calidad a lo largo de las principa-It's calles, oficinas de empresas, despachos profesionales, bancos, estable-t ilnientos de venta de automviles, etc.

    Sectores de asimilacin pasiva. Son menos dinmicos que los anteriores,,or lo que los fenmdnos de cambio funcional, a expensas de reas resi-,lt'ncialei de baja calidad, son ms lentos y menos frecuentes'

    Los establecimientos instalados aqu tienen, a menudo, corta vida y:,trf'ren repetidos cambios de direccin y de actividad. Los usos predominan-t(.s en estos sectores son: comercios de baja calidad, industrias ligeras,t ornercios de venta al por mayor y almacenes.

    Sectores de inactividad. Apenas se realizan cambios de ningn tipo. Ent.lkrs se localizan: industrias pesadas, generalmente en relacin con unrtrcrto o una estacin de ferrocarril; servicios pblicos, como comisarasy cuarteles de bomberos; comercios de baja calidad, como casas de empeo,, tiendas de ropa usada; bares y restaurantes de nfima categora; cinesllrratos; industrias ligeras; terminales de ferrocarril y autobuses; comer-, ios de venta al por mayor, y, Sobre todO, reas residenciales deteriora-tl:rs morfolgicamente y ocupadas por las clases rns humildes de la ciudad'l,.n el caso de las ciudades americanas, aqu se encuentran los rlc minoras tnicas (negros, puertorriqueos, chicanos y orientales).

    2. Las reas residencialesEl inters por el estudio de las reas residenciales viene motivado porque

    l; funcin reiidencial es la ms caracterstica de la ciudad y porque el',rrclo

  • mite obtener conclusiones de validez universal y slo se puede establecercon l una tipologa muy general de los materiales empleados y de lasviviendas.

    A) TEogas soBRE LA DrFERENcrAcrN nrsronNcrAl DEL ESpAcro uRBANoLa diferenciacin residencial es un fenmeno que ha existido siempre,

    en mayor o menor grado, y en todos los contextos culturales, como resul-tado de la accin de varios factores:

    -

    La imposicin hecha por la fuerza a determinados grupos socialeso tnicos a residir en ciertas partes de la ciudad {juderas y more-ras en las ciudades medievales espaolas).

    --

    Hl deseo por parte de grupos minoritarios de concentrarse de formavoluntaria en determinadas reas como medio de mantener l,ivo unsentimiento de identidad cultural. Esta fue la razn que determinla instalacin de los inmigrantes rusos, polacos, alemanes, italianos,judos o irlandeses en sectores concretos de las ciudades norteame-ricanas en el siglo pasado.

    -

    Las fuerzas del mercado, que motivan que cada rea residencial seaocupada por grupos sociales de un mismo poder econmico.

    Hoy, la separacin residencial es consecuencia de una serie de facto-res socioeconmicos, tnicos y culturales, cuya valoracin es distinta segnlas teoras que se han elaborado para explicar la diferenciacin residencialdel espacio urbano. La ciudad se muestra ms como un mosaico variadoque como un fenmeno unitario.

    Las distintas teoras que justifican la formacin de reas residencialesdiferenciadas dentro de la ciudad parten de un enfoque microsocial. omacrosocial. El primero, microsocial. considera Ia ciudad como un fen-meno particular que debe ser analizado de forma aislada, y relaciona ladiferenciacin residencial con los tipos de comportamiento y de decisinde los individuos; a este.enfoque corresponden la

  • La teora subsocial encierra un fuerte determinismo econmico al sos-tener que la diferenciacin residencial en una sociedad de libre mercadoreproduce espacialmente las caractersticas econmicas de la poblacin.

    b) Teora de los valores socialesSurgi a finales de los aos treinta como reaccin al modelo de los

    eclogos subyacente en la teora anterior, al que acusan de positivista y me-canicista.

    La principal aplicacin de la a la dife-renciacin residencial fue efectuada por Frnev (1947) al analizar las carac-tersticas del uso del suelo en Boston. Frnny se opone al planteamiento delos eclogos sobre la diferenciacin de las reas residenciales porque no con-cede ningn significado al sentimiento y al simbolismo en el comporta-miento humano.

