Top Banner

Click here to load reader

Hobbes y Locke en El Contrato Social

Sep 10, 2015

ReportDownload

Documents

Comparacion de la vision de hobbes y locke del contrato social.

Estado de naturaleza.

Tanto Hobbes como Locke describen en las obras estudiadas un estado previo al pacto social, el estado de naturaleza, a partir del cual construyen las bases de sus respectivas teoras del contrato social.

Locke afirma que el estado de naturaleza es un: estado de perfecta libertad para que cada uno ordene sus acciones y disponga de posesiones y personas como juzgue oportuno, dentro de los lmites de la ley natural sin pedir permiso a nadie ni depender de la voluntad de ningn otro hombre (Locke,2008,p.36). Es a la vez, un estado de igualdad, donde todos tienen el mismo poder y jurisdiccin y nadie disfruta de ellos en mayor medida de los dems. La igualdad deriva entonces de la condicin natural del hombre, todos los hombres son criaturas de la misma especie nacidas para disfrutar en conjunto las mismas ventajas naturales y para hacer uso de las mismas facultades, es por eso que segn la teora de Locke en este estado de Naturaleza no hay sujecin ni subordinacin de unas personas sobre otras.

Estado de naturaleza segn Hobbes

Para Hobbes, la naturaleza ha hecho tambin a todos los hombre iguales (los hombres son ms iguales que desiguales (Hobbes, 1965; p 134). De esta igualdad deduce una igualdad de intencin en los hombres para conseguir sus propios fines (principalmente la propia conservacin), es entonces que si dos hombres desean la misma cosa, y esta slo es consumible por uno, estos se vuelven enemigos y tratan de sojuzgarse el uno al otro. Dada esta situacin de desconfianza mutua, los hombres intentan protegerse a s mismos con anticipacin dominando por la fuerza o por la astucia a tantos otros hombres como puedan, de tal manera que ningn otro poder (otro hombre) sea capaz de amenazarles. As hallamos en el estado de naturaleza tres causas principales de discordia (Hobbes, 1965; p 135): La competencia, la desconfianza y la gloria. La primera impulsa a los hombres a atacarse mutuamente para lograr un beneficio, la segunda para lograr seguridad, la tercera para ganar reconocimiento. Cuando previamente no ha existido un poder por encima de los hombres temido por todos ellos, los hombres se encuentra en esta situacin de conflicto de todos contra todos, un estado que se llama de guerra. En esta situacin el hombre no puede realizar ninguna actividad y siempre existe miedo y peligro de muerte, siendo su vida pobre, bruta y breve. (Hobbes,1965;p 136) En este estado de guerra todo lo que ocurra es legtimo, no hay ley ni justicia, todo vale, aqu lo que impera es la fuerza no existe la propiedad privada slo lo que uno puede coger y conservar. Pero hay una esperanza de solventar este estado, en parte por las pasiones (miedo a la muerte, deseos de cosas confortables que pueden obtenerse por el trabajo) y en parte por la razn (normas de paz conseguidas por consenso que llamaremos leyes de naturaleza).

Estado de naturaleza segn Locke

Para Locke el estado de naturaleza no es un Estado de licencia (Locke, 2008, p 37). Ciertamente el hombre tiene una incontrolable libertad para disponer de su propia persona o de sus posesiones, pero sin embargo no tiene la libertad de destruirse a s mismo, ni a ninguna criatura de su posesin, motivo? La ley natural. Esta ley natural no es otra que la razn (Locke,2008,p38), la razn muestra a todos los hombres iguales e independientes que ninguno debe daar a otro en lo que atae a su vida, salud, libertad, posesiones ya que todos tienen el mismo origen divino y han sido dotados con las mismas facultades. Al participar en una naturaleza comn, no puede suponerse que haya entre nosotros una subordinacin que nos aporte derecho a destruir al prjimo como si este hubiese sido creado para nuestro uso. Por la misma razn que cada uno se ve obligado a preservarse a s mismo y a no destruirse por su propia voluntad, tambin se ver obligado a preservar el resto de la humanidad. A menos que se trate de hacer justicia ante alguna ofensa, no podr quitar la vida, ni entorpecerla, ni poner obstculos a los medios que son necesarios para preservarla, atentando contra la libertad, la salud, los miembros o los bienes de otra persona.

