Top Banner

of 46

03 John Locke

Jun 04, 2018

ReportDownload

Documents

  • 8/13/2019 03 John Locke

    1/46

  • 8/13/2019 03 John Locke

    2/46

    ENSAYO SOBRE EL GOBIERNO CIVIL

    John Locke

    Ediciones Gernika, S.A.

    Latacunga 801

    Col. Lindavista

    Mxico 07300

    Y Fax 55 86526 868324

    correo electrnico: [email protected]

    ISBN: 968-6599-86

    Primera edicin, 1995

    Segunda edicin, 1997

    Tercera edicin, 1998

    Cuarta edicin, 2000

    Quinta edicin, 2003

    Sexta edicin, 2005

    Traduccin

    Ana Stellino

    Composicin Tipogrfica

    Ofelia Faridio Ugalde

    Impreso y encuadernado en Mxico

    Printed and bound in Mexico

  • 8/13/2019 03 John Locke

    3/46

    CAPITULO XVII

    De la usurpacin

    197. La conquista podra calificarse de usurpacin extranjera,ya la usurpacin podra llamrsela conquista interior, con estadiferencia: que el usurpador no puede tener jams de su ladoel derecho, porque slo existe usurpacin cuando alguien seposesiona de lo que a otro le pertenece por Derecho. Ahora

    bien: aunque se trate efectivamente de una usurpacin, talcosa supone solamente un cambio de personas, pero no delas formas y reglas del gobierno. Si el usurpador extiende supoder ms all de lo que perteneca a los monarcas ogobernantes legtimos de la comunidad poltica, habragregado la tirana a la usurpacin.

    198. En todos los gobiernos legtimos, la designacin de laspersonas que han de gobernar es un paso tan natural y tannecesario como la designacin de la propia forma degobierno, y el pueblo mismo decidi primitivamente cmodeba hacerse, debiendo considerarse como una situacin tan

    anrquica aquella en que se carece de forma de gobierno,como aquella otra en que, despus de haber acordado queesa forma sea la monrquica, no

    187

  • 8/13/2019 03 John Locke

    4/46

    se ha dejado establecida la manera como habr de

    designarse la persona que ha de ejercer el poder y hacer derey. De ah que todas las comunidades polticas que tienenestablecida una forma de gobierno posean tambin normaspara nombrar a quienes han de participar de algn modo enla autoridad pblica, y para conferirles la investidura. Quienentra en el ejercicio de alguna funcin del poder de otramanera que siguiendo las leyes que para ello tiene sealadasla comunidad, no tiene derecho a ser obedecido, aunque semantenga el rgimen establecido, ya que no es la personalegalmente designada, y, en su consecuencia, tampoco esaquella a laquee1 pueblo ha dado su consentimiento.

    Semejante usurpador no tendr ttulo, y tampoco sussucesores, para ocupar el poder mientras el pueblo no puedaotorgar libre mente su consentimiento, y lo hayaefectivamente otorgado, reconocindole y confirmndolo en elpoder que hasta entonces ha usurpado.

    188

  • 8/13/2019 03 John Locke

    5/46

    CAPITULO XVIII

    De la tirana

    199. De la misma manera que usurpacin es el ejercicio delpoder al que otro tiene derecho, tirana es el ejercicio delpoder fuera del Derecho, cosa que nadie debe hacer. Quienejerce de esa manera el poder que tiene en sus manos, no lohace en beneficio de quienes estn sometidos al mismo, sinopara sacar ventajas particulares. Entonces el que gobierna,cualquiera que sea su ttulo para ello, no se gua por la ley,sino por su voluntad, y sus mandatos y actos no vanencaminados a la salvaguardia de las propiedades de supueblo, sino a la satisfaccin de sus propias ambiciones,venganzas, apetencias o cualquier otra pasin desordenada

    200. Si alguien duda que esto sea verdadero o puesto enrazn porque lo escribe la mano de un oscuro sbdito, confoen que la autoridad de un rey lo convenza. El rey Jacobo, en

    su discurso al Parlamento del ao 1693, se expresa de estemodo:

    Al hacer buenas leyes y ordenanzas, preferir siempre elbien de la poblacin y de toda la comunidad poltica acualquier

    189

  • 8/13/2019 03 John Locke

    6/46

    consideracin particular ma. Considerar siempre la

    prosperidad y el bien de la comunidad poltica como mi mayorbien y felicidad terrenal, que es precisamente el punto en queun rey legtimo se diferencia claramente de un tirano; porquepara ni!, la diferencia esencial y mayor entre un rey justo y untirano usurpador consiste en esto: que mientras el tirano,altivo y ambicioso, cree que su reino y su pueblo existen parala satisfaccin de sus deseos y apetitos desordenados, el rey

    justo y recto, por el contrario, cree que l existe para asegurarla riqueza y los bienes de su pueblo. Y en su discurso delao 1609 al Parlamento pronunci estas palabras: El rey secompromete por un doble juramento a la observancia de las