    La importancia concedida a los valores del suelo y de la renta en elproceso de diferenciacin residencial se basa en una consideracin excesi-vamente racional del comportamiento. De este modo, Frnsy rechaza queel espacio solamente pueda ser valorado y diferenciado en trminos econ-micos. Pone el ejemplo de Bacon Hill, a cinco kilmetros de distancia delcentro de Boston, barrio residencial preferido por las clases altas, que haescapado, debido a su elevado valor simblico, a las presiones econmicasque pretendan transformar su carcter residencial. Es el barrio habitadopor las familias de mayor abolengo de la ciudad y de mximo prestigiointelectual.

    Fenmenos semejantes se producen en reas residenciales de muchasciudades. En Pars, el barrio de hotelitos existente al oeste de los distri-tos vI y vII, ocupado en el siglo pasado por familias de la nobleza y de laalta burguesa, no ha perdido su carcter residencial de alta categora;en la actualidad, sus habitantes siguen perteneciendo a las clases msacomodadas, sin que ello pueda ser explicado por los planteamientos delos eclogos.

    La teora de los valores sociales se ha visto reforzada por los estudiosrealizados sobre la localizacin de minoras tnicas dentro del espacio ur-bano, que han puesto de relieve la influencia de factores no econmicoscomo son las creencias religiosas y polticas, las concepciones sobre laforma y el papel de la familia, y el grado de aceptacin por el resto dela comunidad.

    Tambin las lites dirigentes y las ideologas de los profesionales a tra-vs de la planificacin urbana ejercen una influencia sobre la diferencia-cin residencial, como es el caso del > en Africa del sur.

    82

    Las aportaciones de la teora de los valores sociales no invalidan porcompleto los planteamientos de la teora subsocial, sino que pueden ser con-sideradas complementarias. La teora de los valores sociales ha servidorara destacar el papel de la motivacin humana en la diferenciacin de lasireas residenciales, pero, por s sola, no es capaz de explicar de manerat;ompleta y sistemtica el proceso de diferenciacin residencial.

    c) Teora. del andlisis de ress socialesEsta teora tiene su origen en los estudios de Ssr,vrv y Wtlr-Ienas sobre

    tlescripcin y medicin de la diferenciacin social en os Angeles (1949)y de Suevxv y Bnll sobre la ciudad de San Francisco (1955).

    Este modelo supuso un progreso sobre las teoras anteriores al relacio-nar el anlisis social y residencial local con el de la sociedad en general.

    El fundamento de la

  • ln composicn y distrbucin de Ia poblacin La movilidad de la po-blacin aument considerablemente v se desencadenaron modificaciones ensu distribucin espacial y

    "n rur'"uractersticas demogrficas, producindose

    frecuentemente el aislamiento de grupos minoritarios a causa de las corrien-tes migratorias.

    Estos cambios integran el tercer eje de diferenciacin denominado desegregacin.

    De este modo, el rango social o status econmico, la urbanizacin ostatus lamiliar y la segregacin son los ejes o ndices. sobre los que se dife-rencia la sociedad y las reas residenciales de las ciudades.

    Posteriormente a cada uno de estos ejes se les agregaron ciertos indica-dores. Al rango social se le incorporaron ndices referentes a aos de escolarizacin, status de empleo y ocupacin, coste del alojamiento, disfrute deservicios domsticos, etc. A la urbanizacin o status familiar se le aplica-ron ndices como edad y sexo, forma de acceso a la vivienda, tipo de vivien-da y toda una serie de ndices relacionados con la familia. Al eje desegregacin se le unieron indicadores como grupo tnico, caractersticastnicas o lugar de nacimiento.

    La utilizacin de estas tres grandes categoras bsicas de Ia sociedadcon sus respectivos indicadores y el empleo del anlisis factorial para dina-mizar tan abundante informacin permiten definir las diferentes reasresidenciales de cualquier ciudad y establecer comparaciones entre ellas.

