Top Banner
Las cinco obras maestras que admiramos en el Salón del Valor y la Confianza de la pinacoteca lucana, nos invitan a aumentar nuestra autoestima y a confiar en el amor de Dios que protege nuestras vidas. Nuestra autoestima crece y nuestra confianza aumenta cuando tomamos conciencia de lo valiosos que somos para Dios. Ese sabernos amados por Dios es la base de la dignidad humana, único valor innegociable del hombre. Todo atentado contra ella, ha merecido desde la antigüedad las más fuertes condenas. Al rey persa Ciro quien gobernó sabiamente a su pueblo, quinientos años antes de Jesucristo, se le ha considerado como el padre de los derechos humanos. Uno de sus más famosos decretos en defensa de la dignidad humana, se conserva grabado sobre un cilindro de piedra a la entrada del edificio de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. En el diccionario de Dios no existen las palabras suerte y azar. A la palabra azar, alguien la definió ingeniosamente como el seudónimo que Dios usa cuando no quiere firmar. No. 170 “No anden buscando qué comer y qué beber; no se angustien. Todo eso son cosas que busca la gente del mundo. En cuanto a ustedes el Padre sabe que las necesitan. Basta que busquen su Reino y lo demás lo recibirán por añadidura…….Porque donde está el tesoro de ustedes, allí también está su corazón.” Lucas 12, 29-30-31.34 Encuentrenos en www.vidahoy.net Hoja coleccionable Evangelio de San Lucas Capítulo 12 EL SALON DEL VALOR Y LA CONFIANZA EDITORIAL Por ser cada uno de los hombres importante para Dios, todas las cosas que nos pasan, aun las más dolorosas, hacen parte de su plan amoroso. Sobre el techo interior del comedor de un castillo de la ciudad alemana de Postdam se encuentra pintada con rasgos de oro una tela de araña. Este dibujo les recuerda a los visitantes, que una mañana del año 1786 el rey de Prusia Federico el Grande se encontraba desayunando. Al momento de tomar un pocillo de chocolate una araña cayó dentro del pocillo. Federico ordenó entonces darle el chocolate a su perro preferido. Éste murió envenenado unos minutos después. Ocurrió que unos conspiradores habían sobornado al cocinero para que pusiera el veneno en la bebida del rey. ¿Será sólo el azar la causa de la caída de la araña en el pocillo del rey? ¿Cómo encajará este acontecimiento en el plan de amor de Dios?
4

Hoja Sobre Roca # 170

Apr 06, 2016

Download

Documents

Vida Hoy

 
Welcome message from author
This document is posted to help you gain knowledge. Please leave a comment to let me know what you think about it! Share it to your friends and learn new things together.
Transcript
  • Las cinco obras maestras que admiramos en el Saln del Valor y la Confianza de la pinacoteca lucana, nos invitan a aumentar nuestra autoestima y a confiar en el amor de Dios que protege nuestras vidas.

    Nuestra autoestima crece y nuestra confianza aumenta cuando tomamos conciencia de lo valiosos que somos para Dios.

    Ese sabernos amados por Dios es la base de la dignidad humana, nico valor innegociable del hombre. Todo atentado contra ella, ha merecido desde la antigedad las ms fuertes condenas.

    Al rey persa Ciro quien gobern sabiamente a su pueblo, quinientos aos antes de Jesucristo, se le ha considerado como el padre de los derechos humanos.

    Uno de sus ms famosos decretos en defensa de la dignidad humana, se conserva grabado sobre un cilindro de piedra a la entrada del edificio de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York.

    En el diccionario de Dios no existen las palabras suerte y azar. A la palabra azar, alguien la defini ingeniosamente como el seudnimo que Dios usa cuando no quiere firmar.

    No. 170

    No anden buscando qu comer y qu beber; no se angustien. Todo eso son cosas que buscala gente del mundo. En cuanto a ustedes el Padre sabe que las necesitan.

    Basta que busquen su Reino y lo dems lo recibirn por aadidura.Porque dondeest el tesoro de ustedes, all tambin est su corazn.

    Lucas 12, 29-30-31.34

    Encuentrenos en www.vidahoy.net Hoja coleccionable

    Evangelio de San LucasCaptulo 12

    EL SALON DEL VALOR Y LA CONFIANZAEDITORIAL

    Por ser cada uno de los hombres importante para Dios, todas las cosas que nos pasan, aun las ms dolorosas, hacen parte de su plan amoroso.

    Sobre el techo interior del comedor de un castillo de la ciudad alemana de Postdam se encuentra pintada con rasgos de oro una tela de araa.