    leyes fundamentales de este reino; tcitamente, por el hechode ser rey, obligado por tanto a proteger al pueblo y a lasleyes de su reino; de una manera expresa, por el juramentoque prest al ser coronado. Todo rey justo, en un reinoconstituido, est obligado a cumplir el pacto que hizo con supueblo de acomodar su gobierno a las leyes, de conformidadcon aquel otro pacto que hizo Dios con No despus delDiluvio: Desde hoy, y mientras que dure la tierra, no seinterrumpirn las siembras y las cosechas, e/fro y el calor, elverano y el invierno, el da y la noche. Por eso el rey quegobierna en un reino constituido deja de ser rey y degenera

    en tirano as que deja de gobernar de acuerdo con sus leyes.Y un poco despus: Por esa razn, todos los reyes que nosean tiranos, o perjuros, se alegrarn de permanecer dentrode los lmites de sus leyes, y quienes tratan de persuadirlosde lo contrario son vboras, son una pestilencia que los daaa ellos y a la comunidad poltica. Vemos, pues, que aqueldocto rey, que tena idea clara de las cosas, seala comodiferencia entre el rey

    190

  • 8/13/2019 03 John Locke

    7/46

    y el tirano sta: que el uno considera las leyes como lmites

    de su poder, y el bien del pueblo como finalidad de sugobierno, mientras que el tirano lo doblega todo a su voluntady a sus apetencias.

    201. Constituye un error pensar que este es un vicio exclusivode las monarquas. Las dems formas de gobierno puedencaer en l lo mismo que aquellas. Siempre que el poder, quese ha puesto en manos de una o de varias personas para elgobierno del pueblo y para la salvaguardia de suspropiedades, se aplica a otros fines, o se hace uso del mismopara empobrecer, acosar o someter a las gentes a losmandatos arbitrarios e irregulares de quienes lo detentan, se

    convierte inmediatamente en tirana, sin importar que esepoder est en manos de uno o de muchos. Hubo en Atenastreinta tiranos, y en Siracusa uno solo, y en nada leaventajaba el dominio intolerable de los decenviros en Roma.

    202. All donde acaba la ley empieza la tirana, si se falta a lales en dao de otro. Quien ejerciendo autoridad se excede delpoder que le fue otorgado por la ley, y se sirve de la fuerzaque tiene al mando suyo para cargar sobre sus sbditosobligaciones que la ley no establece, deja, por ello mismo, deser un magistrado, y se le puede ofrecer resistencia, lo mismoque a cualquiera que atropella por la fuerza el derecho deotro. Eso es aceptado cuando se trata de autoridadessubalternas. A quien tiene autoridad para detenerme en lacalle le puedo ofrecer la misma resistencia que a un ladrn oa un salteador si trata de entrar a la fuerza en mi casa paraejecutar una orden de detencin, aunque yo sepa que vienearmado del mandato judicial y

    191

  • 8/13/2019 03 John Locke

    8/46

    de la autoridad legal suficientes para arrestarme fuera de mi

    casa. Me gustara que alguien me informase de por qu no hade ser ese derecho tan vlido cuando se trata del ms altomagistrado, tal y como lo es con el de nfima autoridad.Parecer razonable que el hermano mayor, por el hecho deposeer la parte mayor de las riquezas de su padre, tengaderecho a llevarse una porcin cualquiera de lo quecorresponde a sus hermanos ms pequeos? O que unhombre rico, que es dueo de toda una regin, se apodere,cuando se le antoje, de la casita y del jardn de su convecinopobre? El ser legtimo dueo de gran poder y riquezas,enormemente superiores a los que poseen la mayor parte de

    los hijos de Adn, no constituye una excusa, y mucho menosuna razn, para el despojo y la opresin: porque despojo yopresin es atentar ilegalmente contra el derecho de otro, yesa condicin del ofensor los agrava enormemente. El abusarde la autoridad que se tiene no est mejor en un altofuncionario que en uno de pequea categora: no resulta ms

    justificable en un rey que en un guardia de polica. Alcontrario, es mucho ms grave en el primero, porque, alconfirsele una misin ms importante, se supone que,debido a su educacin superior y a sus consejeros, sabrmejor lo que se hace y tendr menos motivos de hacerlo, ya

    que se encuentra muy aventajado sobre el resto de sushermanos.

    203. Se puede, segn eso, resistir a los mandatos de unmonarca? Se puede ofrecer esa resistencia en cuantasocasiones cree uno haber sido perjudicado y tambin cuandosupone que el monarca se ha conducido injustamente con l?Eso ofrecera el peligro de desquiciar y de trastornar todas lassocie-

    192

  • 8/13/2019 03 John Locke

    9/46

    dades polticas, haciendo que, en lugar de la autoridad y el

    orden, rigiesen en ellas nicamente la anarqua y eldesconcierto.

    204. He aqu mi contestacin: nicamente debe oponerse lafuerza a la fuerza injusta e ilegal. Quien en cualquier otrocaso opone resistencia, atrae sobre s mismo la justa condenacin de Dios y de los hombres. No se seguirn, porconsiguiente, los peligros y el desorden que con tantafrecuencia suelen apuntarse. Y eso, por las siguientesrazones:

    205. Primera: Hay pases en que la persona del monarca essagrada por norma expresa de la ley, y mande lo que mandeo haga lo que haga, su persona permanece siempre acubierto de toda discusin o mal trato, no pudiendo sufrirviolencia alguna. ni ser objeto de ce