    McElnarlr, en 1968, revis el modelo de reas sociales de Survrv yBrlr., limitndose a aadir un cuarto eje de diferenciacin, el status de mi-gracin.

    Hay que tener en cuenta que los ndices diferenciadores no son peren-nes, puesto que son fruto del grado de modernizacin de la sociedad. Conl paso del tiempo pueden aparecer nuevos ejes diferenciadores y debilitar-se otros. Esto es lo que ha sucedido en las ciudades modernas con la reli-gin, que en el pasado constitua un eje de diferenciacin social y hoyno lo es.

    Desde el punto de vista espacial, las variables que integran los factoresde diferenciacin residencial tienden a distribuirse conforme a los modelosclsicos de usos del suelo: de modo sectorial, las variables relacionadascon el factor social; en zonas concntricas, las correspondientes al statusfamiliar, y en ncleos dispersos, las del factor tnico (figura 14).

    Espaciosocial

    Espaclof sico

    Fig. 14.-Un modelo de la estructura residencial de la ciudad.Segn R. A. Munore (1969).

    I;uente: Robert A. Munprc, Internal Structure ol the City, ed,. Larry S. Bourne, OxfordUniversity Press, 1971.

    B) FonucrN DE LAs ARBes nrsroENCrALESLa distribucin de las reas residenciales dentro de la ciudad. diferen-

    ciadas por la composicin de sus habitantes, por sus caractersticas fsicaso estructurales y por la calidad de su hbitat, obedece a un modelo dedesarrollo urbano que ha ido unido a la evolucin de los sistemas de trans-porte. De este modo, se puede observar la existencia de unas amplias zonasdentro de las cuales se localizan las reas residenciales

    84 85

  • a) Primera zonaLa primera zona residencial corresponde al ncleo primitivo de la ciu'

    dad, el centro histrico, cuya superficie estuvo limitada durante muchotiempo por la necesidad de efectuar los desplazamientos a pie ante la ausen'cia de sistemas de transportes colectiYos.

    Las reas residenciales se vean obligadas a adoptar una disposicinconcntrica para facilitar la accesibilidad al centro, con lo que la ciudadse desarroll de forma compacta. La existencia de obstculos fsicos (unro, un frente martimo, la ladera de una montaa, etc.) dio lugar a quelas nuevas reas residenciales se dispusieran en semicrculo o en arcode crculo. El crecimiento histrico de Madrid hacia el Este, evitando elobstculo del desnivel existente entre su primitivo emplazamiento y el caucedel ro Manzanares, o el crecimiento de Barcelona, en sentido contrafiOal mar, constituyen ejemplos de formacin de reas residenciales en semi-crculo.

    En todas las ciudades, las reas residenciales de esta primera zonaestn integradas por bloques de viviendas multifamiliares, que dan lugara una alta densidad de edificacin, de viviendas y de poblacin.

    b) Segunda zonaEl desarrollo de los ferrocarriles de cercanas y la introduccin del

    tranva elctrico, a finales del siglo xlx, originaron la formacin de nuevasreas residenciales a lo largo de las principales vas de acceso a la ciudad,constituyendo la segunda zona residencial.

    Estas reas surgieron lejos del centro, ya que estos medios de trans-porte permitieron unos desplazamientos rpidos y baratos. El suelo exis-iente junto a las arterias principales se urbaniz rpidamente porque laspersonas buscaban la proximidad a los medios de transporte. Pronto la den-sidad de poblacin de estos barrios fue elevada. Cada va principal seconvirti en el eje de un sector residencial. Las reas residenciales adopta-ron ahora una disposicin sectorial y la ciudad adquiri una caractersticaforma de estrella.