En esta lnea, Locke explicita que para que todos los hombres se abstengan de invadir los derechos de los otros y daarse mutuamente y por lo tanto cumplan esta ley natural que mira por la paz y la preservacin, todos los hombres disponen de los medios para ponerla en prctica, de modo que cada uno tiene el derecho de castigar a los transgresores de esa ley (Locke,2008,p 39), pues si nadie tuviese el poder de ejecutar esa ley protegiendo al inocente y poniendo coto al ofensor, esta sera vana. As es como en el estado de naturaleza el hombre puede tener poder sobre otro, no es un poder absoluto, se aplicara segn los lmites de la razn, asignando penas proporcionales a la transgresin y que sirvan para que el criminal repare el dao y no vuelva a transgredir la ley. Al transgredir la ley de la naturaleza el transgresor est declarando que vive guindose por reglas diferentes de las que manda la razn y la equidad comn, reglas que han sido puestas por Dios en beneficio de su seguridad mutua, y as el transgresor se convierte en un peligro para la humanidad, pues las ataduras de la ley natural que impedan a los hombres herirse y hacerse violencia unos a otros han sido por l cortadas y rotas. (Locke, 2008, p 40-42)

Cuando no se cumple la ley natural y algunos hombres utilizan la violencia para apoderarse de otros, y estos otros no tienen lugar al que apelar (por falta de leyes positivas y de jueces autorizados a los que poder apelar), estos y aquellos entran en un Estado de guerra-concluye Locke-. La ambigedad de Locke es patente en este punto, despus de presentar su estado de naturaleza, despliega otro estado que puede suceder a este en el supuesto de que algunos hombres utilicen la violencia para apoderarse de otros. Los individuos que as se comporten entran en un estado de guerra renunciando a su derecho a la vida y poniendo su persona a disposicin del agredido que dispone del derecho a responder a la agresin, incluso quitndole la vida al atacante. El estado de guerra para Locke, es un estado de enemistad y destruccin premeditada contra la vida de otro hombre (Locke, 2008, p.46), que a su vez pone a ste en estado de guerra contra quien declara dichas intenciones. De este modo expone su vida a riesgo de que esta sea tomada por aquel o por cualquier otro que se le una en su defensa y haga con l causa comn en el combate. Pues -dice Locke- es razonable y justo que yo tenga derecho de destruir a quien me amenaza con destruirme a m.

Bajo los postulados de Hobbes en cambio, La ley natural, la voluntad de paz como dice el terico, surge bajo el temor a la muerte que se produce en el estado de guerra (que es el original de todos los hombres), es entonces cuando la razn sugiere normas de paz a los hombres mediante las cuales estos pueden llegar a travs del consenso mutuo a conseguir una vida confortable. La ley natural considera Hobbes- es la norma establecida por la razn que prohbe al hombre hacer lo que pueda destruir su vida o privarle de los medios para conservarla. El estado de guerra es una consecuencia slo del derecho de naturaleza, que consiste en la libertad para que un hombre haga (o no) lo que quiera con tal de conseguir lo que desee. Para establecer unos lmites a esto surge esta ley de la naturaleza (lex naturalis). De esta ley el autor ingls deduce la segunda ley natural que dice as: solo se pueden ceder derechos para conseguir la paz y la seguridad de uno mismo, si los otros hombres tambin lo hacen, y todos se ven limitados en la misma medida su libertad, de lo contrario seguiremos estando en un estado de guerra, donde unos hombres pueden hacer lo que les parezca a otros hombres. Este procedimiento de renuncia a derecho es voluntario, cuando lo hace el hombre espera ganar algo a cambio, en este caso la seguridad de su persona. Si la renuncia de derechos es mutua entre todos los hombres, entonces estamos hablando de un contrato. De esta situacin Hobbes deduce su tercera ley natural, que los hombres cumplan los pactos que han celebrado ya que sin su ejecucin estos siguen hallndose en el estado de guerra (Hobbes, 1965; p 151). No pueden existir promesas mutuas cuando no existe seguridad de cumplimiento por ninguna de las partes, slo un poder comn con fuerza suficiente para obligar a los contratantes podr garantizar el cumplimiento de ese pacto. En el estado de guerra cada hombre es un enemigo de los dems, por falta de este poder comn que los mantenga todos a raya, todos cuentan solo con su propia fuerza para protegerse de la destruccin.

Viendo como los autores llenan de contenido el concepto de Estado de naturaleza es evidente que se aprecian puntos de conexin entre sus teoras y tambin importantes puntos de divergencia. Para Locke el estado de naturaleza se rige en sus inicios por la ley natural (para l, la razn) en cambio para Hobbes el estado de naturaleza es de por si un estado de guerra, en el cual hasta es posible que todos vayan contra todos por la naturaleza. La ley natural slo se establece despus de un proceso que mediante la razn hace llegar al hombre a la conclusin de que tiene que buscar la paz. Aqu reside una diferencia entre los dos autores, mientras Locke piensa que el estado natural presupone la ley natural, Hobbes deduce que esta ley se impone posteriormente slo mediante un proceso donde participa la razn como parte principal. Valga decir que tanto Locke como Hobbes definen a este ley en sentidos parecidos (es la ley que asegura la auto-conservacin), con la diferencia destacada de que en un primer momento Locke considera al hombre propio ejecutor de ella en el estado natural (puede castigar a los que la vulneran, cosa que lleva al vulnerado y al vulnerador a un estado de guerra) y Hobbes no prev este caso si no que solo ve capaz de hacerla cumplir a un poder fuerte. Llegados a este punt