    Este dibujo les recuerda a los visitantes, que una maana del ao 1786 el rey de Prusia Federico el Grande se encontraba desayunando.

    Al momento de tomar un pocillo de chocolate una araa cay dentro del pocillo.

    Federico orden entonces darle el chocolate a su perro preferido. ste muri envenenado unos minutos despus.

    Ocurri que unos conspiradores haban sobornado al cocinero para que pusiera el veneno en la bebida del rey.

    Ser slo el azar la causa de la cada de la araa en el pocillo del rey?

    Cmo encajar este acontecimiento en el plan de amor de Dios?

  • LA ANGUSTIA DIARIA

    No teman pequeo rebao, que el Padre de ustedes ha decidido darles el reino.A sus discpulos les dijo: Por eso les digo que no anden angustiados por la comida para conservar la vida o por la ropa para cubrir el cuerpo. La vida vale ms que la comida y el cuerpo ms que la ropa.Lucas 12 ,32.22-23

    SOMOS LOS SERES MS VALIOSOSDEL UNIVERSO

    Crear necesidades ficticias, para obligarnos a comprar sin medida, es toda una tcnica publicitaria.

    Muchas de las angustias que hoy nos desvelan, provienen seguramente de cosas que adquirimos sin necesitarlas realmente.

    Todo lo que sobrepase las exigencias de una vida digna, es un apego que destruye nuestra paz interior y nos impide ser realmente felices.

    Alguna vez el filsofo griego Digenes sali rindose del mercado de Atenas. Cuando se le pregunt la causa de su alegra contest: Porque no necesito ninguna de las cosas que observ en el mercado.

    Al olvidar que estamos de paso, nos sobrecargamos y este peso adicional hace ms difcil el camino de la vida.

    Un turista visit a un sabio que viva muy modestamente. Al observar la sencillez de su alcoba le pregunt que donde tena sus muebles. Y el sabio le respondi con otra pregunta: Y dnde estn los tuyos?. No los necesito porque yo voy de paso, le dijo el turista. Yo tambin estoy de paso y por eso no necesito los mos le dijo el sabio.

    Qu cambios se daran en mi vida si me limitase a tener solo lo necesario para una vida digna.?

    No se venden cinco gorriones por dos monedas?. Sin embargo, Dios no olvida a ninguno de ellos. En cuanto a ustedes hasta los pelos de su cabeza estn todos contados. No tengan miedo que ustedes valen ms que muchos gorrionesMiren a los cuervos, no siembran ni cosechan, no tienen graneros ni despensas y Dios los alimenta. Cuanto ms valen ustedes que las aves.Lucas 12,6-7,24

    El hecho de ser el hombre creado a imagen y semejanza de Dios, lo convierte en el rey de la creacin, con un destino superior a las dems creaturas y merecedor por lo tanto a superiores cuidados por parte de su creador.

    Dios manifiesta hacia gorriones y cuervos una especial atencin , pero tratndose del hombre stos detalles de cario se multiplican de una manera infinita.

    Impresiona ver la forma en la que los salmones se comportan.

    Al nacer en la parte superior de los ros emprenden un largo viaje hacia el mar para desarrollarse totalmente. Al final de su ciclo vital, inician un camino de retorno al sitio en donde nacieron. All desovan y luego mueren para que sus cras repitan el mismo proceso.

    Con las aves migratorias se da un fenmeno semejante. En el hemisferio Norte cuando presienten el frio del invierno, vuelan hacia el sur en busca de calor y alimento. Ya al final del verano con sus fuerzas recuperadas regresan volando miles de kilmetros al hogar del que haban salido meses atrs. Este cuidado que Dios manifiesta con salmones y aves migratorias, es nada comparado con los detalles que Dios tiene con el hombre, su ser ms valioso.

    Cuando las crisis y los fracasos nos lleven a creer que nada valemos, recordemos lo importantes que somos para Dios. As mismo nunca olvidemos que todo comportamiento desordenado contradice nuestra dignidad humana.

    Si tomsemos conciencia de lo importantes que somos para Dios, seriamos capaces de atentar contra nuestra dignidad humana?

  • CONFIANZA EN EL ESPIRITU SANTO

    EL PELIGRO DE CONFIAREN LAS RIQUEZAS

    Cuando los conduzcan a las sinagogas, ante los jefes o autoridades, no se preocupen de cmo se van a defender o qu van a decir; el Espritu Santo les ensear en aquel momento lo que hay que decir.Lucas 12,11-12

    A todos nos gusta hablar empleando palabras adecuadas. Este deseo se hace mayor, cuando nos toca enfrentarnos a enemigos que solo buscan confundirnos.