    Estos barrios, a lo largo de las vas de transporte, sobre todo de tran-vas, fueron unidos a un desarrollo industrial y a una fuerte inmigracin,como sucedi en Londres, Pars, Boston..' En Madrid se formaron enton-ces los barrios obreros perifricos de Cuatro Caminos, Tetun, Prosperidad,las Ventas, la Guindalera y el Puente de Vallecas, todos situados en vasde acceso al centro y conectados a l por lneas de tranvas. Fueron losaos en que se construy la fbrica de gas, se generaliz la utilizacin

    86

    ,lc la energa elctrica, se mejoraron los servicios ferroviarios y se instala-ron nuevas industrias (talleres metalrgicos y de artes grficas)'

    La morfologa de estas reas residenciales es muy parecida en todas lasciudades, yu qu. los propietarios de los terrenos y los constructores, con eltlcseo de obtener un miimo aprovechamiento del suelo y de las ventajas,lcrivadas de la proximidad a los medios de transporte, construyeron edi-licios de pisos sin ascensor y viviendas de pequeas dimensiones parairlojar al uyo. nmero posibie de personas. El resultado fue una elevada,lcnsidad de edificacin, de viviendas y de poblacin, aunque menores quells del interior de la ciudad.

    La introduccin, ms tarde, de autobuses y de trolebuses dio mayor fle-xibilidad al transporte, pero no modific la disposicin sectorial de lasnuevas reas resienciales, puesto que gran parte de sus lneas seguantliscurriendo por las arterias de acceso, por donde antes lo haban hecholas lneas de tranvas. Unicamente motiv una mayor densidad de los edi-ficios en las reas suburbanas, en los espacios vacos existentes entre lascstaciones de los ferrocarriles de cercanas de algunas ciudades comoLondres.

    c) Tercera zonaEn la actualidad hay una tercera zona residencial, la ms extensa, cons-

    tituida por las reas que han ido surgiendo en la periferia y en los inters-ticios vacos que existan entre las vas de acceso.

    Estas nuevas reas han aparecido como resultado del constante creci-miento de las ciudades durante el siglo xx con el consiguiente aumentoen la demanda de suelo urbano, de la generalizacin del automvil, deldesarrollo de los transportes colectivos y de la descentralizacin de lospuestos de trabajo a medida que se creaban centros comerciales e instala-ciones industriales en la periferia.

    La morfologa y la composicin de los habitantes de estas reas resi-denciales varan mucho de unas ciudades a otras, segn pertenezcan a pasesanglosajones o a otras reas culturales. En Estados Unidos, estas reas estnintegradas slo por viviendas unifamiliares, exentas o adosadas, con unpequeo jardn, por lo que su densidad de edificacin de viviendas y de po-blacin es muy baja; sus ocupantes pertenecen a las clases medias y msacomodadas. En otros pases como Francia, Italia o Espaa predominanlas viviendas multifamiliares dispuestas en bloques ( en Franciao en Espaa); las viviendas unifamiliares ocupanuna superficie ms reducida y, en muchos casos, se trata de reas residen-ciales de gran categora social (noroeste de Madrid)'

    87

  • Tambin dentro de esta zona aparecen barrios de chabolas y suburbioso .

    Las reas residenciales de esta tercera zona se caracterizan por la dis-persin, por haber extendido la trama urbana en forma de mancha de aceitea gran distancia.

    C) Movlr.rono DE LAS nEas RssrpENcrALESLas reas residenciales estn sometidas continuamente a procesos de

    cambio .muy variados que afectan a su morfologa, al rgimen de propiedado tenencia de las viviendas, a su composicin social y ocupacional y a lascaractersticas demogrficas de sus habitantes.

    El ms persistente de estos cambios es el que se refiere a las caracte-rsticas de la poblacin, ya que las reas residenciales, aparte de verse so-metidas a un proceso natural de envejecirniento biolgico, estn sujetasa fenmenos de invasin y sucesin, en virtud de los cuales unos gruposde poblacin son sustituidos por otros.

    3. Las reas industrialesA) Loc,r-rznctN DE LA ACTIVIDAD TNDUSTRIAL EN LA cIUDAD

    La industria ha tendido siempre a situarse en la ciudad o en sus proxi-midades debido a la existencia en ella de una serie de factores que favore-cen su desarrollo a nivel general, como han puesto de relieve las diversasteoras de localizacin industrial a partir de la de Alfred Wessn (1909).

    Entre estos factores figuran:

    a) It[ercado urbano. Las ciudades presentan las mayores concentra-ciones de consumidores en un mismo lugar y constituyen, por tanto, un es-tmulo para la fabricacin de bienes de consumo.

    b) Concentracin de los sstemqs de transporte. La centralidad de laciudad respecto a una red de transporte facilita el acceso al consumo de laspersonas pertenecientes a su rea de influencia, la recepcin de materiasprimas y la salida de los productos fabricados.

    c) Abundante mano de obrq. La ciudad proporciona mano de obraespecializada y no especializada, debido a la existencia de centros de for-macin profesional y de centros educativos de todo tipo y por la continuainmigracin.

    88

    d) Economa de aglomeracin. Las empresas de un mismo grupo de;rr:tividad tienden a concentrarse debido a la influencia de unos mismoslirctores de localizacin. Por otra parte, muchas fbricas se instalan en la, irdad para beneficiarse de las ventajas derivadas de la concentracin de es-t;rblecimientos industriales en un niismo lugar; entre ellas se establecenrclaciones funcionales de produccin-consumo. Los bienes fabricados porurras indstrias intervienen en el proceso de produccin de otras, aadin-r|rse a su producto final. Otras veces, los vnculos son de distinta natura-lcra: prestacin de servicios complementarios, relaciones de tipo financiero,, de capital e inversiones de unas industrias en otras.

    e) Decisin de un director de empresa. A veces, la instalacin de unarrrtlustria resulta de la toma de decisin de un director o jefe de empresal,rrsada en una percepcin o imagen mental favorable del medio.

    ) Innovaciones tecnolgicas. La ciudad atrae a la industria, en particu-lrrr a los sectores ms modernos e innovadores, porque el proceso de inves-tiacin y de desarrollo tecnolgico tiene lugar en ella.

    C) Calidqd del lactor. Hay industrias denominadas querlcciden su localizacin por la especial atraccin de un factor determinado,r trm6 puscls ser la calidad de los trabajadores o la ausencia de conflictividadLrboral.

    Como resultado de la actuacin de estos factores, las actividades in-tlrrstriales que se localizan en la ciudad, son aqullas que se benefician,lc la proximidad a una mano de obra abundante, a los consumidores y(lue no requieren grandes cantidades de materias primas. La ciudad se mues-lra como la localizacin ms adecuada para industrias que consumen ma-terias primas de alto valor, en poca cantidad y que no tienen apreciablerrdida de peso en el proceso de fabricacin.

    ll) Tlpos o ,nnns rNnusrRrALESLas industrias se distribuyen en la ciudad conforme a un modelo polinu-

    r'lcado'integrado por diversas reas, donde los usos industriales son predo-nrinantes o exclusivos. Generalmente se han ido formando desde el siglorasado hasta nuestros das en funcin de varios factores: la voluntad derrn jefe de empresa de crear una industria en un lugar concreto; la con-ccntracin de varias industrias en unos mismos lugares, ya que la localiza-t:in que era apropiada para una de ellas tambin lo era para las dems, ylr voluntad de los poderes pblicos de crear zonas planificadas para acogerirrstalaciones industriales.

    il 89

  • En la actualidad, muchos de los asentamientos industriales surgidosen el pasado han quedado obsoletos y en una posicin incmoda dentrodel tejido urbano al crecer la ciudad; sin embargo, se resisten a desaparecerpor el efecto del fenmeno de , es decir, los suelos deuso industrial, a causa de las inversiones efectuadas, resisten las presionespara cambiar de Iocaiizacin con ms tenacidad que los dedicados a otrosUSOS.

    Los tipos de reas industriales que se pueden distinguir correspondena una etapa cronolgica diferente:

    a) Areas industrales ql borde del aguaSon las ms antiguas, puesto que durante mucho tiempo las industrias

    se instalaron junto a los ros, canales, lagos y mares. El agua era el mediode transporte ms rpido, seguro y barato, y su fuerza era utilizada comofuente de energa.