    El Espritu Santo es la fuente de la sabidura. Quien toma conciencia de su presencia en su interior, habla siempre sabiamente.

    De la boca de una persona inspirada por el Espritu Santo salen con facilidad las palabras ms sabias y poderosas .

    Un mal poeta griego llamado Querilo, se crea inspirado por los dioses. Le pidi a Alejandro Magno permiso para acompaarlo en sus campaas guerreras pues deseaba cantar sus resonantes triunfos.

    Alejandro lo autoriz no estando muy convencido de su calidad como poeta.

    Despus de componer un largo poema Querilo le pidi al rey que lo escuchase. Alejandro accedi con la condicin de que un jurado estuviera presente en ese acto.

    Antes de iniciar la sesin literaria le dijo: Por cada buen verso te dar una moneda de oro. Por cada malo recibirs una bofetada

    El poeta muri de los golpes antes de llegar a la mitad del poema.

    Cuando nos atrevemos a hablar sin contar con la asistencia del Espritu Santo A qu nos estamos exponiendo?

    Y les dijo: Estn atentos y cudense de cualquier codicia que por ms rico que uno sea, la vida no depende de los bienes. A sus discpulos les dijo: Por eso les digo que no anden angustiados por la comida para conservar la vida o por la ropa para cubrir el cuerpo. La vida vale ms que la comida y el cuerpo ms que la ropa.Lucas 12, 15.22-23

    Un codicioso nunca pone lmites a su ambicin. Ese deseo de poseer ms y ms, lo lleva muchas veces a la violencia. Si alguien intenta alcanzar lo mismo que el busca, lo confronta y si es posible lo elimina.

    Merecemos el ttulo de locos cuando insistimos en buscar lo que no necesitamos, despreciando lo que realmente tenemos.

    Esopo fue un fabulista griego que vivi quinientos aos antes de Jesucristo. En una de sus fbulas nos dice que un viejo perro sujetaba entre sus mandbulas un carnoso hueso. Al pasar por un riachuelo a travs de un angosto puente, observ en el fondo del agua a otro perro que tambin llevaba en su boca otro hueso.

    No satisfecho con su hueso, quiso apoderarse del de su compaero. Lanz entonces un amenazador ladrido buscando ahuyentarlo. Al hacerlo dej caer su propio hueso al fondo del arroyo. Cuando el hueso cay, el segundo perro desapareci porque solo era un reflejo.

    Lleno de tristeza se lamentaba diciendo: Que tonto he sido solt lo real por conseguir lo que solo era una sombra.

    Alguna vez por desear lo ilusorio he despreciado lo real? Con qu consecuencias?

  • Ustedes tambin estn preparados, porque cuando menos lo piensen,llegar el Hijo del hombre.A quien mucho se le dio mucho se le pedir;

    a quien mucho se le confi mucho ms se le exigir.Lucas 12,40.-48

    VIGILAR EL TESORO DE LA VIDA

    Mientras ms valioso es un tesoro, mayores cuidados se necesitan para protegerlo. De todos los regalos que Dios le ha dado al hombre, el bien ms preciado, es la vida.

    Nuestra vida tiene claramente dos etapas: la vida terrena y la vida eterna. Dedicar todo nuestro esfuerzo a favor de la vida terrena, olvidando a la vida eterna, que se iniciar un segundo despus de morir, es la mayor tontera en la que podemos caer.

    Sabemos que la puerta que nos tocar franquear al momento de morir es muy pequea. Corremos un inmenso riesgo cuando nos sobrecargamos de cosas que nos impredirn atravesarla de una manera fcil y segura.

    El poeta espaol Miguel de Unamuno al referirse a esta puerta, dijo en unos de sus versos: Agranda la puerta Padre porque no puedo pasar. La hiciste para los nios y he crecido a mi pesar. Si no me agrandas la puerta, achcame por piedad.

    Una fbula de Esopo nos habla de unos ratones que buscando organizarse, eligieron para dirigirlos a un grupo de lderes. Al principio todo march bien, pero al poco tiempo esos lderes al sentirse importantes pidieron lucir uniformes y medallas, llegando hasta exigir llevar grandes sombreros de copa.

    De una manera imprevista se present el gato. Llenos de pavor los ratones corrieron a sus agujeros. Los ratones pequeos pasaron perfectamente, pero los lideres por el exceso de cosas que los acompaaban no lo pudieron hacer siendo fcil presa del gato.

    Qu riesgos estoy corriendo cuando solo me preocupo por mi vida terrena?

    Por qu no inicio un proceso de desapego que me permita morir de una manera fcil?