    La revolucin industrial, con la aplicacin de la mquina de vapor a laindustria, reforz el papel de las localizaciones al borde del agua. Muchasindustrias uuevas buscaron la proximidad al mar o a los ros para facilitarla llegada del carbn, imprescindible para el funcionamiento de sus mqui-nas. Los puertos se convirtieron desde el siglo xrx en el lugar preferidode localizacin industrial con la ventaja que les proporcionaba, adems, suproximidad al centro de la ciudad. En la actualidad, se asientan en lospuertos las industrias que necesitan dar salida por mar a sus productos ter-minados, las que se caracterizan por ocupar grandes espacios por la elevadacantidad de materias primas que se pierde en el proceso de fabricacin ypor la proporcin relativamente pequea que suponen los costes de manode obra en el proceso de produccin, como ocurre en las industrias trans-formadoras de materias primas importadas (fbricas de harina y de az'3car,refineras de petrleo, fbricas de gas, centrales termoelctricas), y, lgica-mente, las industrias de reparacin o construccin naval.

    b) Areas industriales lerrovdriasEl desarrollo del ferrocarril a partir de la segunda mitad del siglo xrx

    hizo que muchas industrias se instalaran en la proximidad de sus termina-les. A menudo las estaciones se situaban cerca del puerto, con lo queaumentaban para la industria las ventajas locacionales y los beneficiosderivados de la relacin de complementariedad entre ellas. Los grandesalmacenistas y comerciantes al por mayor tambin buscaban situar sus de-

    90

    psitos de mercancas cerca de las instalaciones ferroviarias y del puerto'Con el paso del tiempo estos asentamientos industriales se generaliza-

    ron en la mayor parte de las ciudades, ya que los emplazamientos al bordeclel agua quedaron saturados, cada vez resultaban ms caros y no todaslas ciudades disponan de puerto. En Madrid, la principal zona industrialse form entre las instalaciones ferroviarias de Atocha y de Delicias y surrolongacin hacia el exterior de la ciudad.

    Estos al entamientos industriales ferroviarios siguen hoy resultando degran inters para la industria y en muchas ciudades se encuentral en expan-sin.

    L') Areas ndustriales de carreteraA principios del siglo xx aparecen nuevas reas industriales en los

    iixtremos de la ciudad, donde los suelos son ms baratos, al lado de lascarreteras, por donde podan llegar y salir fcilmente las materias primasy los productos manufacturados.

    Estas nuevas reas aparecieron unidas a las transformaciones que empe-/,aron a producirse en la industria y en los transportes. Por un lado, lasustitucin de la fbrica vertical por la horizontal hizo aumentar la deman-tla de espacio y el uso de la electricidad permiti una mayor flexibilidadcn la localizacin industrial al independizarla del abastecimiento del car-bn; por otro, el camin como medio de transporte y la mejora de lascarreteras aumentaron las posibilidades de efectuar asentamientos indus-triaies junto a las principales vas de acceso.

    Estas reas beneficiaron, sobre todo, a los establecimientos dedicadosr la fabricacin de bienes de consumo que utilizaban matcrias primas depoco peso y a las industrias de tipo medio y ms pequeas. Un ejemplo derea industrial de estas caractersticas es la que ha surgido de modo espon-tneo a lo largo de la carretera de Madrid a Guadalajara, formando uncorredor industrial.

    d) Areas industriales planilicadasResponden a la accin planificada de determinados organismos pbli-

    cos o privados para acoger a industrias procedentes del centro urbano opara atraer a industrias nuevas con la finalidad de conseguir un desarrollocconmico local. Estos fueron los objetivos de la poltica seguida en Espaacon la creacin de Polos de Promocin y Desarrollo Industrial, conformea las directrices del Primer Plan de Desarrollo Econmico y Social de 1964a 1967.

    91

  • se trata de reas creadas para proporcionar suelo debidamente equi-pado y ordenado urbansticamente.

    Los primeros asentamientos'planificados surgieron a finales del siglo xrxy principios del siglo xx: Manchester (1g96), chicago (rg99) y poles(1904); los dos primeros fueron creados por organismos privados y el ter-cero por el propio ayuntamiento. No obstante, la mayora de las reasindustriales planificadas se han construido a partir de la Segunda GuerraMundial, coincidiendo con el triunfo de la teora funcional de la ciudad,que propugnaba la zonificacin de los usos del suelo.

    La localizacin de estas reas se realiza, preferentemente, en la peri.feria, donde los suelos son ms baratos, y en Ios puntos de mayor acce-sibilidad, junto a autopistas, ferrocarriles, puertos o aeropuertos._ _

    Suelen estar ocupadas por empresas de tipo medio o pequeRo, no vincu-ladas a un factor concreto de localizacin. A veces, permiten agrupar a lasindustrias que antes estaban dispersas dentro de la ciudad. En Estados uni.dos acogen tambin a locales comerciales, edificios destinados a restauran.tes, salas de reunin y hoteles.

    No obstante, en los ltimos aos se observa una nueva tendencia en lapoltica relacionada con la localizacin industrial. Se abandona o se reducela creacin de grandes reas industriales exteriores, mientras se intentamantener los talleres y factoras en sus asentamientos tradicionales, excepto en el caso de industrias molestas o contaminantes. se pretende limitarlos problemas derivados de la excesiva separacin de funci,ones dentro delespacio urbano.

    e) Areas de

  • 43 por 100 de la poblacin activa de las grndes aglomeraciones est ocu-pado en el comercio, mientras que este uso slo se extiende sobre el 4 yeI 5 por 100 del suelo urbano.

    La oferta de bienes y la prestacin de servicios de esta actividad, diri-gidas a los habitantes de la ciudad y de su rea de influencia, guardanrelacin con el poder adquisitivo y con las caractersticas cambiantes de lademanda de la clientela.

    A) Loc-rzRclN y DrsrRrBucln os les nnes coMERcrALEsLas actividades comerciales o

  • Los bienes y servicios que proporcionan son Pocos, pertenecen a unasola funcin y son de bajo umbral *.

    2.o orden: Centro comercial de vecndad. Son varios comercios, a veceshasta 20, dispuestos a lo largo de una va o en cruce de varias calles.

    Proporcionan bienes y servicios de uso corriente a unas 10.000 personas (lavanderas, peluqueras, salones de belleza, pequeos restaurantes, et-ctera). No suele haber ms de uno de cada especialidad.

    3."' orden: Centro comercial de comunidad. Tiene de veinte a cuaren'ta funciones: joyeras, tiendas de ropa de seora, papeleras, bancos, etc.De cada actividad hay ms de un local.

    Son funciones de umbral ms alto que atienden a la demanda de unapoblacin ms numerosa.

    4.o orden: Centro comercial regional. Las agrupaciones de este nivel es-tn representadas por reas comerciales tradicionales dentro de la ciudad,por el C. B. D. de los ncleos suburbanos y por los , centros planificados para 250.000 habitantes.

    El nmero de funciones es de cuarenta a doscientas, con una gran dupli-cidad de ellas. Es caracterstica la existencia de uno o dos edificios de gran-des almacenes.

    5.o orden: . El C. B. D., principal rea co'mercial y de servicios de la ciudad, presenta la mayor variedad de fun'ciones.

    b) Franias comercialesSon agrupaciones comerciales espontneas o planificadas a lo largo de

    las vas principales para maximizar el acceso al trfico de los vehculos.Atienden ms a clientes espordicos que a los que viven en su entorno,

    por lo que resulta difcil delimitar su rea de servicio.Dentro de estas agrupaciones hay varios tipos: calles comerciales que

    arrancan del C. B. D. y prolongan su actividad hacia el exterior, callescomerciales prximas al borde de la ciudad, calles comerciales de ncleossuburbanos y centros comerciales situados junto a las autopistas. Estos lti-mos, en funcin del automvil, se caracterizan por el predominio de mote'les, restaurantes y gasolineras.

    g.l

    c) Areas especializadasEstn generalm